25 de mayo de 2021

Semillas Chungas 2/2

 


Para muchas personas son elementos de nuestra naturaleza humana, o animal...

Pero según mi hipótesis sucede que en ciertas personas, por la razón que sea, las defensas psíquicas están bajas, o han estado bajas, y estos defectos latentes, que he llamado demonios con toda la intención, dejan de ser semillas y se convierten en árboles gigantes que nublan la mayor o menor conciencia del afectado. El afectado se vuelve loco, o hace locuras sin tener conciencia de las consecuencias de sus actos.

Así pues, probaría con exorcismos en personas dementes para demostrar esta hipótesis. Haría exorcismos paralelos a otros procedimientos farmacológicos o médicos, junto a grupos de control con parámetros diferentes. No soy la persona indicada para organizar presuntos exorcismos, pero a buen seguro que hay expertos en los procedimientos a seguir. Evidentemente se podría ayudar a estas personas "poseídas", sin llevar a nadie a la hoguera con su cuerpo físico . No se trata de asesinar endemoniados. Se sobreentiende que estamos ayudando a personas.

También aplicaría estos procedimientos en personas con poder sobre otros , por el dolor que pueden generar estos psicópatas , o “poseídos”, con sus locas instrucciones sobre los subalternos. Hay mucha filmografía sobre endemoniados. Hasta DC Comics tiene un personaje llamado, curiosamente, Constantin. Quizás sea algo real que puede revolverse con recursos disponibles. Quizás sea posible más allá de las leyes del karma.

Ahí dejo estos argumentos apoyados en la franqueza más absoluta. Esta hipótesis, que he puesto en negrita, es demostrable en la práctica. ¿Acaso no ha habido endemoniados en el pasado? ¿Por qué no en el presente? ¿Por qué no en el futuro? Las sociedades humanas cada vez son menos espirituales. La espiritualidad va importando cada vez menos. ¿Por qué va menos gente a misa? ¿Qué tiene que ver la jerarquía católica, por ejemplo, con la vida seglar de los católicos, o con su vida como creyentes? Algo está ocurriendo, y no me gusta un pelo.

Evidentemente la espiritualidad no tiene porque ser exclusivamente católica. Existen muchas religiones, algunas llamadas erróneamente sectas, que pueden resolver este teórico problema y ofrecer soluciones prácticas. En la gnósis, por ejemplo, se habla de disolución , incluso , eliminación de los egos. Pero se trata de un autoprocedimiento basado en la oración y en las peticiones como pasa , por ejemplo, en los arrepentimientos de Sophia dentro de Pistis Sophia. Desconozco en estos momentos si pueden ser externalizados procedimientos de exocismo. No tengo idea, pero si sé que existen procedimientos y técnicas en la Iglesia Católica.

Conozco más hipótesis sobre estos “entes demoníacos” que se enganchan a personas enfermas o con problemas. Pero no voy a entrar en esas hipótesis ,que algunos llaman tesis sin presentar pruebas. Quizás tengan razón, pero no voy a hacer más extensa esta reflexión de hoy. Saludos y buenos deseos.


Semillas Chungas 1/2

 


Recientemente , dado que cuido abuelos para ganarme el pan, me he estado planteando una posibilidad turbadora. Dado que este entorno pretende ser , básica y teóricamente, de libre expresión, voy a enunciar mis argumentos sin ánimo de molestar o insultar a alguien, o a nadie, claro.

Llevo ya más de tres años cuidando abuelos con demencias de un tipo u otro: ELA lenta y depresión con alzheimer presumible e incipiente. La historia es que en base a mis observaciones diarias , y padecimientos, se me ha ocurrido pensar, en unos tiempos donde la espiritualidad roza bajos históricos, que muchas de las demencias de las personas que llegan a la tercera edad, o anteriores, pueden deberse a problemas neurológicos acompañados de entes perversos.

¿Qué quiero decir?

Pues muy sencillo. Que harían falta exorcismos acompañados junto a otras terapias para los casos de demencias diagnosticadas.

Si algo he aprendido es que se puede justificar casi todo si se tienen argumentos aparentemente lógicos llenos de ciertas emociones colaborativas, entiéndase eso que llaman postverdad. La postverdad ,y sus corolarios, está muy de moda en estos momentos. A veces , ante tanta parcialidad intencionada o sesgos evidentes, dan ganas de vomitar. Bueno. En base a esta filosofía no me asusta expresar lo que estoy expresando, ni lo que voy a expresar a continuación.

Según los pequeños conocimientos esotéricos que voy adquiriendo, apoyados en Pistis Sophia y otros documentos; en base a mi pequeña capacidad de reflexión; y en base a mi historia personal entre homínidos ... Entiendo que lo que llamamos demonios pueden ser entes parásitos que pululan a nuestro alrrededor y que enraízan y crecen cuando el ser humano está débil. Estos entes son autodectables en cualquiera de nosotros. Cualquiera , a mi entender, es capaz de percibir dentro de si mismo la envidia, los celos, el orgullo, la vanidad, la avaricia, la venganza, el odio,...Que son fáciles de detectar cuando uno se auto-observa un poco. A mi me resulta bastante fácil detectar estos entes dentro de mi, que algunos llaman defectos psicológios, otros eneagramas, algunos naturaleza interna, otros genes egoístas, otros humanidad... etcétera.

23 de mayo de 2021

Pistis Sophia 57.3: Séptimo arrepentimiento.

 


Cuando Jesús dijo esto a sus discípulos, Tomás se adelantó hasta él y dijo: “Mi Señor, yo soy sensato, completamente sensato, y mi espíritu está listo. Me regocija en extremo lo que has revelado. Yo, ciertamente, he sido paciente con mis hermanos hasta ahora; para no irritarte, los he dejado que cada uno viniese hasta ti y dijera su solución a cada arrepentimiento de Pistis Sophia. Ahora y por tanto, mi Señor, diré yo que, por lo tocante a la solución del séptimo arrepentimiento de Pistis Sophia, tu luz poder profetizó ya , a través del profeta David, en su salmo veinticuatro, como sigue:”

Bueno, es el breve momento de reflexión Carenada alrededor de este texto copiado y cuyo significado para mi, para un bicho como otro cualquiera entre muchos que se creen dioses, es:

- A nivel interior, que constituye la principal visión gnóstica de este precioso documento, aún hay resistencias dentro de Sophia. Su mundo interior aún sigue en los infiernos y sigue pidiendo apoyo y perdón. Los arcontes, bajo esta visión, deben ser considerados como colaboradores duros o “cañeros” que quieren el auténtico cambio en la protagonista que no es otra que Sophia, o el alma , o la chispa divina, que todos llevamos dentro de nosotros mismos. Liberar la chispa divina de los egos interiores, o demonios, es el objetivo de todo buen gnóstico que se preste. Sinceramente se trata de una lucha titánica, siquiera desde fuera. Desde el palco del estadio de la podredumbre establecida, observada y padecida.

- Exteriormente escribiendo lo que más me incomoda es la acción de los arcontes que antes que ayudar, complican el trabajo de Sophia. Son desagradables y su celo , gran defecto tenga quien lo tenga, debería ser controlado por arcontes superiores o de mayor rango. Cuando lo mandos intermedios se dejan dominar por sus bajezas, se hace necesario un cambio inmediato. Alguien debería llamar su atención para que dejasen de acosar a Sophia. Bien es verdad que Sophia cayó en la trampa de Obstinado porque ella no era perfecta, y sigue sin serlo, pero ya ha sufrido suficiente. Va siendo hora de recuperar su estatus con la lección aprendida.

-Filosóficamente me sigue gustando la constancia de Sophia, su entrega, y la lucha por su sueño de mayor iluminación. Genial. Se trata de un asunto muy respetable y muy humano. Aunque moleste, una deportista de élite lucha por llegar a la medalla, Sophia hace lo mismo para mejorar su relación con la Luz Divina, o creadora ,o absoluta. A fin de cuentas lucha por mejorar su condición, por aumentar su nivel de conciencia, por incrementar su luz interior, por ser mejor. En resumen lucha por mejorar y eso, sinceramente, me encanta. Ojalá lo consiga de verdad.


Pistis Sophia 57.2: Séptimo arrepentimiento.

 


Y en cuanto a mis poderes, que me han disminuido por el miedo de las emanaciones materiales de Obstinado, los sacará poco después de tu mandato, y mostrará esos poderes en mi, que han disminuido debido a lo impío, en su conocimiento.

Pues todos los conocimientos de la Luz son medios de salvación y misterios para todo aquel que busca las regiones de su herencia y sus misterios. Por el misterio de tu nombre, ¡oh Luz! , perdona mi transgresión que es grande.


A todo aquel que confíe en la Luz, ella le dará el misterio adecuado.

Y su alma habitará las regiones de la Luz y heredará su poder, el Tesoro de la Luz.

La Luz da fuerza a los que tienen fe en ella; y el nombre de su misterio pertenece a los que confían en ella. Y esta les mostrará la región de la Herencia, que está en el Tesoro de la Luz.

Mas yo he tenido siempre fe en la Luz, pues ella librará mis pies de las ataduras de las tinieblas.

Atiéndeme, ¡oh Luz! , y sálvame, pues en el caos me quitaron mi nombre.

Debido a todas las emanaciones, mis aflicciones y mi posesión se han multiplicado en exceso. Sálvame de mi pecado y de esta obscuridad.

Mira mi pesar y mi angustia y perdona mi pecado.

Vigila a los regidores de los doce aeones, que me detestan por celos.

Cuida de mi poder y sálvame, y no me dejes permanecer en las tinieblas, pues he tenido fe en ti.

Ellos se han mofado de mi poder por haber tenido yo fe en ti, ¡oh Luz!

Ahora y por tanto, ¡oh Luz! .salva mis poderes de las emanaciones de Obstinado, por cuya culpa estoy angustiada.

“Ahora pues, el sensato, que lo sea”.

18 de mayo de 2021

Pistis Sophia 57.1: Séptimo arrepentimiento.

 


Capítulo 46

El arrepentimiento de Sophia aún no es aceptado. De ella se burlan los Arcontes.

Y Jesús dijo: “Bien hablado María”.

Y Jesús continuó su discurso diciendo a sus discípulos: “Sucedió, cuando Pistis Sophia terminara de expresar su sexto arrepentimiento para el perdón de su transgresión, que se volvió de nuevo a la altura para ver si sus pecados le habían sido perdonados, y para ver si se la conduciría fuera del caos. Pero por mandato del Primer Misterio, todavía no fue escuchada de manera que su pecado le fuera perdonado y ella fuese conducida fuera del caos. Al volverse a la luz para ver si su arrepentimiento era aceptado, vio todos los regidores de los doce aeones, burlándose de ella y regocijándose por no haber sido aceptado su arrepentimiento. Al verlos burlarse de ella, se dolió muchísimo y elevó su voz a la altura, en un séptimo arrepentimiento diciendo:”

Séptimo arrepentimiento de Sophia

¡Oh Luz!, he elevado mi poder hacia ti, mi luz. En ti he tenido fe. No permitas que se mofen de mí, no dejes que los regidores de los doce aeones, que me odian, se regocijen a causa mía. Pues todo aquel que tenga fe en ti, no será puesto en vergüenza.

¡Oh Luz! , muéstrame tus maneras y en ellas seré salvada; y muéstrame tus caminos por los que seré sacada de este caos.

Y guíame en tu luz, y déjame saber, ¡oh Luz!, que tú eres mi Salvador. En ti confío todo el tiempo.

Apresúrate a salvarme ¡oh Luz! ,que tu merced perdure para siempre.

En cuanto a la transgresión que cometí desde el principio, en mi ignorancia, no la pongas en mi cuenta, ¡oh Luz! , sino sálvame a través de tu gran misterio del perdón de los pecados debido a tu bondad, ¡oh Luz!

Pues buena y sincera es tu Luz y por ello me dará la manera de ser salvada de mi transgresión.