23 de febrero de 2021

Informe Careagua 11. Metáfora explicativa 2. Reflexión.

 

La calefacción diésel supone un intervalo de consumo diario que oscila entre los 20 y 30 litros según la temperatura del agua que se le indique a la caldera. Suponiendo un coste medio del litro de diésel en 60 céntimos, estamos hablando de un coste de 12 a 18 euros por día sin tener en cuenta las presumibles oscilaciones del precio del diésel para calefacción, o diésel C que, para más inri, es un diésel sucio que suele obstruir el inyector con el coste de mantenimiento consecuente de la caldera. Según dicen los rumores, la razón es la parafina que lleva este diésel en cuestión, o diésel C.

Calentar la casa durante cien días, por ejemplo, es hablar de 1500 euros como mínimo si la temporada dura cien días, circunstancia improbable. Por eso indiqué unos totales mayores en la entrada inmediata a esta. 

Dos mil Euros, o 1500 €, es una cifra con la que una familia podría pagarse unas pequeñas vacaciones en algún lugar de evasión.

La calefacción con carbón coke, derivado del petróleo, baja el coste por temporada. Dado que una temporada necesita 2000 kg como mínimo o, lo que es lo mismo a sabiendas de que el kilo cuesta 0,27 euros, 540 euros , está claro que reducimos costes pero a costa de trabajo propio pues es necesario ir rellenando la caldera, dado que en la mayoría de los casos la caldera de carbón es básica. En este entorno ya escribí sobre los pormenores de una caldera de carbón. Una tecnología antigua que funciona bastante bien y que requiere cierta atención permanente, cosa que no sucede con la caldera de diésel y, supongo, que tampoco sucede con la caldera de gas natural. En definitiva, a mayor comodidad mayor coste.

Pues siguiendo estos principios , o extrapolando conceptos, mi idea es hacer algo parecido con la electricidad. Poder pasar de las corporaciones ,o intermediarios, cuando necesitemos electricidad para nosotros mismos, para cubrir nuestras necesidades energéticas en cualquier lugar razonable, y con un coste bajo y auto-regulable. Es decir, me gustaría ayudar a que las personas fuesen libres cuando quisieran acceder a una necesidad moderna llamada electricidad. Que quieren pagar, que paguen. Que no quieren pagar, o no pueden, que puedan autogenerar su energía a bajo coste , o a bajísimo coste. Ya está bien de pasar por taquilla si o si.

No hay comentarios:

Publicar un comentario