30 de abril de 2021

Pistis Sophia 56.1: Interpretación de María.

 



María interpreta las palabras de Jesús


Y cuando Jesús concluyó de hablar estas palabras, dijo a sus discípulos: “¿Entendéis la manera en la cual os hablo?”

Y dijo María: “Sí Señor, he comprendido lo que has dicho. Concerniente a tus palabras has dicho: A la disolución de la Mezcla entera tú tomarás tu asiento en una luz poder y tus discípulos, o nosotros, nos sentaremos a tu derecha, y tú juzgarás a los dioses tiranos que no han renunciado a la purificación de su luz, y el sabio fuego los morderá hasta que renuncien a la última luz en ellos; sobre esto, pues, tu luz poder, profetizó anteriormente a través de David, en su salmo ochenta y uno, diciendo:

”Dios se sentará en la asamblea sinagoga de los Dioses y juzgará a los Dioses”.”

Ahora me remito al salmo 81 de la Biblia de Jerusalén y puedo leer lo que sigue:


Contra los príncipes paganos


Dios se levanta en la asamblea divina, en medio de los dioses juzga:

“¿Hasta cuándo juzgareis inicuamente, y haréis acepción de los impíos ?

¡Juzgad en favor del débil y del huérfano, al humilde, al indigente haced justicia; al débil y al pobre liberad, de la mano de los impíos arrancadle !”

No saben ni comprenden; caminan en tinieblas, todos los cimientos de la tierra vacilan. Yo había dicho: “ ¡Vosotros, dioses, sois , todos vosotros, hijos del Altísimo!”

Más ahora , como el hombre moriréis , como un solo caeréis, príncipes.

¡Álzate, oh Dios, juzga a la tierra, pues tú eres el señor de todas las naciones!

Antes de seguir con Pistis Sophia voy a analizar este trocito de texto susodicho.

Desde el punto de vista interior, que constituye el principal frente de todos los gnósticos , dado que están enfocados en el universo interior para mejorar su universo y por efecto dominó, mejorar el universo exterior. El cristo íntimo juzgará a los dioses tiranos , o demonios interiores, usando el fuego sabio. Evidentemente, ayudará a disolver nuestros monstruos interiores que son entes que se alimentan con nuestros defectos: envidia, celo, orgullo, lujuria, avaricia, etcétera son algunos de sus nombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario