9 de noviembre de 2020

Pistis Sophia 51.1: Juan , David y Sión.


 Capítulo 40

Juan pide y recibe permiso para hablar

Sucedió entonces, mientras Jesús pronunciaba estas palabras, que les dijo: “ Este es el cuarto arrepentimiento que expresara Pistis Sophia; ahora, por tanto, dejad que aquel que entendiera, entienda”. Y ocurrió entonces, al decir Jesús estas palabras, que Juan se adelantó, adoró el pecho de Jesús, y le dijo: “Mi Señor, ordéname y permíteme decir la solución del cuarto arrepentimiento que Pistis Sophia expresara”.

Y Juan respondió diciendo:”Mi Señor y Salvador, por cuanto a este arrepentimiento que Pistis Sophia expresara, tu poder luz, que estuvo en David, lo profetizó hace tiempo en el Salmo centésimo primero: ”

Juan interpreta el arrepentimiento con el Salmo CI

Señor, presta oído a mi súplica y deja que mi voz llegue a ti.

No vuelvas tu rostro a mí; inclina tu oído hacia mí el día que esté oprimido; préstame oído pronto el día que clame por ti.

Pues mis días se desvanecen como el humo y mis huesos están secos como la piedra.

Estoy agostado como el pasto y mi corazón está seco; pues he olvidado comer mi pan.

Desde la voz de mis gemidos mis huesos hienden mi carne.

Soy ahora como un pelícano en el desierto. Me he convertido en un búho de la casa.

He pasado la noche en vela; me he convertido en gorrión solitario en el tejado.

Mis enemigos me han vilipendiado durante todo el día y quienes me honraban me han injuriado.

Pues he comido cenizas en vez de mi pan y he mezclado mi bebida con lágrimas.

Debido a tu ira y a tu enojo; pues tú me has levantado y derribado.

Mis días han declinado como una sombra y yo estoy agostado como en el pasto.

Pero tu, ¡oh Señor!, tú perduras para siempre, y tu recuerdo en la generación de la generación.

Aparece y ten piedad de Sión, pues el día ha llegado de tener piedad en ella; el momento preciso ha llegado.

Tus siervos han suspirado por sus piedras y tendrán piedad del suelo.

Y las naciones temerán el nombre del Señor y los reyes de la tierra temen tu soberanía.

Pues el Señor construirá Sión y se revelará a sí mismo en su soberanía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario