25 de abril de 2021

Pistis Sophia 55.10: Ley, Justicia, y fuego sabio.

 


7)Sumisión y discreción van de la mano. La sumisión está amparada en no toserle a los que están arriba y toser, cuando es necesario, a los inferiores para que la jerarquía esté clara en todo momento. La idea de democracia, por ejemplo, no tiene ningún sentido en este tipo de sociedad de “extracción” de recursos.

La discreción también es necesaria para no esparcir trapos sucios que puedan desengrasar la maquinaria que está en marcha. La discrección solo desaparece cuando hay que concentrar los ataques , entiéndase culpas, en un chivo expiatorio que sea necesario en algún momento del proyecto.

Estos puntos clave no son ninguna novedad. Se observan en la política de recursos humanos de muchas empresas, en todos los partidos políticos, en la jerarquía eclesiástica de muchas religiones del mundo , y, a modo de curiosidad, en muchísimas series de televisión donde subyacen estas estructuras dentro de los guiones que se desarrollan. En las series van apareciendo fisuras en la jerarquía, unas fisuras que dinamizan las relaciones entre los personajes mientras la historia fluye. Pero en la realidad no es tan sencillo pues las fisuras implican que esa persona desaparezca del proyecto con sus “condecoraciones” de chivo expiatorio y corolarios. El ejemplo del PP, que mencioné anteriormente, sería que :Todo ha sido un montaje e invención del sr. Bárcenas. Quiero aclarar, nuevamente, que este ejemplo no supone que los demás partidos políticos españoles estén limpios...¡Cortijos hay muchos! ¡Ojo!¡Perro! ¡Muerde!

Para ir terminando todo lo que me ha sugerido la idea de “fuego sabio”, desarrollo este párrafo que sigue antes de continuar con el precioso libro de título: Pistis Sophia.

Evidentemente el “ fuego sabio” debería aplicarse en honor a la verdad, y no en honor a la venganza. Debería aplicarse sobre los grandes ladrones y sinvergüenzas de todo color político, e historia personal. Sería, a mi entender, dejarlos desnudos ante la opinión pública para que se supiera de sus pillajes, técnicas, y delitos, de todo tipo y calaña. Un procedimiento público en el cual los jueces amigos , o los compromisos adquiridos de agradecimiento de carácter endémico y endogámico, no pudiesen hacer nada para salvar tanta hez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario