25 de octubre de 2020

Pistis Sophia 49.1: Reflexión Carenada.

 

Esta secuencia de entradas “Pistis Sophia” se produce después del COVID-19, o coronavirus censurado -por lo de corona...-, y he cambiado algo desde finales del año pasado. Ya comenté en entradas recientes que mi indignación continúa y, después de lo pasado y antes de lo que nos queda por pasar, se ha solidificado en algo de ira. Ahora , esta ira personal es como una piedra al cuello y necesito soltar mi ponzoña de nuevo. Expreso algunos asuntos que me indignan mucho a fecha de hoy: Los problemas de guerras, hambre y enfermedades no han pasado, si no que se han incrementado. Es el mundo exterior, el de los misterios exteriores, el que me molesta una barbaridad. Ese mundo exterior es el que me duele. Apenas puedo mejorarlo o incrementar la paz en él. Actualmente, mis mayores esfuerzos van dirigidos a pagar las deudas y facturas, y a mantener mi paz interior dentro de unos parámetros razonables. Eso me resulta lastimoso. Ya no me sirve la idea de intentar cambiar el mundo. Ya lo intenté y fracasé. Mi esfuerzo fue casi en vano, y eso duele. Aprendí que ser egoísta es más interesante que ser altruista. Ser altruista , de facto, es ser un tonto del capirote. Hay que moverse por el interés, y eso genera en mi un dolor que solo puedo transformar en indignación ponzoñosa. No me gusta moverme por el interés, aunque de vez en cuando lo haga. Pido perdón a aquellas personas que no toleran la indignación ante las injusticias de un sistema humano de carácter injusto. Disculpad. Mi indignación terminará cuando el sistema socio-económico funcione mejor, cuando las personas sean lo importante antes que el dinero o las cosas. Y , evidentemente, los cambios deben ser pacíficos . Si no es así, solo estaremos peor. Esto último, no supone misterio alguno.


Ella continuó de nuevo y expresó el tercer arrepentimiento diciendo:”

Pistis Sophia 49: Perfeccionar.

 


Capitulo 37


Jesús promete perfeccionar a los discípulos en todo

El Salvador respondió a Pedro diciéndole: “ Muy bien, Pedro; esta es la solución de su arrepentimiento. Bendito seas ante todos los hombres de la tierra porque yo te he revelado estos misterios. Amén, Amén te digo: Te perfeccionaré en toda plenitud desde los misterios del interior, hasta los misterios del exterior y te llenaré con el espíritu, de manera que serás llamado “espiritual, perfeccionado en toda plenitud” . Y Amén, Amén, te digo: Te daré todos los misterios de todas las regiones de mi Padre y de todas las regiones del Primer Misterio, de manera que aquel que tú admitas en la tierra , admitido será en la luz de la altura; y aquel a quien expulses en la tierra, expulsado será del reino de mi Padre en el cielo. Pero escucha, por tanto y da oidos atento a todos los arrepentimientos que Pistis Sophia expresara”.

Antes de continuar con las palabras de este capítulo 37 quiero hacer un inciso. El Cristo le da “pomadita” buena a Pedro . Un trato en que alaba su actitud y aprendizaje con gran cariño y muchas promesas. Vale. Lo comprendo. Me parece muy bien. Genial. Tiene mucha lógica humana. Supongo que más adelante El Cristo hablará de la misericordia con los caídos. ¿O esa misericordia ,con arrepentimiento, es una fantasía Carenada?

Otro aspecto muy importante es cuando el Cristo dice: “ Te perfeccionaré en toda plenitud desde los misterios del interior, hasta los misterios del exterior,...” Evidentemente está expresando que ambos misterios son importantes. ¡Ambos! Así pues deduzco que el buen discípulo debe tener en cuenta los dos universos. Entiéndase el interior y el exterior. Y en ambos la PAZ y el PERDÓN deben ser la máxima zanahoria , o la máxima aspiración. A mi entender, evidentemente.

Pistis Sophia 48.1: La pirueta de Pedro.

 


Mi boca está llena de alabanzas; que yo pueda alabar la gloria de tu esplendor durante todo el día.

No me arrojes de ti en los días de mi vejez; si mi alma desmaya, no me abandones. Pues mis enemigos han hablado con maldad contra mí y aquellos que esperan por mi alma, se han aconsejado contra mi alma. Diciéndose entre ellos: Dios lo ha abandonado; persigámoslo y apoderémonos de él, pues no hay quien le salve. Dios apresurate a ayudarme. Que aquellos que calumnian a mi alma, sufran vergüenza y sean destruidos. Que la vergüenza y la desgracia envuelvan, a quienes buscan mi mal”.

Esta es , pues, la solución del segundo arrepentimiento que Pistis Sophia expresara”.

Desgraciadamente mis conocimientos esotéricos son mínimos. Así pues, solo entiendo que Pedro se remite a las antiguas escrituras para , recordándolas, incidir en el sufrimiento de David (tal como Sophia) y sus oraciones llenas de solicitud de protección, solicitud de ayuda, y solicitud de venganza contra sus opresores.

La pirueta de Pedro ha sido recordar una situación semejante de un David histórico con todos sus detalles.

En mi caso sigo sin entender una oración que pide destrucción, impotencia, oscuridad, hundimiento, ...para los opresores y/o agresores. Entonces: ¿Para qué sirve la idea de misericordia con los inmisericordes? No es que yo participe , con sinceridad, de la idea de la misericordia con los inmisericordes , entiéndase malos de facto, si no que no entiendo que discípulos del Cristo se dejen llevar por sentimientos tan bajos, rastreros, frecuentes, básicos y cuasi-perpétuos. No lo comprendo ni en iniciados. Quizás el texto resuelva esta duda mía más adelante. Una duda que está apareciendo en estos momentos en mi mente, pues me identifico con la idea de desearle el mal a los opresores, a los crueles, a los que causan daño a los demás y, evidentemente, a uno mismo Quizás me esté identificando demasiado con el texto, con las vicisitudes que narra, y con mis vicisitudes en la vida. Sobre todo cuando miro más allá de mi mismo, aunque parezca mentira.

Como en otras ocasiones tengo que expresar que entiendo estas lecturas desde uno mismo hacia el exterior. Soy incapaz de relacionar esta lucha con el universo interior que hay en cada uno de nosotros. No puedo digerir la idea de destruir los demonios interiores porque, sinceramente, ignoro la forma eficiente de hacerlo. El mantra krim , por ejemplo, me recuerda a una pomada sintomática que solamente alivia pero no cura. Siempre he pensado que es mejor domesticar, educar, o reeducar antes que disolver o eliminar. El mantra krim no es ningún herbicida. Los demonios interiores al final siempre te pillan. 



Pistis Sphia 48: Capítulo 36

 


Capítulo 36


Pedro se queja de María

Y cuando Jesús terminó de decir estas palabras a sus discípulos, le dijo: “¿Comprendéis la forma en que discurro con vosotros?”

Pedro se adelantó y dijo a Jesús: Mi Señor, no soportaremos a esta mujer, pues nos quita la oportunidad y no nos ha dejado hablar a ninguno de nosotros, ya que discurre muchas veces.

Y Jesús, respondiendo, dijo a sus discípulos:”Dejad que aquel en quien habrá de agitar el poder de su espíritu se adelante y hable, para que comprenda lo que dijo; más ahora ,Pedro, veo que tu poder en tí ha comprendido la solución del misterio del arrepentimiento que Pistis Sophia pronunciara. Por tanto, Pedro, expresa ahora la idea de su arrepentimiento, en medio de tus hermanos”.

Pedro interpreta el segundo arrepentimiento en el Salmo LXX

Y Pedro respondió diciendo a Jesús: “ ¡Oh Señor!, escucha, pues podría decir la idea de su arrepentimiento, del cual tiempo antes tu poder profetizó a través del Profeta David, quien expresó este arrepentimiento en el Salmo Septuagésimo: “¡Oh Dios, mi Dios!, he confiado en ti; no permitas que sea puesto en desgracia para siempre. Sálvame en tu virtud y líbrame; inclina tu odio hacia mí y sálvame. Sé para mí un Dios fuerte y un firme lugar en el cual refugiarme, pues tú eres mi fuerza y mi refugio. Mi Dios, sálvame de la mano del pecador y de la mano del transgresor y del impío uno. Pues tú eres mi resistencia, ¡oh Señor! , tú eres mi esperanza desde mi juventud. Yo mismo me he confiado a tí desde el vientre de mi madre; tú me has sacado del vientre de mi madre. Mi recuerdo eres siempre tú. He llegado a ser un loco para muchos, tú eres mi ayuda y mi fuerza, tu eres mi redentor, ¡oh Señor! ”...”

Desde mi carenada visión de las cosas aparece el “pique” entre compañeros. Vuelve a ser una actitud muy humana. Tremendamente humana. Me gusta muchísimo que Pedro sea sincero y suelte su ponzoña demostrado su conocimiento de las antiguas escrituras, aunque ignoro si está respondiendo a la pregunta del maestro Jesús. Aunque me parece que no, siquiera a mí.

¿A dónde quiere llegar Pedro? No leo, hasta este momento, la idea de arrepentimiento por ningún lugar. Seguramente sea porque no me entero.

Pistis Sophia 47.2: Segundo arrepentimiento de Sophia

 

Pues todas las emanaciones de Obstinado me han quitado todo mi poder luz y me han derrotado. Ellas deseaban arrebatarme toda mi luz, por completo, y vigilan mi poder.

Unas a otras se dicen: “La Luz lo ha abandonado. Capturémosla y arrebatémosle toda la luz que hay en ella”. Por tanto, ¡Oh Luz!, no me dejes ; vuélvete ¡oh Luz! , y sálvame de las manos de los inmisericordes. Que aquellos que me arrebaten mi poder caigan y se vuelvan impotentes. Que aquellos que me arrebatan mi poder luz se vean envueltos en la obscuridad y hundidos en la impotencia. Este es el segundo arrepentimiento que Sophia pronunciara, cantando alabanzas a la luz.

En este momento me resulta curiosa la actitud vengativa de Sophia...”caigan y se vuelvan impotentes...se vean envueltos en la obscuridad y hundidos en la impotencia” . Sophia está dolida por el engaño sufrido y clama venganza para sus opresores. Se trata de una actitud tremendamente humana y repetida en multitud de contextos pasados y futuros. Pero...¿Es una actitud correcta? ¿En las páginas que siguen se dará cuenta Sophia de que es posible que ese no sea el camino? ¿Estoy equivocado en estas conjeturas? Sí debe producirse un cambio de actitud ¿Cuál es ese cambio?

En mi caso, que guardo cierto rencor hacia aquellos que causaron dolor a personas próximas ,o a mí mismo. ¿Qué puedo hacer? ¿Cuál es mi camino más correcto? Me indigna que aquello que observé y padecí siga sucediendo por doquier sobre otros seres. Me refiero a estos conceptos odiosos que siguen imperando y actuando sin piedad: hambre, acoso escolar, abuso de poder, egoísmo prepotente, parcialidad ideológica, soberbia, codicia, avaricia, violencia, etc.

Es posible que el texto que siga resuelva estas dudas personales, pero es posible que no sea así. A ver que va sucediendo en los capítulos que restan. Estoy intrigado. Saludos.


12 de octubre de 2020

Absurdo Justificado 6

 

No es que mi tipo de baile fuese meditativo, pero me ayudaba a desfogar. Me calmaba una barbaridad bailando en discotecas, salas de baile, y en mi piso, a que negarlo. Recientemente mi compañera de camino me habló de los Derviches Sufies , que realizan su danza como acto religioso y meditativo. Bravo por ellos.

En definitiva la idea de Paz Interior es una actitud que debería ser general y compartida por todos los diferentes enfoques religiosos. Eso no importa demasiado mientras la PAZ sea la guía de la religión en cuestión. Las religiones, para mí, son diferentes caminos de paz , sin excusas, que deben llevar al mismo destino o meta. Las religiones , o facciones de estas, que alimentan el odio y la violencia son caminos equivocados, son caminos que solo alimentan el infierno personal y el de los próximos. Son pasado. Son caminos absurdos que se han emprendido demasiadas veces en la historia sangrienta de muchas religiones del presente. Actualmente no hay lugar para religiones que alimenten el odio , la discordia, la guerra o la sangre. Eso solo es un pasado equívoco. Equivocado.

Que actualmente haya religiones beligerantes, como en el pasado, solo indica su inmadurez, absurdo y caos. Estas agrupaciones deberían perder el concepto semántico de religión. Solo perjudican la idea de religión que, de por sí, ya está bastante dañada por el pasado de nuestra animal humanidad. 

Aprovecho esta entrada para anticipar una nueva secuencia de Pistis Sophia que paré a finales del año pasado. Reconozco que estos asuntos Teológicos no le gustan a muchas personas pero, evidentemente, no puedo dejar de escribirlos , ni pensar en torno a ellos, cuando se trata de las aventuras y desventuras de Sophia , una alumna que anhela la iluminación de su alma. Sophia y sus vicisitudes son los argumentos de reflexión que usa el maestro Jesús , ya resucitado, para enseñar profundamente a sus discípulos y, evidentemente, “discípulas”.

Absurdo Justificado 5

 


Me atrevo a expresar estas palabras en base a lo que he aprendido aunque en estos momentos no pase de la clave de SOL o del mantra : Gate, Gate, Paragate, Parasangate, Body, Suaja. Un mantra que posiblemente se escriba de otra forma diferente a la tecleada. El mundo de los mantras, que pueden acompañar a una meditación, es gigantesco. Y la meditación más complicada es la que te lleva al vacío mental, hacia el no-pensamiento. Me refiero al mochao Zen. Una técnica aparentemente sencilla pero muy compleja de ejecutar.

Aunque sea un tipo rudo a nivel meditativo ,pues solo estuve practicando durante un año tres o cuatro veces a la semana, puedo opinar con conocimiento de causa histórico. Añoro muchísimo tener más sesiones de meditación, que espero recuperar en algún momento del futuro, cuando las condiciones vitales me lo permitan.

Respecto a la oración , que para mí es un tipo concreto de meditación religiosa que va acompañada de frases bellas dirigidas a los ángeles, a Dios, y/o a divinidades universales y locales – buda, cristos, dioses elementales, vírgenes, santos y santas-, también sirve mientras sea una oración constructiva y amable. Dentro de las oraciones aparecen posibilidades de adoración de entes perversos, con sus oraciones oscuras, pero no voy a entrar en esa tesitura pues es muy toxica y destructiva. No ha lugar en este entorno, y no estoy muy informado. No tengo interés.

Si rezan ustedes a algún santo, o virgen, o imagen del Cristo local , o elemental, piensen cosas buenas y pidan cosas constructivas para ustedes y para los demás. No olviden a los otros en sus oraciones o peticiones. Y esos otros pueden ser conocidos y desconocidos. Además estas oraciones pueden ser cuestión de culto puro o de doctrina. Ambos caminos, en tanto que pacíficos, son útiles. Uno lleva hacia una praxis constructiva, y otro hacia una praxis más moral e, incluso, metafísica.

En cuanto a la danza , también es una opción pero en mi caso hace años que no bailo aunque no puedo dejar de reconocer que cuando bailaba era más feliz. Estaba más tranquilo. Soltaba ponzoña y conseguía pensar en poco o en nada. El moverme al ritmo de la música y, puntualmente, pensar en una mujer hermosa y dedicarle el baile, llenaba toda mi atención.


Absurdo Justificado 4

En esta pequeña saga de entradas emparentadas quiero incidir en la idea de paz interior. A mi entender se trata de una condición de desarrollo personal que es necesaria pero no es suficiente. Evidentemente, sería necesario que todos los seres humanos tuviesen y mantuviesen su paz interior. Si. Sería necesario. Es necesario. No puedo negarlo. Para mi es evidente.

Una de las ventajas de trabajar la paz interior es que el practicante toma conciencia de sí mismo y, con poco esfuerzo, de sus defectos, de sus demonios interiores, o de sus “daimones” internos (hermetismo) si no me equivoco mucho. La paz interior pasa , necesariamente, por reconocer que no somos santos ni demonios y, a su vez, sí que lo somos. Todo depende de las decisiones que vayamos tomando respecto a nosotros mismos, en el caso de la búsqueda de la paz interior- evidentemente-. Hay que tener claro que no somos tan buenos ni tan malos como pensamos. Generar la paz, o el conflicto interior, depende de nosotros y de las malditas circunstancias. ¿Cómo alcanzar la paz interior de la que escribo, y que tanto anhela mi querida compañera de camino?

Las herramientas básicas, que como toda herramienta hay que saber como usar, son a mi corto entender tres: meditación, oración y danza.

Estas herramientas de fomento de la paz interior presentan características diferentes pero pueden llevar a situaciones semejantes de gran calma, e incluso más allá de la calma . La meditación, que es oración cuando incorpora mantras o frases con peticiones o alabanzas, necesita un maestro de iniciación para no perderse o, a que negarlo, dormirse. Un guía , e incluso maestro, siempre será interesante en los comienzos y durante bastante tiempo, pues además de orientarnos en el camino nos proporcionará una rutina.

La meditación es más consistente cuando incorpora algún tipo de fe y si no la incorpora todo resulta más descafeinado, más vacío. Viene a ser, precisamente, como tomarse un café sin cafeína, o una cerveza sin alcohol, o agua caliente en lugar de una buena infusión de jengibre.