28 de marzo de 2021

Pistis Sophia 55.7: Ley, Justicia, y fuego sabio.

 

Hay que tener en cuenta que el “proyecto” es a medio plazo, porqué si no es así no puede ejecutarse. Además, no debe depender del color político que esté en el poder en cada momento, si no que debe estar supeditado a las leyes vigentes en la actualidad y a medio plazo. Si durante el proceso de ejecución surge el peligro de una ley que no interese al “proyecto”, una de las contramedidas pasa por los jefes máximos que deben impedir que esa ley se desarrolle, o , si no pueden, deben retrasarla todo lo posible. Para estas ocasiones el “super jefe” debe tener contactos suficientes, y dinero o capacidad de hacer favores, para sugerir el bloqueo a los títeres del momento. Normalmente, el bloqueo será suficiente por que estas herramientas las utilizan todos los miembros de los diferentes partidos que han estado en el poder. Digamos que: tu mierda es mi mierda, y mejor nos quedamos como estamos. Así todos podemos seguir ganando cuartos más allá de la ley, y con estrategias y tácticas bien parecidas.

Evidentemente, recordando a mi amigo Eme, es verdad que los políticos en ejercicio están muy controlados durante la ejecución de su cargo, pero eso no quita que existan subterfugios ,más allá de la legalidad , que permitan iniciativas como la que narro. Sobre todo ,poco después de abandonar el poder.

Un ejemplo sencillo de contramedida urgente es” El caso de la caja B del PP”, que parece que es una mentira del Sr. Bárcenas. Fue un ejercicio que se escapó de control y ha necesitado chivos expiatorios evidentes. Es gracioso que nadie , ni Rajoy ni Aznar, sepan nada del asunto. Es para reírse eternamente. Ya pasó algo pareciendo con el caso del marido de la infanta , y con la infanta que no sabía nada. Son ejemplos evidentes de falta de justicia, y de chivos expiatorios de facto.

Evidentemente, el chivo expiatorio es lo que es. No se trata de que sea un santo o no. Su función es recibir el impacto de la culpa cuando el proyecto , por una razón o la siguiente, se tuerce. Hallado el culpable, se acabó el juicio y, por defecto, el escándalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario