11 de diciembre de 2020

Pistis Sophia 53.6: Algunas leyes físicas.

 

2-Exteriormente escribiendo.

Es necesario pedir perdón, y arrepentirse, cuando se mete la pata con los demás, donde está incluido Dios y , por definición, están todos los seres de este espacio-tiempo en que vivimos.

Una oración puede estar enfocada en lo que se considere necesario. En este caso, en este tramo de texto, David , que parece ser el que habla, reconoce su miseria y pide perdón , además de pedir ayuda a Dios (que en su caso es Yahveh). También aparece la idea de destrucción de lo malo que hay en nosotros, y del mal que hay fuera. Que Dios nos ayude a destruir el mal que habita en nosotros, en cada uno, y el mal que existe en los demás homínidos. Esta idea de destrucción nunca me ha gustado ; me atrae mucho más la idea de transformación, mutación, o cambio pero esto no deja de ser un deseo carenado, antes que otra cosa. Para esta visión “reconstructiva” de las cosas me remito a varias leyes naturales que dictan más o menos lo que sigue:

a)En todo sistema, la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

b)En todo sistema la energía total se conserva = Ley de la conservación de la energía. Cosa que solo significa que al cambiar el sumatorio total de todas las energías en juego que hay en un sistema cualquiera, la energía total se mantiene constante. ¿Qué quiero transmitir? Pues que como todas las energías solo se transforman, lo importante es transformar porque no podemos destruir la energía en sí, aunque nos parezca posible desde una visión macroscópica de las cosas, sobre todo cuando son “energías negativas, tóxicas o perjudiciales para los demás”. Desde mi visión de las cosas no nos queda otra.

c)Allí donde hay oscuridad es porque no hay luz. Idea, que casi es ley, que me ofrece mi compañera de camino con mucha frecuencia. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario