27 de septiembre de 2020

Mafiosos y Delincentes Perpetuos. "Vinateros"

 

La palabra que se me ha estado hincando últimamente en el cerebelo ha sido: “ Vinateros”. Los “Vinateros” son los que compran la uva, o el mosto, para elaborar vinos de todo tipo y valía, y estos señores, que por los visto no son más de media docena, son los reyes del mambo o, entiéndase, unos grandes mafiosos consentidos. Y a continuación, después de este párrafo vomitivo, paso a explicarme un poquito más.

Desde hace más de doce años está congelado el kilogrado de uva. El precio está estancado mientras suben los costos para los agricultores y sube el precio del vino final en cualquiera de sus formatos. Los “Vinateros” se ponen de acuerdo en el precio de compra del kilogrado y el concepto de “libre mercado” se convierte en un esperpento , como muchos otros esperpentos del espacio-tiempo homínido. El libre mercado no existe en la esfera de la uva para fermentación. No es la primera vez que escribo sobre este asunto ni creo que sea la última.

Los viticultores, o productores de uva, han intentado presionar hacia arriba desde diferentes asociaciones y no han conseguido nada. La administración pública, en todas su configuraciones (local, autonómica, territorial doble -diputaciones-, y nacional) parece ser que no puede hacer nada al respecto o, seguramente, no quiere hacer nada al respecto para no levantar ampollas.

Esta temporada de cosecha de uva, vendimia, se ha puesto énfasis en que las cuadrillas respeten normas anticovid y estén dadas de alta desde el primer día de trabajo. Este asunto, pese a que pueda escocer a los viticultores que buscan minimizar gastos, es correcto. Pese a que me puedan acribillar alguna vez por defender esta propuesta, no puedo dejar de decir que estoy de acuerdo con que se respeten los derechos de los trabajadores del campo, sea cual sea su raza , religión, documentación, o nacionalidad .Perfecto. No obstante los viticultores tienen que mirar hacia arriba. Tienen que mirar hacia los “Vinateros”, a ver si los llevan al orden de una vez por todas, en lugar de hacia comportamientos mafiosos justificados de mil y una formas.

Que no quiera darse de alta a los vendimiadores es menos grave que se permitan controles de precio del kilogrado y no pase nada. ¡Señores inspectores! ¡Inspeccionen a los “Vinateros”! ¡Bájenlos de su trono corrupto! Disuelvan la mafia. A ver si pueden acercarse a ellos con una cuadrilla de guardias civiles, tal como están haciendo con las cuadrillas de vendimiadores y sus manijeros o jefes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario