31 de enero de 2021

Informe Careagua 9 . Fusión y codicia. Reflexión.

 

Tras estas preciosas palabras de Tagle se me ocurren unas posibilidades oscuras, o “conspiranoicas” , detrás de la falta de investigación en la fusión fría electrolítica:

1- A corto plazo no interesa una tecnología económica con la que conseguir grandes cantidades de energía a nivel de auto-consumo. La energía, como fuente de riqueza económica para algunos , interesa más que esté centralizada. Con la energía eólica y fotovoltaica (huertos solares) se flexibilizó la generación y distribución a costa de justificar inversión pública e imagen pública y política desde Europa, que sabe muy bien que la dependencia del petróleo es cruel o, como mínimo, económicamente dura.

Muchos de los campos eólicos, que no todos, están tan lejos de una red de distribución preparada para absorber su potencia que , hace unos años, había dificultades de distribución. Las redes de distribución eléctricas fueron diseñadas para distribuir desde la central eléctrica más cercana, y no para recibir más potencia en su recorrido de distribución. A fecha de hoy, ignoro si han resuelto este problema. Conseguir mucha potencia de generación con eólica y fotovoltaica es difícil, aunque no imposible -evidentemente-. La generación de mucha potencia eléctrica sigue estando muy centralizada, y sigue habiendo bastante lucro centralizado, o enriquecimiento de unos pocos antes que de muchos.

2-Si la idea tokamak se desarrolla finalmente. Seguirá manteniéndose la centralización de la producción energética de envergadura. Todo, en cierta forma y manera, seguirá igual. Las empresas semejantes a la japonesas, que son más coherentes que el resto de las compañías del mundo, solo tendrán que hacer cambios en sus centrales para que todo, en cierta forma y manera, siga igual. Para que ellas sigan ganando dinero sin haber realizado mucha inversión. 

Sin lugar a dudas, interesa que a medio plazo la gran producción de energía eléctrica continúe centralizada y , evidentemente, controlada. Con la centralización no tendrán nada que hacer los pequeños productores. Hasta que los tokamak puedan pasar a la idea de auto-consumo, pasarán muchas décadas de ganancias. Este asunto es una cuestión de codicia básica.

Repito que el comportamiento corporativo más coherente es el japonés. Les aplaudo desde aquí, desde este entorno marginal.

Conclusión carenada: Para terminar, unas consideraciones finales sobre el asunto analizado durante las últimas entradas. Creo, como se dice en muchos entornos filosóficos y sociales, que es necesario un cambio de paradigma. Y el cambio de paradigma surge desde el autoconsumo y desde la auto-producción de energía segura, económica ,abundante, y barata. Voy a poner un ejemplo muy sencillo , aunque un poco largo de desarrollar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario