20 de diciembre de 2020

Pistis Sophia 54.2: Pedir y Orar funcionan.

 

1) Interiormente solo puedo decir que el universo íntimo de todo homínido está dominado por sus demonios, en caída o en ausencia de luz, y que puede ser mejorado desde la oración a los hermanos del cosmos, desde la constancia en dicha petición, y desde la esperanza en que vamos a ser ayudados. Aquí surge, por su redundancia respecto a arrepentimientos anteriores, el paralelismo entre la oración y el arrepentimiento porque orar supone, entre otras cosas, tomar conciencia de los errores o pecados que, a la postre, son conceptos casi sinónimos. La toma de conciencia es una condición necesaria para que el arrepentimiento pueda darse, para que el cambio y la transformación puedan surgir desde lo más caótico que hay dentro de los bichos humanos. Resulta muy interesante que la Luz comience a perdonar a Sophia. Evidentemente, el arrepentimiento y la oración están funcionando.

2) Exteriormente está claro que la petición de ayuda es la condición necesaria para poder ser ayudado. Si no pedimos ayuda, la ayuda no puede llegar. Esto parece de perogrullo pero es necesario expresarlo.

También entiendo que la luz tiene compasión de nosotros, nos guía, y nos perdona bajo ciertas condiciones. Tras decenas de peticiones y oraciones de Sophia , la Luz comienza a perdonarla. Y eso resulta amable y esperanzador.

Resulta tentador argumentar que el ejercicio de los poderes del alma está vinculado con la existencia de luz, o de energía luminosa. Y esto me hace recordar ideas anteriores :

-Dimensiones arriba hay más luz, y dimensiones abajo hay menos luz.

-Dimensiones arriba hay menos masa, y dimensiones abajo haya más masa.

-Dimensiones abajo el tiempo es más lento, respecto a nosotros.

-Dimensiones arriba el tiempo es más rápido, respecto a nosotros.

3)Reflexión Carenada.

Mi compañera de camino se encarga de recordarme con frecuencia que Pisti Sophia está enfocada en la búsqueda del Cristo Íntimo. Sophia es al alma embotellada entre demonios que la hacen sufrir. Liberar el alma es incrementar la luz interior o , simplificando, conseguir la Iluminación Interior. Evidentemente, para conseguir ese aumento de la Luz Interior hay múltiples procedimientos que, dada mi ignorancia, forman parte de técnicas extendidas , como la oración y/o meditación , y técnicas menos conocidas como el arcano. No soy quien para analizar la eficacia y eficiencia de todos estos procedimientos. Sinceramente, tengo poca idea pero sí puedo opinar que defiendo , en estos momentos, la oración y la meditación como herramientas muy constructivas y equilibradoras del universo exterior (nos permiten tolerar los actos de terceros y pedir responsabilidades emocionalmente neutras) y, evidentemente, del universo interior (nos permite conocernos y mejorarnos a través de la voluntad). Estas dos herramientas conocidas, oración y meditación, me han permitido vislumbrar demonios propios y ajenos, ver que ni somos tan buenos, ni somos tan malos. Ver que simplemente somos, y hay que depurar , o minimizar, lideres irresponsables llenos de ceguera y vanidad. Evidentemente, la depuración debe ser por medios pacíficos. ¡Ojo! ¡Perro! ¡Muerde!

No hay comentarios:

Publicar un comentario