4 de marzo de 2021

Pistis Sophia 55.3: El fuego sabio.

 

Exteriormente escribiendo es un texto muy jugoso. El salmo que expresa Andrés ,el 129, no tiene desperdicio. Resulta muy interesante, y más aún cuando lo leo desde las dos versiones de las que dispongo. Versiones ya indicadas en esta otra entrada: https://www.constantinocarenado.info/2020/12/pistis-sophia-538-buscare-el-contraste.html y en la posdata de este texto actual.

Desde la Biblia de Jerusalén el salmo va dirigido al señor Yahveh. Desde mi punto de vista un Dios menor o, incluso, un Arconte mayor de la alta jerarquía. En este salmo David pide ayuda y justicia para con su necesitado pueblo. Tiene fe en que Yahveh rescatará al pueblo de Israel de su culpa, de su pecado.

Desde el libro de Samael el salmo es más suave y genérico. No escribe sobre Yahveh, si no sobre el Señor. La oración es una petición abierta de ayuda piadosa coherente con la de la Biblia de Jerusalén. Y, evidentemente, más allá del salmo 129 las palabras del Cristo hacia Andrés son impresionantes. Cuando el Cristo promete a Andrés que ordenará el fuego sabio sobre los tiranos, se me pone la carne de gallina. Aunque un servidor sea un claro pecador, hasta de la pradera, leer sobre aplicación de justicia divina me anima a seguir mi camino, sea cual sea dicho sendero. Me hace tener esperanza en un futuro mejor, un futuro donde los tiranos exteriores, esos que causan mal ajeno sabiéndolo o no, recibirán un juicio y serán consumidos por el fuego sabio. La idea de un “fuego sabio” es magistral porque va más allá de las leyes, o las normas, y se une a la idea de justicia auténtica o, porqué no, justicia divina.

Posdata: Referencias bibliográficas usadas en esta saga de nombre Pistis Sophia:

1) Colección Pegaso. SAMAEL AUN WEOR .Pistis Sophia develado2017.

2) Biblia de Jerusalén (ISBN 84-330-Q283-X y depósito legal BI-799-93).

No hay comentarios:

Publicar un comentario