9 de noviembre de 2020

Pistis Sophia 51.2: Juan , David y Sión.

 

Él ha tomado en cuenta la oración del humilde y no ha despreciado sus súplicas.

Esto será registrado para otra generación, y el pueblo que será creado alabará al Señor.

Porque él ha mirado hacia abajo desde el cielo, sobre la tierra.

Para escuchar los gemidos de aquellos encadenados, para liberar a los hijos de aquellos que están muertos.

Para proclamar el nombre del Señor en Sión y su glorificación en Jerusalén.

Esto, Señor, es la solución del misterio del arrepentimiento que Pistis Sophia expresara.

¡Guauuu! Este capítulo 40 es tremendo. Es bastante interesante, siquiera para mi.

Inicio la secuencia de interpretaciones desde las diferentes perspectivas recientemente normalizadas en este triste entorno.

1- Interiormente escribiendo. Soy incapaz de interpretar lo que significa Sión pues David pide al Señor que aparezca y tenga piedad de ella. Piensa que hará todo esto, y más, porque el Señor ha tomado en cuenta la oración del humilde y no ha despreciado sus súplicas...Definitivamente me pierdo. En este capítulo no veo nada que pueda extrapolarse al universo interior. Exteriormente , o filosóficamente, puedo realizar conjeturas. Expreso dichas interpretaciones en los apartados siguientes. A nivel interior no sé que escribir. Lo siento. Saludos.

2- Exteriormente escribiendo. Juan , tal como los últimos discípulos , lo relaciona con la antiguas escrituras y se marca una estupenda pirueta. Parece que todos los discípulos conocen muy bien las antiguas escrituras , pues lo van demostrando sucesivamente en sus intervenciones.

Juan se remite a David , al salmo CI que es, sinceramente, un documento que está dirigido a Yavé. Un Señor que antes que un ente semejante al Cristo, es un poderoso ente vengativo y mosqueado. Intento explicarme mejor, para evitar ambigüedades. Que escriba esto no busca la ofensa si no la opinión libre. El Dios de las antiguas escrituras es bastante cruel y , evidentemente, eso se debe a que no es un Cristo si no un “Obstinado” o un “Arconte” de alto nivel. Un rey, un señor. Un jerarca cabreado. No puedo dejar de intrepretarlo así desde su actitud conocida y escrita. No me gusta un pelo que David diga: “Y las naciones temerán el nombre del Señor y los reyes de la tierra temen tu soberanía” . ¿Temer? ¿Tener miedo? ¿Meter miedo a otros? Uffff Ya estamos con lo de siempre. :(


No hay comentarios:

Publicar un comentario