27 de julio de 2020

Normas de Tráfico 3


Hay varias opciones absurdas que mejorarían el acceso a las vías principales desde un carril de aceleración más o menos largo: que todos los vehículos tuviesen la potencia de un formula uno pudiendo alcanzar la velocidad necesaria en dos segundos y veinte metros; o que añadiesen reactores en la parte de atrás de los vehículos para tener una aceleración bestial durante los segundos críticos de incorporación...

Para ir terminando mis tribulaciones sobre el tráfico y sus normas casi imposibles de cumplir voy a esforzarme en razonar en torno a las rotondas y su polémica. Desde mi animalidad, que no es la de muchos que se consideran reyes de la tierra, dioses, o semidioses, el tráfico por las rotondas es muy estresante pues, por una razón u otra, hay rotondas donde no puedes respetar lo que dice la norma y tienes, básicamente , que sobrevivir durante su uso. Las rotondas especialmente polémicas son las que tienen mucho tráfico, poseen más de dos carriles, y presentan un montón de entradas y salidas. Circular por ellas es como resolver un crucigrama con limitación de tiempo y espacio.

La gente no entra a muy baja velocidad. Muchas veces he observado gente que acelera un poco antes de entrar, o que ni siquiera frena, para llegar antes que tu a la rotonda y tener prioridad dentro de ella al haber llegado antes que tú ¡Van lanzados en la incorporación!

Tener que tomar el carril del centro, o aledaños, para poder salir en la tercera salida o más allá es de locos porque al final tienes que tomar el carril de la derecha por el que , fijo, circulará alguien despistado, alguien que va a salir por el mismo sitio que tu, o alguien que está buscando tu carril para salir más adelante. Resumiendo, la circulación por rotondas es teóricamente sencilla pero compleja en su ejecución. Cuando tiene más de dos carriles y mucha circulación es realmente complicada de usar. Ignoro el numero de accidentes anuales que genera, pero seguro que hay información en las bases de datos de tráfico o de las compañías de seguros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario