31 de diciembre de 2019

Pistis Sophia 47.1


Capítulo 34

Y sucedió entonces , cuando María terminó de decir estas palabras a Jesús, en medio de sus discípulos, que le dijo: “Mi señor, esta es la solución del misterio del arrepentimiento de Pistis Sophia”.
Y cuando Jesús escuchó estas palabras de María, le dijo: “Bien dicho María, la bendita, la plenitud o plenitud bendita, tú, de la que habrá de cantarse como la bendita en todas las generaciones”


Capítulo 35

El segundo arrepentimiento de Sophia

Jesús continuó su discurso y dijo: “Pistis Sophia siguió y sigue cantando alabanzas en un segundo arrepentimiento, y diciendo así:
¡Oh , Luz de luces!, en quien he tenido fe, no me dejes en la oscuridad hasta el fin de mis días.
Ayúdame y sálvame a través de tus misterios, inclina tu oído hacia mi y sálvame.
Que el poder de tu luz me salve y me lleve hasta los más altos aeones, pues tú me salvarás y guiarás a la altitud de los aeones.

Salvame, ¡oh Luz! , de la mano de este poder rostro de león y de las manos de las emanaciones del dios Obstinado.

Porque eres tú, ¡oh Luz!, aquel en cuya luz he tenido fe y en cuya luz he confiado desde el principio.

Yo he tenido fe en ella desde el momento en que me emanó y en el que tu mismo hiciste que yo emanase; y he tenido fe en tu luz desde el principio.

Y cuando tuve fe en ti, los Regidores de los aeones se mofaron en mí diciendo: “Ella ha cesado en su misterio”. Tú eres mi salvador y tú eres mi redentor y tu eres mi misterio, ¡oh Luz!

Mi boca se llenó de alabanzas. Que yo pueda hablar del misterio de tu grandeza en todo momento.

Ahora y por tanto, ¡oh Luz! , no me dejes en el caos hasta el término de mis días; no me abandones, ¡oh Luz! ...
El Capítulo 34 deja claro que el arrepentimiento, acompañado de las peticiones y oraciones correspondientes, constituye un elemento importante para incrementar la luz del mundo interior, o para incrementar la luz en el mundo exterior. Ambos mundos son simétricos o supersimétricos para mí. Así lo sigo percibiendo mientras leo estos curiosos documentos.

El inicio del Capítulo 35 supone una nueva vuelta de tuerca donde Pistis Sophia sigue pidiendo a la luz del Resucitado ayuda mediante la oración sistemática y , evidentemente, arrepentida. Paralelamente pide justicia ante los Regidores que se mofaron de ella.

Me resulta profundamente humano todo este relato y me encanta la idea de reflexionar sobre los errores cometidos y corregirlos. La conciencia debe despertar para que cada ser sea capaz de ser la mejor versión de sí mismo durante gran parte de su camino por la vida, y si se equivoca que pueda percibirlo, pedir perdón, y corregir su error, o sus errores.

¡Buena entrada de año a todos y todas! 

Pistis Sophia 46.3


Bueno. Aún continúan las antiguas fiestas en alabanza al dios Saturno, aún duran las fiestas actualmente llamadas de Navidad, las fiestas de la esperanza anual. Dada la preciosa coyuntura de la celebración del nacimiento del Cristo, considero que ha lugar seguir con las palabras del Resucitado en Pistis Sophia. Pero antes de retomarlas, donde las dejé la última vez, expresar mis mejores deseos para el nuevo ciclo que comienza en breve.

Que a todas y todos os vaya de lujo el año nuevo, que la esperanza en un mundo mejor no se desvanezca ante vuestros miedos y preocupaciones, y que consigáis un mundo mejorado interior, en vosotros, y exterior, desde vosotros. Muchas felicidades y muchos abrazos desde este entorno indignado que solo expresa, muchas veces, frustración condensada y no violenta.

Porque añadieron iniquidad a iniquidades, que no entren a tu justicia.

Que sean borrados del libro de los vivientes y que sean inscritos entre los justos.

Soy una pobre desdichada que también tiene roto el corazón; pero la salvación de tu rostro es lo que me ha elevado.

Alabaré el nombre de Dios en la oda y lo exaltaré en la canción de gracias.

Esto agrandará más a Dios que un toro joven adelantando cuernos y pezuñas.

Que los infelices vean esto y se alegren; que le busquen, oh Dios, y que sus almas vivan.

Pues Dios ha oído al desventurado y no ha despreciado a los prisioneros.

Que el cielo y la tierra alaben al Señor, el mar y todo lo que este contiene.

Pues Dios salvará a Sión, y las ciudades de Judea serán construidas, y ellos habitarán en ellas y las heredarán.

La simiente de sus siervos la poseerá y aquellos que amen su nombre morarán ahí.”

La oración de María alcanza su máximo, a mi entender, cuando “Dios ha oído al desventurado y no ha despreciado a los prisioneros.” lugar donde interpreto misericordia y me gusta. Aunque entiendo que este Salmo es básicamente Judío, me gusta su lectura pues Judíos y Cristianos compartimos un origen religioso común, a parte de la importancia de la oración como recurso de fe. Respecto a los musulmanes, en estos momentos soy incapaz de relacionarlos con las otras religiones monoteístas que he mencionado, lo siento.
Para mí está muy claro que toda religión es respetable en tanto en cuanto respete la vida de aquellos creyentes distintos a los propios. Ya no ha lugar para matar en nombre de ninguna religión. Así lo entiendo y siento desde mi ignorancia histórica e, incluso, prehistórica.

29 de diciembre de 2019

Envidia Extraña 2/2


  • Estoy terminando otro libro. El año que viene cuando pueda me pasaré por aquí. Mi ruta incluye este lugar de la Mancha y muchos de Alicante y Valencia. Nos veremos pronto. Ya me dirá lo que le han parecido los libros, las historias. Gracias...¿Cómo salgo del pueblo? No me oriento muy bien y he dejado el coche cerca de correos.
  • Es fácil. Saliendo a la derecha ande usted hasta que se acabe la calle. Verá la oficina de correos sin falta.
  • Gracias.
El tipo era dicharachero, super delgado, y estaba vendiendo sus libros a puerta fría sin tapujos o timidez. Aluciné. Nunca había presenciado una estrategia como esta con éxito. Solo conocía: la publicidad en diferentes medios para que el comprador que quiera se acerque por una librería que tenga el libro en catálogo; la venta de libros en las presentaciones de estos, que pueden ser varias antes que una; y la venta a conocidos , familiares, y amigos, que muestren interés aparente ,o real, por el relato ofrecido.

Emocionalmente escribiendo, y con toda sinceridad, después de una emoción de sorpresa vino otra de envidia intensa. Pura envidia ante el desparpajo y el éxito en la venta itinerante de la propia producción literaria de este señor.
Nunca pensé que pudiese hacerse algo así. Múltiples amigos y conocidos han comparado la venta de libros con la venta de polvorones para la excursión de fin de curso. Me alegro por este señor ante su constancia, y me entristezco ante mi miedo de poner en compromiso a conocidos y desconocidos realizando un ejercicio parecido.

Este señor , y autor, acababa de cerrar una operación de veinte euros en veinte minutos, el tiempo que duró la charla en que la dependienta participó con amabilidad y entereza.
Aún le escuece a mi ego, o a mis egos, el desparpajo de este señor, y más aún después de deducir que es algo frecuente en sus procedimientos de venta y supervivencia. El tipo se valora muy bien en apariencia. No sabía que existía esta posibilidad de mercado, o no quería saberla. Felicidades por su éxito, señor autor. De momento me quedo con mis demonios, a ver que hago con ellos y con mi frustración.

Envidia Extraña 1/2



Creo que he comentado en el histórico de esta bitácora que además de escribir aquí, en este entorno repelente y necesario, escribo novelas o relatos más o menos largos en el espacio-tiempo de los sujetos y objetos. Estos proyectos literarios, entre los que ya terminé uno hace unos años, van surgiendo cuando el tiempo libre y las circunstancias me lo permiten.

No poseo tanta libertad como pensaba desde el momento en que gran parte de mi tiempo lo he dedicado, y dedico, a trabajar para ganar algo de dinero y poder pagar facturas de necesidades y vicios. Es curioso el poder de este objeto imprescindible que , muchas veces, nos vuelve locos. Es curioso el poder del dinero sobre nuestras mentes y sobre nuestros actos. Alucino. Flipo ante tanto absurdo real o imaginario.

En fin, voy al grano. Tengo que reconocer que como autor indignado no dejo de sorprenderme ante ciertas formas éticas de ganar cuartos que no se me habían ocurrido. Mi ultima sorpresa ha sido cuando fui a comprar quesos artesanales de oveja a una tiendecita que hay aquí cerca del lugar de donde , para lo bueno y para lo malo, vivo en estos momentos. Dos o tres veces al año le compro quesos para llevar a mis familiares y, antes de la compra, me acerco a pedirle precio y plazo de entrega. Total, que eso hice hace algo más de una semana.

Cuando llegué a la tienda tenía tres personas , cosa que me sorpendió. Una pareja que estaba esperando y un charlatán que poco tardé en descubrir, pues le acababa de vender dos libros, antes que uno, a la amable dependienta. Utilizando su cualidad como autor y mucho verbo lleno de argumentario comercial, le acababa de colocar dos libros suyos. Intenté hablar con él, ante mi sorpresa, diciéndole que también era autor, pero le dio completamente igual, pasó de mi. Había terminado una operación y estaba plantando , incluso planteando, la siguiente venta:

21 de diciembre de 2019

Pistis Sophia 46.2



Pero yo oré con mi alma hacia tí, oh Señor, el tiempo de tu benevolencia es ahora , oh Dios. En la plenitud de tu gracia, presta oídos a mi salvación en la verdad.

Sácame de este cieno, que no me hunda en él. Permite que sea salvada de quienes me odian, y de las profundidades de las aguas.

Que no me hunda un flujo de aguas, que no me trague la profundidad, que no cierre el pozo su boca sobre mí.

Escúchame, oh Señor, por tu gran misericordia; conforme a la abundancia de tu compasión mira hacia abajo, a mí.

No vuelvas tu rostro de esta, tu sierva, pues estoy oprimida.

Escúchame , presuroso, presta atención a mi alma y redímela.

Sálvame de mis enemigos, pues tú conoces mi desgracia, mi vergüenza y mi deshonor; todos mis opresores están ante tí.

Mi corazón sufrió desgracia y miseria y yo esperé por alguien que se preocupase por mí, pero no llegó, y por el que habría de confortarme, pero no lo encontré.

Por alimento me dieron hiel, y para mi sed me dieron a beber vinagre.

Sirva su mesa de trampa para ellos, y de señuelo y pago, y de tropiezo.

Que los hagas inclinar su espalda en todo momento.

Derrama tu indignación sobre ellos, y tu ira; que tu enojo los sobrecoja.

Que su casa de campaña se vea desolada, que no haya morador en sus habitaciones.

Pues ellos persiguieron a aquel a quien tú habías castigado, y aumentaron el escozor de sus heridas.

Ahora, curiosamente, en Pistis Sophia , aparecen unas oraciones y peticiones de María en un Salmo 68. Solo puedo observar una oración en que se pide perdón y castigo para los opresores con, no solo indignación, si no también con ira  para sobrecogerlos.

Si se trata de un asunto interior. María está pidiendo la disolución de sus demonios interiores.
Si, paralelamente, se trata de un asunto exterior. Solo pide justicia ante las barbaridades recibidas.
El texto continua con la misma tónica que hasta este momento. Observen la entrada 46.3

Pistis Sophia 46.1



Capítulo 33

Sucedió entonces, cuando Jesús hubo dicho estas palabras a sus discípulos, que les dijo: “Esta es la canción de alabanza que Pistis Sophia expresó en su primer arrepentimiento, arrepintiéndose de su pecado , recitando todo aquello que le ocurrió . Ahora, por tanto: El que tenga oídos para oír, que oiga”.

María se le acercó de nuevo y le dijo: “Mi señor, mi espíritu de luz tiene oídos y yo oigo con mi poder de luz; y tu espíritu que está en mi, me ha serenado. Escucha pues y que yo pueda hablar con relación al arrepentimiento que Pistis Sophia expresara, hablando de su pecado y de lo que le ocurrió. Tu poder de luz profetizó esto anteriormente a través del Profeta David, en el Salmo sesenta y ocho”:

María interpreta el primer arrepentimiento del Salmo LXVIII

Sálvame , oh Dios, pues las aguas llegan hasta mi alma.

Me hundo, o estoy ya sumergida en el cieno del Abismo, e impotente. He bajado a las profundidades del mar, una tempestad me ha sumergido.

He permanecido llorando; mi garganta está muda y mis ojos se han marchitado, esperando pacientemente por Dios.

Quienes me odian sin motivo son mayores en número que los cabellos en mi cabeza; fuertes son mis enemigos, que violentamente me persiguen. Me exigen aquello que no tomé de ellos.

Dios, tú conoces mi insensatez, y mis faltas no se te ocultan.

Que los que esperan en ti, oh Señor, Señor de los poderes, no se avergüencen por mi causa; que aquellos que te buscan no sufran vergüenza por mi causa. ¡Oh Señor, Dios de Israel, Dios de los poderes!

Pues por tu causa he soportado vergüenza; la vergüenza ha cubierto mi rostro.

Me he convertido en una extraña para mi familia, una extraña para los hijos de mi madre.

Pues el celo de tu casa me ha consumido; y las injurias de quienes te vilipendian han caído sobre mí.

La idea de arrepentimiento está muy latente en la conclusión del Cristo sobre las palabras anteriores de Pistis Sophia. Lo curioso de está idea, que también está presente en el nuevo testamento, es que para que pueda haber arrepentimiento debe producirse la suficiente claridad mental que lo permita. Es decir, habitualmente entre los pecadores, entiéndase básicamente todos, no existen distinciones claras entre la virtud y el pecado. O sea, no siempre está clara la opción correcta o moral en cada decisión que se toma en el camino de la vida, en el espacio tiempo de los acontecimientos.
He tratado a muchos bichos en mi vida, a parte de a mí mismo, y muchos de ellos, cuando son creyentes, no reflexionan, no ven, no captan, no perciben, están cegados por una bandera, por la tradición, por una proposición dictada por un ídolo humano manipulador. Ellos suelen llevarse por las ideas imperantes del sistema social vigente, una ideas que chocan repetidamente con la idea de lo correcto, con la idea moral correcta y cristiana, auténtica. Es, en resumidas cuentas, como si anduviesen ciegos por la vida y no se hubiesen dado cuenta. Se trata de un error de reflexión no detectado, que es muy frecuente. Demasiado frecuente.

Pistis Sophia 45.5



Pues ellos me han quitado la luz y mi poder ha empezado a cesar en mi y he sido destituida de mi luz.

Ahora y por tanto, ¡Oh, Luz!, que estás en ti y en mí yo canto alabanzas en tu nombre, ¡Oh, Luz!, glorificándote.

Que mi canto de alabanza sea de tu agrado, ¡Oh, Luz! ,como un misterio excelente que guía a las puertas de la Luz, a las cuales aquellos que se arrepentirán pronunciarán, y a los que la Luz purificará.

Ahora y por tanto, que todas las materias se regocijen; que te busque a ti toda luz, y que el poder de las estrellas que es en ti, perdure.

Pues la luz ha oído a las materias y no dejará a nadie sin haberlas purificado.

Que las almas y las materias alaben al Señor de todos los aeones, y que las materias y todo lo que hay en ellas lo alaben.

Pues Dios les salvará el alma de todas las materias y una ciudad será preparada en la Luz y todas las almas que se salven habitarán esa ciudad y la heredarán.

Y el alma de aquellos que recibirán misterios habitarán esa región y aquellos que hayan recibido misterios en su nombre, morarán en ella”.

Sophia sigue orando sin dilación. No deja de orar y pedir acompañando sus devociones con un arrepentimiento sincero tras su pecado, ese en que Obstinado la hizo caer.

En estos momentos el párrafo que pongo en negrita es el que más llama mi atención de manera significativa. Si la ciudad de la Luz termina tomando forma , o existe ¿Qué pasará con las almas que no se salven? ¿Dónde estará la idea de misericordia divina? ¿Dónde está? ¿Son así las leyes del cosmos? Es evidente que esta idea de las almas elegidas discrimina a las no elegidas. Es una configuración hipersocial que me resulta demasiado humana, demasiado habitual entre las sociedades de homínidos, demasiado histórica, demasiado primitiva, y no pretendo ofender a nadie. Digamos que es algo que no me cuadra en este párrafo, en la idea de salvación expresada en él.

18 de diciembre de 2019

Residencia 8.3. Fin



Lo chungo de toda esta historia que estoy relantando hoy por partes, con el único ánimo de dar fe carenada, fue cuando me enteré de que Alma había muerto y no se lo habían dicho a sus amigas más cercanas , a sus últimas amigas en el camino de su vida. Parece ser que para que sus amigas no sufrieran camuflaron su muerte con esta proposición:
  • Al salir del hospital se ha ido con su hijo.
Parece ser que es lo frecuente. La muerte es casi innombrable en este lugar de espera, en esta estación hacia el tránsito final. La amiga lúcida de Alma se quedó con la noticia de que su amiga se había ido con su hijo, y ya está. Fue un embuste final justificado. Un “hasta siempre amiga” engañoso. Esta situación, parece ser que bastante generalizada, me lleva a unas palabras finales que están más allá de Alma y sus demonios, unas letras que tienen que ver con el sistema social en que vivimos.

Hay que reconocer que es tentador no hablar de la muerte en lugares en que puede ser la próxima estación del camino, alternada con el hospital.
Fuera parte de este tabú instaurado , por múltiples razones más o menos éticas, hay que decir que impide el concepto de una despedida digna. Es decir, dado que Alma era una mujer cualquiera, una mujer sin reconocimiento social, su final termina siendo ignorado entre personas que la quieren, como sus amigas. Pese a como era Alma , básicamente por sus enfermedades, no se realizó ni una oración en la capilla, ni una misa por su alma. No hubo una despedida religiosa ni emocional.

Está claro que una residencia no es como una nave, donde se despiden con un ritual a los difuntos. Tampoco es una iglesia, donde se reza por las almas de los que se marcharon y sus familias.
Curiosamente, si se muere una persona reconocida socialmente por el éxito, o por la posición, se entera hasta el papa. La mayoría de los seres humanos pasamos desapercibidos por el camino de la vida. Esta sociedad del éxito, sinceramente, es una engañifa.

Alma se merecía una despedida mejor, siquiera teniendo en cuenta a las personas que la querían y buscaban. La muerte en las residencias de ancianos se gestiona regular. Existen muchos rituales de muerte, solo habría que haber buscado uno válido. Está claro que la residencia puede ser la última estación, pero nunca será el tren. El tren te lleva hacia el otro mundo, hacia otro lugar desconocido. Creo que Dios , del que todos formamos parte, es misericordioso. Por eso pido por Alma. Descansen en paz, Alma, y su alma.

Residencia 8.2


Intenté comprender qué le sucedía, porqué era así. Y cuando un día vi sus piernas me asusté. Tenía que tener infección si o si. Me acordé de mi apreciado Javi el Gordo, y de las consecuencias inevitables de tener unas piernas en esas condiciones. Eso tenía que dolerle sí, o sí. Alma no estaba bien. Estaba enferma y ya había ido al hospital con su problema sin solución, supongo.

Al respecto de su dolor un día fue tremendo. Sentada en las proximidades de la caldera se puso a gritar de dolor repitiendo esta frase, y sus variaciones, sin parar:

- Me estoy muriendo . Quiero que venga mi hijo. ¡Ayyy! ¡Ayyyyy!

Repetía lo mismo a grito limpio una y otra vez hasta que desapareció unos minutos de las zonas comunes para aparecer al ratito dormida en su silla y tapada con una manta liviana. La habían sedado y, sinceramente, era de agradecer para los demás, para nosotros.

Días después, un fin de semana para ser exactos, conocí a su hijo con el que no hablaba mucho. Estuvo toda la mañana en la residencia dando vueltas y coincidiendo, puntualmente, con su madre a la que no besó en ningún momento. Hablaron de juicios pendientes, de litigios, de cuartos y poco más. Esa escena se produjo en las proximidades de la zona de aseo, ese lugar donde limpian a los abuelos y les cambian los pañales. No se observaba mucho cariño entre los dos aunque Alma reconocía a su hijo y cantaba sus monólogos a sus amigas más apreciadas.
  • Comprate un coche bueno , hijo mio.
  • Si. Si. Mamá. Me voy a comprar un Hvesubio -entiéndase un coche de gama alta-.
En otra ocasión se produjo un principio de conversación con una residente nueva que acompañaba a Alma, y su fiel grupo de amigas, cerca de la caldera. La nueva intentó por activa y por pasiva conversar con Alma pero resulto imposible. Fue entonces cuando una de sus amigas hizo de intérprete semántica. Poco a poco , palabra por palabra, indicó a Alma lo que estaba diciendo la nueva compañera hasta que Alma pareció comprender. Me sorprendió la lucidez de la amiga de Alma. Fue una sorpresa, en base a mis prejuicios sobre ella. Ese día no me quedé para averiguar si la conversación continuó, o terminó en ese punto.

Residencia 8.1.



Tenía pendiente la última entrada de esta saga que me dio por llamar: Residencia. Hoy es su momento. Es el momento del último capítulo, pues puedo centrarme un poco en un asunto tan doloroso y triste como este: el aparcamiento justificado y generalizado de personas más o menos enfermas.

Ha llegado el último turno, el de Alma. Creo que es el mejor nombre ficticio que puedo darle a esta persona que tanto hacía pasar a las cuidadoras , y que tanto pasaba en su dolor y en sus gritos. Alma, a parte de tener dos amigas fieles que siempre la estaban buscando, era una abuela sinceramente repelente. Era incapaz de escuchar pues , además de estar sorda, solo opinaba y juzgaba a las demás, incluyendo a las personas que prestaban servicio remunerado en la residencia. Le hablaba mal a las asistentas, a la coordinadora, a la enfermera, y a casi todas las personas próximas. Se había estado cuajando malas relaciones desde que llegó. Algunas trabajadoras la consideraban, con toda sinceridad, una autentica bruja.

La mejor imagen que recuerdo de ella es sentada junto a sus amigas cerca de una caldera de compost que caldea una amplia zona común acristalada, para que la luz exterior entre con facilidad.
Ella y sus amigas se sentaban alrededor de la fuente de calor y se iban pasando un matamoscas para ahuyentar los insectos. Que la residencia esté entre viñedos es lo que tiene, y cuando echan abono en el campo es fácil imaginar más consecuencias olorosas y locales.

Intenté hablar con ella en varias ocasiones y fue casi imposible. No había conversación considerable si no solo una actitud de escucha y respuesta a sus preguntas:

-¿Estas casado con la abuela que vienes a ver todos los días?
-No. Es familia política. Apreciarla la aprecio, pero no soy su marido. -acercándome a ella y hablando despacio.
-A vale. -antes de cambiar de tema ante la imposibilidad de seguir un diálogo.

30 de noviembre de 2019

Residencia 7


Ahora , poco antes de concluir esta secuencia que he llamado residencia, voy a relatar dos casos duros, e incluso crueles, pero muy reales. Dada su autenticidad creo necesario expresarlos aquí. Se trata de dos personas reales que sufren pese a la buena asistencia que reciben, dado que la asistencia no puede hacer más de lo que hace. Dado que su situación no es mejorable con la medicina actual.
Le ruego a todas las personas sensibles , si pasa por aquí alguien alguna vez, que no continúen leyendo estas letras. Gracias. Mi objetivo es dar fe, no generar dolor ni ofensa.

Empiezo por Él. Él es el hombre de la antigua frase que nos dictaban en el colegio:

Ahí hay un hombre que dice ay.

Ese es Él. Lo he encontrado y está en La Mancha. Sufrió un accidente que le dejo el hemisferio izquierdo de su cabeza aplastado. Tuvo que ser un traumatismo salvaje y, a mi entender, está vivo de milagro. Cuando le ves la primera vez asusta un poco su aspecto asimétrico. Siempre va inclinado hacia adelante en su silla de ruedas, y se desplaza dando pequeños saltos con su pie izquierdo.
Después de varios meses saludándolo solo respondía ante un hola con la única palabra que decía:

-Hay.

Usaba y usa la palabra hay, suponiendo que este es el hay que debo escribir, de forma rítmica y repetida.

-Hay Hay Hay...Hay Hay Hay...Hay Hay Hay...Hay Hay... Hay Hay.
Y otras variaciones rítmicas de la palabra que maneja. Hace poco conseguí conocer otra. Me agaché un poco para conectar su mirada, le dije hola, hizo un gesto de aparente sorpresa, y respondió: Hola.

El día más curioso en su compañía fue un domingo de principios de otoño en que el tiempo era buenísimo. Se puso en la puerta principal de la residencia a pedir a los visitantes con un gorro en la mano a modo de cesta. Después de un rato el responsable de turno de la residencia se acercó a él para preguntarle.

- ¿Pero qué haces aquí?
  • Hay...Hay Hay...Hay Hay Hay.
  • Anda. Vete para adentro. Te llevo.

Y lo quitó de las zonas comunes. La verdad es que se había puesto a pedir dinero. Al menos era lo más razonable dada su ubicación , postura, y gorra en mano.

He encontrado al hombre que dice ay. Está en la Mancha y , como era de esperar, no está bien. La vida es a veces triste, a veces es pena. Parece ser que esto es lo que hay.

Residencia 6.2


 
La primera ocasión en que Choquera captó mi atención entre todos los residentes fue un día de otoño y mañana soleada. Apareció en uno de los pasillos del vestíbulo principal moviéndose con su silla de ruedas a intervalos mientras, en los intervalos estáticos, movía los brazos al aire gritando.

-Esta ropa no es mía. Esta chaqueta no es mía. ¡Ladrona!

Y tras un corto desplazamiento de su silla seguía con su discurso al aire.

-Qué se le queden las manos pegadas en la chaqueta a la ladrona. ¡Sinvergüenza!
-Esta chaqueta no es mía. La Mía tiene bolsillos.

Ante su escándalo y después de repetir los mismos argumentos varias veces llegó cerca de la recepción y una de las asistentes le pregunto.

-¿Qué te pasa hoy?
-¡Que me han robado otra vez! ¡Esta chaqueta no es mía!
-¡Qué se le peguen las manos en la chaqueta a la ladrona, y que yo lo vea!
-¡Cálmate! Ya aparecerá.

Y Choquera fue bajando su volumen hasta calmarse y dejar el rumor habitual de la residencia: múltiples conversaciones en diferentes distancias, entre diferentes partícipes del espacio tiempo del vestíbulo de la residencia , un espacio amplio y luminoso que siempre lleva movimientos de personas y conversaciones. Que traslada cosas propias y ajenas de sujetos homínidos de diferente condición.

Observé en más ocasiones a esta mujer prácticamente centenaria, y el día más encantador fue uno en que la fisioterapeuta, que tiene setenta y cinco años menos que ella, la abrazó con cariño y la animó a andar un poco por el vestíbulo, que es como un corral de comedia y tragedia.

La Choquera no quería andar pero la joven fisio la convenció, y vinieron juntas en mi dirección. Ella con su andador y la “fisio” pendiente a su vera. Mientras caminaban juntas charlaban relajadamente:

-Que guapa eres – decía la “fisio”. Mientras ella andaba y sonreía.
-Gracias.
-Anda. Enseñale a él lo que puedes hacer.

Y risueña , un poco antes de mi posición, cambió el ritmo y con una especie de baile pasó correteando , y sonriendo, delante mía. No pude dejar de animarla con todo mi cariño mientras nos reíamos todos.

-Guapa. ¡De aquí a la maratón!
-Está bailando. -apunto la joven.
-Pues precioso baile. Gracias por el espectáculo. -añadí emocionado.

Choquera no dejó de andar bailando durante unos cuantos metros. Fue uno de los momentos más tiernos que he vivido en mis tiempos de residencia. Parecía flotar entre sonrisas como si fuese una niña de diez años saltando a la comba.

Cuando la joven enfermera pasó a mi vera dijo con sinceridad:

-Ojalá yo pueda llegar así a esa edad.

29 de noviembre de 2019

Residencia 6.1


Hay una residente que, según me han dicho, es la más anciana del lugar. Sus 99 años avalan esa circunstancia. Según cuenta ella misma nació y vivió en Huelva hasta que conoció a su marido El Sevillano. Dado que nació en Huelva la llamo Choquera con todo mi cariño, y a ella le gusta, le encanta. Cuando se casó se fue a vivir al centro de Sevilla donde pasó muchos años, donde tuvo a su familia. Ahora está en la Mancha porque su hijo vive en Madrid y Madrid está aquí al lado. La mejor evidencia de esa proximidad relativa es que muchos pueblos manchegos están mejor comunicados con Madrid que con sus capitales de provincia. Doy fe.

A Choquera le encanta que su hijo la llame por teléfono y que venga a visitarla cada quince días. Le encanta contar la misma historia cada vez que alguien la saluda y muestra cariño por ella , después de un: ¿Quién eres? , diario, perpetuo.

Su alzeimer, parecido al de Corazón, le hace vivir en el día de la marmota. Hace poco tiempo, después de saludarla y hablar un poco con ella, me dio un beso y se lo devolví, otra abuela que había próxima también mi pidió otro beso ; se lo di y ella también me lo devolvió. Todo fue muy tierno. En esta residencia, pues no sé en otras, el cariño surge cuando das cariño, pero todos los eventos no son agradables, ni mucho menos. Siguiendo el principio del cariño, Choquera es cariñosa cuando le das cariño, pero como el universo no es perfecto este hace que Choquera pueda rallarse por algún asunto , sobre todo, relacionado con su ropa. También hace la payaso cuando la ocasión lo sugiere. En ese momento “payaso” las sonrisas bañan el lugar e , incluso, surgen algunas carcajadas sanas como si fuesen cascadas de sonrisas.

Hay dos escenas que he vivido con ella y que merecen la pena ser relatadas con mayor o menor perfección. Eso no importa. Voy al grano. Va por tí, Choquera guapa.

26 de noviembre de 2019

Infractor leve 2/2


Nos quedamos la perrita y yo esperando los boletos. Amargado inspiré para ver si no me ponía la multa por llevar a la perrita suelta, pero no fue así.
Dada la situación me multó por exceso de velocidad = 100 euros, y por llevar un animal en el habitáculo del vehículo sin atar =80 euros. Tuve que bajarme del vehículo para poder hablar con el agente antes de marcharme, pues la perra no me dejaba hablar ni escuchar con sus ladridos.

  • Disculpe agente. Puedo bajarme del vehículo. No me entero con la perra.
  • Bájese.
  • Estas carreteras son muy rectas. Nadie circula a 90 , te adelantarían hasta las bicicletas.
  • Usted iba a 107, pero hace un momento hemos cogido uno a 150. Si paga usted pronto tendrá un descuento del cincuenta por ciento. Que tenga buen día.
  • Gracias. Adiós.
  • Adiós.

A la mañana siguiente estaba pagando las dos infracciones y ya había recordado todas mis infracciones anteriores. También recordé una multa errónea que se cruzó en mi vida poco después de alquilar una furgoneta . Gracias a un amigo que es abogado aquello quedó en agua de borrajas. Sobre aquel incidente ,donde yo no fui el infractor ,quiero seguir escribiendo un poco pues el sistema ha mejorado. Menos mal. 
Hace unos años tráfico se puso en contacto conmigo por impago de una infracción por exceso de velocidad con un vehículo de alquiler que no alquilé, y en punto de radar que no pasé ni por asomo el día de la foto. Todo fue muy absurdo. Creo que el que me metió en el lío fue el hombre de la recepción de la empresa de alquiler pues firmé documentos para llevarme una furgoneta y tuve que firmar varias veces. En una de esas firmadas me metió el gazapo y se quitó temporalmente un problema de en medio. Este lío se produjo porque después de la infracción la policía no detuvo el vehículo y no pudo identificar al conductor e infractor.

En esta ocasión reciente , ante mi exceso 107, me han identificado perfectamente, he reconocido mi responsabilidad, y no ha habido posibles "fantasmadas" de enviarle la multa al dueño del vehículo infractor que no era yo. El coche no era mio, ni es mio. Yo solo he sido el conductor que iba demasiado rápido y con el perro suelto.

Está bien este nuevo procedimiento. Pese a mi dolor en el bolsillo aplaudo este cambio. Bravo por la Guardia Civil de Tráfico. Espero que no perdonen a los futuros infractores porque sean amigos, colegas, famosos, o ricos. Espero que apliquen el mismo rasero a todos los que no respeten las normas de circulación, sean quienes sean.

Saludos.

Infractor leve 1/2


Bueno. Recientemente me han puesto dos multas antes que una. Ya llevo cuatro en mi currículo. No me siento orgulloso, o cosa parecida, si no molesto y con dolor en el bolsillo. Personas próximas y queridas me han ayudado un poco con los billetes que he soltado ante estas últimas infracciones. Gracias desde este entorno.

En esta ocasión tengo que darle la razón a los guardias civiles, no puedo negar mis infracciones leves, pero necesito escribir sobre ellas. Se trata de una cuestión de desahogo. Necesito vaciar mi frustración y enfado. Disculpad.

Aquí en la Mancha las carreteras nacionales y autonómicas son muy rectas, y apenas tienen cambios de rasante. La Mancha es Mundo Disco.
Evidentemente, circular a 90 Km/hora es muy complicado. Cuando circulas a esa velocidad te adelantan todo tipo de vehículos: tractores modernos, patinetes eléctricos y , en ocasiones, bicicletas. Dada la coyuntura, es complicado no pisar un poco el acelerador aunque sigan adelantándote tractores y patinetes.
En definitiva, me hicieron una foto antes de llegar al Toboso mientras circulaba a 107 Km/hora en un tramo de 90 Km/hora. Me detuvieron, me pidieron el carnet de conducir, y apenas pude hablar con el guardia civil pues la perra que tengo adoptada no dejaba de ladrar al policía (¡Sus mulas toas!). Entre ladridos esta fue, más o menos, la conversación:

-Buenos días. Carnet de conducir.
-Buenos días. Si. Ahora mismo. Tome.
-¿Dónde vive usted? -habiendo escuchando mi acento.
-Pues llevo dos años por aquí.
-Debería cambiar su domicilio. Las notificaciones irán a esa dirección.
-Allí hay gente. Pero estoy aquí por trabajo. ¿Cómo voy a cambiar mi domicilio?
-Bueno... Sabe que el perro no debería ir suelto en el coche. -entre ladridos y arañazos de salpicadero.
-Cierto. Lo sé. No llevo el collar adaptado en este coche. Lo llevo en otro que tengo. Lo siento.
- Sabe usted que el animal puede entretenerle en la conducción y provocar un accidente...El perro no es responsable. Espere aquí.
-Vale.

20 de noviembre de 2019

Colegas 2/2


Fue gracioso observar como Alberto no tuvo dudas al comentarle a Santiago que había estado cobrando un buen sueldo de una diputación del norte. Surgió entonces una antigua pregunta en mi cerebro de patata: ¿Es posible recibir dinero público sin opositar? ¿Cuántas personas están en estas condiciones? Queda claro que las diputaciones siempre han tenido gente a dedo. ¿Pasa lo mismo en las comunidades autónomas? ¿Cuántas personas tienen esta condición de cobrar sin opositar, a parte de los políticos que ejercitan una función política dentro de una comunidad autónoma? Recuerdo que el partido de Alberto también habló de este asunto con el concepto :asesores...

Esta confrontación dialéctica dejó varias cosas claras en mi cerebro de patata :

-Santiago recibió ayuda de la diputación por haber estado amenazado por ETA . Asunto ciertamente horrible. Doy gracias de que este ente llamado ETA haya desaparecido.

-Diputaciones y Comunidades autónomas, a parte de las empresas públicas, o semi públicas, son instituciones destinadas a la re-absorción de camaradas políticos para que no les falte el pan. Esto, sinceramente, sería correcto sí el dinero surgiese de los que toman la decisión política, pero al tratarse de dinero público, directo o subvencionado, es una losa, es una actitud abusiva. Solo deja entre-veer que estamos rodeados de delincuentes de menor o mayor calaña.

-Debe eliminarse , a corto o medio plazo, esta duplicidad territorial sacrificando Senado y diputaciones. Alberto, a través de su ex-partido Ciudadanos, proponía la disolución del senado y de las diputaciones . Estaba y estoy de acuerdo con él. Creo que sería lo correcto, aunque no vaya ocurrir porque estamos en manos de mafias. Hay muchas personas necesitadas de recursos económicos que han pasado por la carrera política a distintos niveles. Es como si ellos fuesen unos elegidos respecto al resto de ciudadanos. Eso no es representar. Eso es señorío. Eso es un error de sistema. Aunque el modelo autonómico haya fracasado hasta el momento, no tiene porque seguir fracasando en el futuro.

-La clase política en España es endogámica antes que representativa. Tienen que re-definirse. Quizás la mejor palabra posible de estos no representantes , incluso anti-representantes, es : colegas delincuentes.

-¿No puede ir un político al paro y recibir el mismo trato que el resto de ciudadanos?... Parece de facto que no. Son de facto élite. Élite extraña.

Saludos.

Estas ideas no pretenden ofender a los políticos honrados de a pie , que he conocido alguno. Es ese tipo de político que cuando deja la política deja el dinero público y se pone a trabajar como otro ciudadano. Pero claro, el caso que conozco es de un currante que ha retomado su trabajo, y no me refiero al señor Rivera. Cuando el político no tiene esa posibilidad de retomar un antiguo trabajo...¿Es licito usar dinero público para evitar el desempleo del colega político? ¿No es una actitud mafiosa? ¿Por qué un ciudadano de a pié no recibe el mismo trato? ¿No puede ir al paro un político en decadencia? ¿Por qué?


Colegas 1/2


Sobre todo quiero expresar mi ignorancia ante todo lo que ocurre. Una ignorancia , que es la mía, que surge tras observar repetidamente que ,según la fuente de información consultada, la situación marmota actual de esta España “democrática” puede llegar al caos, o no. Observo dicotomías de siempre. Miedos alimentados con perfección.

En estos últimos días, tras meter el miedo en el cuerpo diferentes políticos ancianos, menos Zapatero, necesito opinar en este entorno sobre algo de lo que no se ha hablado mucho pero sí se expresó en el último debate a cinco de TVE.

En un momento concreto del espacio-tiempo-homínido se produzco un semidiálogo, por llamarlo de alguna manera, entre el Sr. Santiago y el Sr. Alberto. Un semidiálogo que llamó mucho mi atención, y de ahí viene esta entrada de hoy. De ahí surge esta entrada y todas sus perturbaciones.

El Sr. Santiago tiene en su programa de partido la eliminación del modelo autonómico que, siendo sinceros y a mi entender, ha resultado un fracaso de facto. Lo bueno es que, de momento, no somos demasiado violentos y eso es de agradecer. Hay altercados que no pasan de enfrentamientos entre la policía, sea la que sea, y la ciudadanía independentista o teóricamente independentista. Y digo esto a sabiendas de la existencia de procedimientos policiales , o no policiales, de infiltración. El procedimiento de infiltración es de academia y puede ejecutarlo cualquier ente organizado y con suficiente dinero público o privado. Es evidente que los infiltrados cobran y , a buen seguro, cobran bastante.

El Sr. Alberto tenía en su programa de partido la eliminación de las diputaciones que, siendo sinceros, constituyen una duplicidad de la reorganización territorial surgida con el modelo autonómico. Es decir, las diputaciones deberían haberse eliminado cuando se inició el modelo autonómico , pero no fue así. Ahí están las dos mantenido personal que fue opositor, o no. Y la parte de los NO opositores es la más chunga cuando algo se paga con dinero público.

16 de noviembre de 2019

Residencia 5


Ahora le toca el turno a Indala, la encantadora y servicial Indala. Se trata de una mujer recién jubilada que según los rumores reinantes está en la residencia para alejarse de cuestiones de droga y su mulas toas. Vivió mucho tiempo en un precioso pueblo de Almería , muy turístico, donde compartía su vida con su pareja de origen inglés, según cuenta ella misma. Vivió muy feliz hasta que su compañero de camino murió de cáncer, el cruel cáncer. Desde entonces poco tardó en solicitar una residencia, ignoro si por privado o subvencionada pues puede que sea una jubilada reciente. Quizás tenga sesenta y cinco años o algunos más, mañana se lo preguntaré.

Está un poco teniente, algo más que yo y mis egos o defectos, y hay que gritarle para que te entienda un poco. Ayuda con frecuencia a los compañeros llevándolos a un sitio u otro, al servicio, al comedor, a su habitación, a los churros, a pasear cuando hace buen tiempo. Con mucha frecuencia pasea por el interior y el exterior de la residencia muy reflexiva, fumando fuera, pensando dentro, con su paquete de cigarros, pidiendo cigarrillos a los fumadores, jugando con su lápiz , abrazando sus libretos de sopas de letras. Le encanta resolver las sopas y leer. Cuando está sentada puedes verla leyendo, o resolviendo las susodichas. No suele contemplar el paisaje y el paisanaje de las zonas comunes. El movimiento de todas las personas que circulan yendo y viniendo,e incluso a veces gritando, constituye para ella un simple ruido de fondo. “Ná”. Ella está mucho en su mundo.

Cuando se acerca a ti , después de saludarte, te suele pedir un cigarrillo mientras expresa una leve y tenue sonrisa que avellana sus ojos. Si le dices no, suele alejarse sonriendo aunque puntualmente puede contarte alguna de sus historias vitales.

La escena más bonita que contemplé fue una mañana de otoño, de esas preciosas, cuando uno de los coordinadores le trajo una caja con cosas que había recibido por correo. La abrió con gran ilusión cerca de su compañeros diciendo que se la había enviado una gran amiga. Una amiga a la que quería mucho. Cerca de la entrada, que he llamado invernadero en alguna ocasión, contemplé como exploraba el interior de la caja de cartón. Libros en ingles y español, sopas de letras, crucigramas, y múltiples paquetes de cigarros.

Indala acompaña a toda su condición interior un peso corporal de unos cuarenta kilos. Está delgada , tan delgada que un viento podría arrastrarla a donde él quisiera, tal como ha hecho el viento de la vida y sus circunstancias.  Fue el viento quien la trajo a la Mancha.

30 de octubre de 2019

Residencia 4


Hay otro residente curioso, o incluso muy curioso, que voy a llamar Vecino porque cuando va al mercadillo junto a los demás compañeros que tienen movilidad suficiente, y siempre y cuando haga buen tiempo, parece el Papa saludando a todo el mundo. No hace más que pararse a cascar con unos y con otros.

Le dio un ictus hace un tiempo y está en la residencia para estar atendido y recuperarse. Realiza sus ejercicios todas las mañanas y se le va viendo mejoría, cosa que no le sucede a todos los residentes. Son las cosas de la vida y su vicisitudes. ¿Estamos en el purgatorio? ¿Quizás en el infierno?

Vecino es un tipo que utiliza mucho el humor y, además, tiene buen sentido del humor pues se ríe de sí mismo y no tiene sentido del ridículo. Atiende a las guasas tal como el mismo las gasta aunque su humor sea, sinceramente, manchego. Me recuerda por una parte a mi abuelo materno, y por otra parte a Ramón Rodríguez, el presentador de televisión de los programas de fin de año.

Le encanta hacer pareados aunque suenen mal. Eso no importa, lo importante es que tengan cierto ritmo aunque sea antiestético. Últimamente le saludo con la fórmula: ¡Eh Quillo! Y el me responde de la misma manera . También le he explicado, porque no lo sabía, que en “Cadí” se dice “Picha”o “Pissa”.

Hasta se ríe de mis carcajadas desbordadas tras contarme algún chiste malo con su particular gracia. Esta misma mañana me contó un chiste de un cura y un monaguillo, y no puede evitar la risotada.
Reconozco que me cae bien aunque me haya llamado, en diferentes momentos y circunstancias, membrillo, “culoso” (por meticuloso), y otras lindeces con trampa tras algunos pareados de los suyos.
Sinceramente le provoco un poco , tal como provoco a los dos comentaristas de este entorno. Ignoro cuanto durarán sus comentarios , pero que haya algunos muy buenos compensa el resto. Saludos.

Vecino tiene sus amigos inevitables de residencia, pues es muy sociable, pero hay otros residentes que no gustan de las zonas comunes, que se ocultan. La residencia es un lugar triste en que tal como se escuchan las risas, se oyen los llantos y el dolor. No hay día que no haya alguna lágrima. Es un lugar duro, emocionalmente complicado.

¿Deberían estar los abuelos en sus casas con compañía pagada? ¿Sería mejor para ellos? ¿Por qué se aparca a los abuelos en lugares como estos? ¿No pueden las familias hacerse cargo con ayuda? ¿Podían hacerse cargo antiguamente? Hay que reconocer que es un asunto complicado que solo me genera preguntas. Siempre tengo preguntas  y más preguntas. A más experiencia vital ,inevitablemente, más preguntas. No sé mucho de respuestas. Pregúntenle a otros que saben mucho.


Residencia 3


Ahora llega el momento de Corazón. Corazón es natural del pueblo. Ha salido poco de él. Ha tenido siempre en él su morada, y ahora sigue en él pues la residencia pertenece al municipio, y seguirá en él hasta que termine sus días. Su corazón de alzheimer te anima cuando te saluda como si fuese la primera vez. Cada día que te responde es como el primer día.

-¡Hola guapo! -grita cuando la saludas.
-¡Hola guapa! -suelo responder como un espejo.

Por eso se llama Corazón, porque transmite cariño a gritos y repite esa actitud con cualquiera que la salude , sea hombre o mujer, es lo mismo.

En ocasiones, además de saludar y llamarte guapo -en mi caso-, realiza una pequeña conversación que siempre tiene la misma estructura y contenido. Es como el día de la marmota. Es como las elecciones en España.

¿Cómo te llamas?
¿De dónde eres?
¡Qué bien!

Tras responderle te dice que es de su pueblo, que tiene dos hijos y una hija, que tuvo a su hija en Toledo porque no le dio tiempo a llegar al pueblo después de visitar al médico. Que su marido, que en paz descanse, se comía a besos a la pequeña poco después de nacer. Que tenía una finca de cinco fanegas con viñas, arboleda, huerto, casita, y una balsa en la que se bañaban en verano. Que ha sido muy feliz mientras era joven. Que...

Cuando puntualmente te cruzas con su hija, Corazón II, te cuenta esta historia de otra manera. Comienza diciendo que solo quería a sus varones y que a la hija, Corazón II, tardó en aceptarla. Que la finca de cinco fanegas no era para tanto y que la balsa no era tan bonita como siempre la pinta su madre. Que su madre tiene alzeimer. Que...

Dado que soy el oyente frecuente de la historia de Corazón pues, sinceramente, me quedo con la versión romántica y tierna que ella narra . Y lo hago por razones estéticas, por el esfuerzo que supone idealizar el pasado y agarrarse a él mientras se vive en una residencia acotada por muchas paredes, y algún que otro cristal de invernadero.

A parte de todo esto Corazón es muy creyente , te recita oraciones con precisión, y está deseando que venga el cura los viernes para escuchar una pequeña misa y recibir la ostia consagrada.

Siempre intenta ser afectuosa, incluso cariñosa, aunque a veces los compañeros, cuando vocea mucho, la manden a callar. Hay compañeras mucho más pesadas que reciben sus dosis de calmantes cuando están muy alteradas. En el caso de Corazón no ha sido necesario hasta el momento.

27 de octubre de 2019

Residencia 2.2


Según cuenta Mercurio en su barrio, y en uno de los bares que frecuentaba, había un policía corrupto, tipo Torrente, que robaba el hachís a los pequeños consumidores para tomárselo él. Evidentemente, en todas estas historias puede haber imaginación y fantasía, o no, pero son cosas de humanos, de múltiples humanos actuales. Es inevitable que en las historias haya sesgos, tal como sucede en el mundo de la prensa y de la televisión. Quien paga manda sobre las ideas que deben circular, pero este es otro asunto que ya he tratado en ocasiones  anteriores. No es necesario repetir lo expresado hasta la fecha en este entorno patético.

Para terminar sus argumentaciones  Mercurio expresó detalles del caso de su hijo el drogadicto. Acudieron con él  a centros de rehabilitación en varias ocasiones. En todas ellas abandonó el vicio pero al poco tiempo recayó de nuevo. Esas situaciones, y las necesidades de cuartos para droga, llevaron a la familia a situaciones muy duras, muy críticas, infernales. Mercurio no le desea a nadie tanto dolor e impotencia como él ha pasado.

Poco más ha contado este residente con su voz rota. En su espera de una residencia subvencionada vivirá aquí el tiempo necesario. Cada día es un día como otro, como el anterior, como el anterior al anterior. Ha pasado de circular con camiones durante kilómetros ha estar sobre una silla de ruedas charlando con aquellos compañeros con los que se lleva bien. Curiosamente le cuesta relacionarse con Latino, aun compartiendo un sino actual parecido. Asunto triste entre tristezas de residencia. Dolor y espera, ansiedad.

Que sea tan negativo en estas descripciones nada tiene que ver con el trato que reciben los residentes por los gestores y por la asistencia de todo tipo: auxiliares, enfermero, enfermera, fisioterapeuta, animadora, cocineras, limpieza, y mantenimiento. El trato a los residentes es correcto pero la plantilla , a mi entender, es un poco corta. Cosas, presumible-mente, de la eficiencia económica. No obstante, la atención a los residentes cuando necesitan algo es correcta. El lugar es amplio y bien ventilado, pese a las goteras absurdas que ululan por diferentes lugares del edificio y que se distinguen por los cubos, espuertas ,y papeleras ciegas, que colocan los trabajadores para evitar los charcos y su peligro.

25 de octubre de 2019

Residencia 2.1


Hay muchos más habitantes en este lugar manchego. Unos están mejor y otros, desgraciadamente, peor. Pero como dice Latino: -¡Es lo que hay!

Aunque la otra mañana hacia falta una barcaza para entrar en uno de los aseos pues tenía una gotera importante , cosa absurda en un edifico de diez años de antigüedad que parece que tiene cincuenta y que ha costado algún que otro millón de euros, considero que es el momento de escribir sobre el transportista Mercurio, antes que sobre la razón de esta y otras goteras en un edificio nuevo. Flipo si pienso en qué ha pasado con el dinero que se pagó por estas instalaciones, pero sería una reflexión distinta a la iniciada en esta pequeña saga de sujetos con alma que viven relativamente juntos por necesidad.

Mercurio no tiene las piernas completas, pues se las han cortado desde las rodillas hacia abajo. Es madrileño de pura cepa y vivió muchos años cerca del centro de la capital. Ahora , mientras espera una plaza subvencionada por la Comunidad de Madrid, vive en esta residencia por razones puramente económicas. Aunque la residencia manchega está a más de cien kilómetros de la capital , le cuesta el treinta y tres por ciento menos que otra situada a sesenta kilómetros de su antiguo hogar.

Mentalmente parece lúcido y no le importa responder cuando se le pregunta. Con toda franqueza me ha comentado asuntos muy curiosos, cuento algunos sin falta: 
Durante muchos años fue al puerto de Sevilla a llevar camiones de segunda mano que iban hacia las Islas Canarias. Salía hacia el puerto de Sevilla, su jefe le daba un dinero estimado para diésel, y él procuraba dejar el carburante justo en el depósito para que no se lo robasen en la travesía, auténtica justificación de un sobre sueldo que ganaba antes que otra cosa. Humana tentación. Después de dejar el camión en el puerto volvía a Madrid en el Ave.
También cuenta que un familiar muy próximo tuvo problemas con las drogas, y tal circunstancia hizo muy infeliz a la familia. El drama de la droga es doloroso y parece no tener fin.

22 de octubre de 2019

Residencia 1


Por circunstancias de supervivencia económica y, paralelamente, por circunstancias vitales estoy yendo con frecuencia a una residencia de ancianos. Curioso sitio. Curioso y triste, siquiera para mí.

Dada la coyuntura, mi coyuntura, necesito expresar mis sensaciones acumulativas, diarias, frecuentes. Mis sensaciones emocionales dentro de un lugar de recogimiento y de exclusión familiar según los casos, según cada caso. Comienzo sin ánimo de molestar.

Puedo decir , sin lugar a dudas, que se trata de un lugar de la Mancha cuyo nombre no puedo mencionar , cuyos protagonistas debo respetar mediante el anonimato. Así pues, usaré nombres falsos para estas personas , o sujetos con alma. Escribiré sobre estos sujetos verdaderos con nombre cambiado, dada mi necesidad Carenada de escribir sobre el asunto. Gracias.

Latino es un hombre inmóvil, relativamente joven. Una persona con claras limitaciones de movilidad. Solo puede moverse con la silla de ruedas. Pese a su relativa juventud no puede andar pues tiene atrofiadas las piernas. Así que siempre va de un sitio a otro impulsado por sus brazos, o llevado por otros. En cuanto entablas conversación con él te cuenta su vida, a parte de pedirte alguna moneda para sus gastos, aunque si no se la das no pasa nada, no se enfada. Reconoce su vicio por las monedas, o por los cuartos. Se entretiene pidiéndolos y contándolos.
Su padre era un mujeriego que no quería saber nada de su madre, ni de su hermana, ni de él. Tuvo que salir de su país con su hermana y su madre para poder ser atendido hospitalariamente. Como los hospitales de su país dejaron de funcionar, y necesitaba una atención que ya no podían darle, ni ofrecerle, todos emigraron desde el caos. Dejaron su tierra atrás.

Y ,tal como nube negra existencial, tras pasar un tiempo en España le detectaron un cáncer a su querida madre, un cáncer que se la llevó sin piedad. Una vez fallecida su mamá, su hermana no quiso hacerse responsable de él. Según Latino, su hermana estaba loca y sigue loca. Lo aparcó en la residencia como a una colilla y no quiere saber nada de él.

Pese a su dura historia sonríe con facilidad y atiende las guasas sanas de algunos visitantes. Puedes verlo jugar con su botella de agua a contraluz, cerca de la entrada, cerca de los cristales . Puedes verlo jugar mientras se entretiene observado quien entra y sale. Viendo la vida transcurrir en su hogar compartido. Contando su vida a aquellos nuevos que pueden y quieren interaccionar con él. Evidentemente, las monedas le alejan un poco de los otros, aunque no del todo. Su vida es contraluz.

17 de octubre de 2019

El segundo escalón: La materia 3/3


Es decir, el dinero no puede ser más importante que las personas, que son sujetos guste o no guste. Cuando sucede esto, como ocurre en el mundo actual, la realidad se complica en exceso para muchas personas y el estadio siguiente de desarrollo de los sujetos auto-conscientes, los homínidos o bichos actuales, se retrasa. No obstante, considero que aún estamos a tiempo de mejorar nuestro sistema social , exterior, y nuestros mundos interiores , auto-consciencia, como para llegar a tiempo al siguiente escalón natural, al siguiente estadio de desarrollo. La masa crítica de seres buenos, o sujetos con amor, llegará un día y surgirá un mundo mejor al actual. Creo en ello.

Considero que no hay castigo divino y sí hay evolución de almas que exploran desde la ignorancia. Esta sería una de mis conclusiones Carenadas de hoy.

Entiendo que los sujetos tenemos que evolucionar, interior y exteriormente, hacia uno de los órdenes más bellos: hacia el amor y su concepto. Esta sería otra conclusión carenada algo frecuente en este entorno.

Y a modo de extrapolación final, y suponiendo que hay más sujetos inteligentes en un universo multidimensional como el nuestro, me acuerdo de Stephen Hawking y su temor a ser detectados y subyugados por seres inteligentes de otros mundos con más tecnología que nosotros. Quizás era una noticia falsa, pero recordarla genera en mí esta línea de reflexión que puede dar mucho miedo. Un miedo que genera un montón de preguntas en mi mente de patata:

¿Terminaremos siendo ganado de especies más evolucionadas tecnológicamente que nosotros?
¿Seremos subyugados por una superestructura? ¿Fuimos ya subyugados en el pasado? ¿Estamos subyugados ya, y no nos hemos dado cuenta? ¿Estamos en Matrix?
¿Terminaremos siendo objetos de explotación de sujetos extraterrestres más avanzados tecnológicamente que nosotros?

En fin, pensar en extraterrestres que nos consideran objetos es extrapolar la peor versión de nosotros mismos. Seres así no creo que puedan subir escalón alguno en el multiverso, así pues sí nosotros tomamos un rumbo impecable poco importará su existencia, poco importará su influencia pasada presente o futura. Tarde o temprano los superaremos.

El segundo escalón: La materia 2/3


Dentro de tres dimensiones espaciales en el tiempo es donde se desarrollan los acontecimientos en un antes y en un después , en una secuencia, en un orden para compensar el caos. Pura razón de equilibrio y experiencia.

La materia-energía es , desde mi penosa filosofía pasada y presente, un estado base, un escalón necesario sobre el que se basa el desarrollo de la información y , por ende, de la vida, de la vida inteligente, y más allá.

Digamos que somos ángeles o dioses en potencia, o todo lo contrario pero eso es otro asunto diferente al que pretendo desarrollar ahora. Hoy, ahora, no somos ángeles o dioses de facto. Aún no. Aún es pronto. Todavía hay que resolver muchos conflictos internos ,dentro de cada ser, y externos ,entre seres diferentes con un origen común.

Externamente ningún sujeto debe ser atendido en detrimento de otro sujeto o ser. Ningún sujeto debe ser confundido con un objeto. La importancia de Todos es determinante en el orden equitativo del universo de los seres y sujetos. Ninguna discriminación injusta, o anti-ética, debe perpetuarse entre los susodichos, si los sujetos homínidos quieren evolucionar hacia el siguiente estadio de desarrollo.

Respecto al mundo interior, igualmente necesario para evolucionar, es un universo tan importante como el exterior pues debe estar equilibrado, más que equilibrado, plus-equilibrado, para que las decisiones sean las mejores para él, para los demás, y para Todos los seres y sujetos. Es posible. Estoy seguro de ello.

No puede dejarse la navegación del mundo exterior de todos los sujetos en manos de psicópatas que tienen problemas semánticos cuando confunden, desgraciadamente, los otros sujetos ,o seres, con objetos sobre los que ejercer su poder. Así nos va.

En el universo lo realmente importante son los sujetos desenvolviéndose en un mundo de objetos como, por ejemplo, el dinero. El dinero , anhelado objeto, es un invento antes y después de su primera concepción. Es un objeto que no puede estar por encima de los sujetos, aunque lo esté por error. 

El segundo escalón: La materia 1/3


En la entrada inmediata anterior a esta existe un momento, un párrafo, en que se ha encendido una bombilla filosófica, la mía. De hecho, he puesto el párrafo en negrita y he sugerido una reflexión Carenada posterior. Ese es ese momento indicado, este momento, ahora. Disculpad.

Es evidente que lo que sigue, tal como en otras múltiples ocasiones, es una reflexión Carenada que necesito expresar si más dilación y que puede ser equívoca, parcialmente equívoca , parcialmente correcta, o correcta.

Comienzo la reflexión sobre la materia en cuestión, y nunca mejor dicho ni más oportunamente expresado.

Decía anteriormente: Y cuando busqué la luz, ellos me dieron tinieblas; y cuando busqué mi poder, ellos me dieron materia.

Entonces:
¿Es la materia algo bajo? ¿Es algo pecaminoso? ¿Es, en cierta forma y manera, un castigo? ¿Es una parte de la expresión del Karma y del Darma indostano sobre las almas? …

Aunque un servidor sea un ser autodegradado e inmundo donde los haya, pues dejo a los otros la grandiosidad de las ideas y sus reflexiones parejas, entiendo que para mí la materia solo es un estadio evolutivo entre muchos. Es una etapa hacia algo mejor para todos. Un escalón.

En base a que la materia y la energía son equivalentes el asunto es el orden en el tiempo, la estructura, la forma, la organización de la dualidad materia-energía en el tiempo y en el espacio.

Esta materia-energía observada constituye los objetos y sujetos del mundo en que estamos, del espacio tiempo en que nos encontramos, de la etapa que nos pertenece vivir como partes elementales de un universo que quiere conocerse a sí mismo.

El universo se conoce a sí mismo a través de sus seres y su evolución en el tiempo. Esa es la cuestión. Ese es el origen de las preguntas. ¿Qué es lo que soy?¿Por qué estoy aquí? O en plural: ¿Qué es lo qué somos? ¿Por qué estamos aquí?