27 de octubre de 2020

Pistis Sophia 50.2: La pirueta de Martha


Tras una conversación constructiva con mi compañera de camino, que está muy avanzada en asuntos esotéricos relacionados con Pistis Sophia y otros textos bien parecidos, a partir de ahora comentaré mis entendimientos en tres lineas básicas, que especificaré oportunamente en cada fragmento de texto: 1-universo interior, 2-universo exterior y 3-paranoias Carenadas. Muchas gracias.

Y Jesús dio la mano a Martha y dijo: “Bendito todo aquel que se humilla porque de él ellos tendrán misericordia. Ahora, y por tanto, Martha , eres bendita, mas proclama ya la solución de la idea del arrepentimento de Pistis Sophia”.

Martha interpreta el tercer arrepentimiento con el Salmo LXIX

Y Martha respondió a Jesús diciendo en medio de los discípulos:” Por cuanto el arrepentimiento que Pistis Sophia expresara, ¡oh mi Señor Jesús! De él tu poder luz profetizó en David hace tiempo en el Salmo Sexagésimo noveno, diciendo: “¡Oh Señor Dios! Apresura tu ayuda. Permite que sean puestos en vergüenza y confundidos aquellos que persiguen mi alma. Que se vuelvan enseguida y sean puestos en vergüenza quienes de mi ríen. Que todos aquellos que te buscan se alegren y regocijen por ti, y que aquellos que aman tu salvación digan siempre: “Ensalzado sea Dios”

Pero yo soy miserable, yo soy pobre: ¡oh Señor! ,ayúdame, tú eres mi ayuda y mi defensa:¡oh Señor!, no tardes.” Esta es la solución del tercer arrepentimiento que expresara Pistis Sophia cantando alabanzas a la Altura”

1- Interiormente escribiendo. Cantar alabanzas a la Altura , con la oración más sincera, ayuda al alma ante su desventura, ante su caos interior. El alma necesita de la humildad para depurarse, para sanarse, para incrementar su propia luz.

2-Exteriormente escribiendo. La humildad permite eliminar tronos superfluos que hacen perder la perspectiva a todo aquel que los ocupa. Entiendo el refrán que dicta: donde dije: digo , dije: Diego. O una variación moderna, entre muchas: ¡No nos representan! . Incluso una bonita antigüedad: ¡A Dios rogando y con el mazo dando! Sin humildad hay una perdida de perspectiva total en todo aquel que gobierna a un pueblo, o a una comunidad. Actualmente, la humildad lucha contra la vanidad, y la vanidad gana en todos los formatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario