28 de julio de 2020

Normas de Tráfico 4. Final.


Una idea: simplificaría esta norma con rotondas, por ejemplo, tridimensionales que obligasen a velocidades lentas en su incorporación y transito. Utilizaría la tercera dimensión, o altura, para mejorar su uso en lugares complejos, algo parecido a un “escalestri”, a una torre de babel, a un acceso a un aparcamiento, o a una tarta de boda gigante. Se fabricarían normalizadas en origen para bajar su coste, Habría diferentes modelos de construcción tipo rompecabezas según el tránsito calculado, y serían fáciles de montar en base a su estructura modular de origen. Podrían llamarse Rotondas Muelle, Rotondas Verticales, o Rotondas 3D, donde solo los camiones , o vehículos altos, mantendrían el mismo nivel por aquello de no encarecer demasiado la estructura y su vida de uso u obsolescencia natural.

Otra idea: diferenciar rotondas para coches y rotondas para camiones. Duplicando vías en ciertos puntos durante unos cientos de metros para facilitar las maniobras de incorporación a las distintas carreteras del cruce.

Y por último: Una mezcla de estas dos ideas anteriores. Rotondas 3D dobles donde los coches circularían por la rotonda superior y los camiones por la rotonda inferior. Sería como un toroide puesto encima de otro toroide con pistas de entrada y salida. Las salidas coincidentes en la ruta final irían con multicarriles hasta un solo carril.
Estas rotondas no se instalarían en entornos puramente urbanos, por su segura fealdad o impacto visual, si no en lugares perimetrales como, por ejemplo, la SE-20 de Sevilla.

Para ir cerrando esta pequeña saga sobre asuntos e ideas sobre tráfico rodado necesito incorporar una falta recurrente en muchas vías con limitación temporal de velocidad. En muchos casos se presenta muy bien el inicio de prohibición pero no se expresa la finalización de dicha prohibición ni una nueva señal de limitación superior de velocidad. Por ejemplo: Lo más frecuente es encontrarme una limitación de 100 y no observar una limitación superior de 120 durante muchos kilómetros posteriores , o no ver la señal de fin de la limitación durante muchos kilómetros. Es decir, no está claro, muchas veces, cuando termina la restricción de velocidad en la carretera que llevo. Este asunto me preocupa, aunque lo normal es que pocos conductores respeten la restricción salvo que haya un radar declarado.

Saludos.

27 de julio de 2020

Normas de Tráfico 3


Hay varias opciones absurdas que mejorarían el acceso a las vías principales desde un carril de aceleración más o menos largo: que todos los vehículos tuviesen la potencia de un formula uno pudiendo alcanzar la velocidad necesaria en dos segundos y veinte metros; o que añadiesen reactores en la parte de atrás de los vehículos para tener una aceleración bestial durante los segundos críticos de incorporación...

Para ir terminando mis tribulaciones sobre el tráfico y sus normas casi imposibles de cumplir voy a esforzarme en razonar en torno a las rotondas y su polémica. Desde mi animalidad, que no es la de muchos que se consideran reyes de la tierra, dioses, o semidioses, el tráfico por las rotondas es muy estresante pues, por una razón u otra, hay rotondas donde no puedes respetar lo que dice la norma y tienes, básicamente , que sobrevivir durante su uso. Las rotondas especialmente polémicas son las que tienen mucho tráfico, poseen más de dos carriles, y presentan un montón de entradas y salidas. Circular por ellas es como resolver un crucigrama con limitación de tiempo y espacio.

La gente no entra a muy baja velocidad. Muchas veces he observado gente que acelera un poco antes de entrar, o que ni siquiera frena, para llegar antes que tu a la rotonda y tener prioridad dentro de ella al haber llegado antes que tú ¡Van lanzados en la incorporación!

Tener que tomar el carril del centro, o aledaños, para poder salir en la tercera salida o más allá es de locos porque al final tienes que tomar el carril de la derecha por el que , fijo, circulará alguien despistado, alguien que va a salir por el mismo sitio que tu, o alguien que está buscando tu carril para salir más adelante. Resumiendo, la circulación por rotondas es teóricamente sencilla pero compleja en su ejecución. Cuando tiene más de dos carriles y mucha circulación es realmente complicada de usar. Ignoro el numero de accidentes anuales que genera, pero seguro que hay información en las bases de datos de tráfico o de las compañías de seguros.

Normas de Tráfico 2


Evidentemente que exprese estas consideraciones no supone que sea un conductor perfecto. También he realizado pequeñas infracciones adelantado. No puedo negarlo . Recuerdo una ocasión en que estaba obsesionado con la idea de ser fotografiado por un radar móvil durante un adelantamiento , con la escusa de esa preocupación tardé varios minutos en adelantar a un vehículo en una autopista. Circulaba puntualmente a 130 Kilómetros por hora y estuve observando el morro del coche que estaba adelantando por si veía alguna protuberancia o radar en dicho morro. Durante mis observaciones no aceleré más y el adelantado tampoco varió su velocidad durante un tiempo. Quedamos empatados durante un rato, quizás varios minutos. Al final ,el adelantado me dio una ráfaga de luces y bajó un poco su velocidad. Gracias. Tras ese gesto pude adelantarlo finalmente. Tengo que reconocer que mi actitud ante el miedo a una multa, por exceso de velocidad, me hizo generar una situación incómoda con final feliz.

No puedo dejar de expresar una de las maniobras más arriesgadas que observo al circular . Y no es la primera vez que la menciono por este entorno. A parte de la señal más crítica para mí que es la de stop, la que me da más miedo, por ser más frecuente, es la del ceda el paso. Voy ha realizar una reflexión en torno a ella.

Muchos carriles de aceleración e incorporación parecen calculados para acceder a la pista, o carretera, a la velocidad limitada que ha sido indicada anteriormente para los vehículos que circulan con prioridad y que, evidentemente, suele ser una velocidad que no es respetada salvo que haya un radar. Así pues los cálculos de tiempo y aceleración durante la incorporación son críticos cuando uno observa vehículos que se aproximan a nuestra posición. También podrías ponerte a esperar en el carril de aceleración hasta que no viniese nadie, con el riesgo que supondría cuando otro conductor quisiera incorporarse a la misma vía que tú  mientras estás detenido en el carril. ¡Ufff!

Normas de Tráfico 1

Tal como sucede con el asunto de las mascarillas y su uso, ocurre con la ejecución de cualquier norma social: siempre hay polémica. Inevitablemente. Una de las polémicas más desatadas, en mi mente de patata caliente-evidentemente-, es la falta de respeto a las normas de circulación de vehículos.

Una primera incidencia frecuente es la falta de respeto a las velocidades límite en las travesías o en otras zonas de restricción indicada mediante una señal de obligación y prohibición. Como no haya un radar declarado, la mayoría de los conductores se pasan la normativa por sus partes nobles u otros lugares. Me ha sucedido que hasta camiones me han dado ráfagas, han pegado su cabeza a mi culo, o me han adelantado. ¡Alucinante! ¡Creo que en una ocasión me pasó un monopatín eléctrico! Tengo que reconocer que he tenido miedo a padecer un alcance, y sufrir un accidente cuando hay limites temporales de velocidad inferiores a la velocidad máxima de la vía por la que circulo. Resumiendo, he tenido miedo a recibir un accidente de tráfico por respetar las normas de circulación, durante una limitación de velocidad en una travesía, atravesando una zona en obras con sus señales amarillas, circulando por dentro de un pueblo, incorporándome a una autopista que surge tras una bifurcación multicarril desde la pista que llevo de origen... ¡Penoso! En el último caso suelen indicar que no se circule a más de 100 Km/h mientras cada uno elige el carril nuevo que le lleva a la nueva pista, solo los camioneros respetan dicha restricción porque suele coincidir con su máxima velocidad de circulación, supongo.

Otra incidencia frecuente , que acontece en el cincuenta por ciento de los casos, es la inexistencia de la distancia de seguridad cuando recibes un adelantamiento. ¡Es de locos! Una de cada dos veces el coche que me adelanta pega su culo a mi morro como si fuese un pájaro sobre una rama. ¡Da pavor! No sé donde les han dado el carnet de conducir a estos conductores. Seguramente, en la tómbola de su pueblo o de su ciudad. No lo comprendo. Flipo. A ciento veinte kilómetros por hora, o más, muchos conductores realizan una maniobra arriesgada con una falta de respeto tremendo que, evidentemente, no entienden como tal pues se quedan tan tranquilos. En alguna ocasión he tenido que frenar un poco para no probar chapa y todas sus desagradables consecuencias, pues algunos entre algunos frenan al adelantarme, obligando mi frenada. ¡Ufff!

23 de julio de 2020

Sun Mulas Todas 17 .Fin.



A través de los agentes dobles, se pueden reclutar y emplear los agentes indígenas y los internos”

como los agentes dobles saben en qué aspectos puede ser engañado el enemigo, se pueden enviar agentes desechables para que transmitan noticias falsas.”

El soberano debe tener conocimiento profundo de las actividades de las cinco clases de agentes. Este conocimiento debe proceder de los agentes dobles y por eso es necesario tratarlos con la mayor generosidad”

Las operaciones secretas son vitales en la guerra; de ellas depende el ejército para realizar cada uno de sus movimientos”

“un ejército sin agentes secretos es como un hombre sin ojos ni oídos”

Y con esta última frase termina el libreto que llevo comentando durante varias entradas. Me resulta muy triste, como he escrito anteriormente en varias ocasiones, que muchas de las proposiciones expresadas por Sun Tzu tengan absoluta vigencia y, posiblemente, la sigan teniendo durante muchos años más. Es demencial e, incluso, demoníaco.

Dado que como humanos somos capaces de justificar las guerras, y los actos más salvajes ,crueles, y desproporcionados, es evidente que esta crueldad no debería alimentarse ni justificarse en el futuro pero, desgraciadamente, esto ,ahora mismo, no deja de ser una utopía carenada. No deja de ser una fantasía en toda regla.

Mi máximo deseo sería que este tipo de libreto con todas sus crueles y razonables estrategias fuese una anécdota en el pasado de nuestra especie mojonera, pero me parece que a corto plazo no va a ser así. Está muy claro, y no tengo dudas al respecto, que somos bichos con algo de mala leche , egoístas por diseño y formación, y con un poco de furia descontrolada que hace daño a compañeros de camino y a otros seres vivos.

Anhelo que en algún momento comencemos a realizar tareas correctas que nos beneficien a todos los seres. Anhelo paz y prosperidad para todos en un futuro próximo. Anhelo respeto ético y pacífico a la diversidad. Estoy seguro de que este libro de Sun Tzu será una anécdota. Ojalá no me equivoque a medio plazo.

Saludos dentro del espacio-tiempo de los objetos y sujetos que tienen que vivir en paz perpetua si, o sí...También.

21 de julio de 2020

Sun Mulas Todas 16


Bueno. A continuación de esta parrafada presento los últimos párrafos del libro de Sun Tzu, o “Sun Mulas Toas”. En ellos se demuestra sin duda que, aunque no me guste reconocerlo, vivimos tiempos de guerra de la información. Es normal que haya personas que busquen refugio en el mundo interior y su mejora. Es hasta deseable. Pero no es suficiente. Me explico sin ánimo de ofender: Cultivar el mundo interior, con todo el beneficio que aporta para uno y para los demás, es una razón de convivencia necesaria, pero no es suficiente. Considero que no debemos olvidar el mundo exterior, por mucho que cultivemos y cuidemos el interior. ¡Ojo. Perro. Muerde! No puede dejarse el mundo exterior a los lobos de todos los colores. ¡Hay que localizarlos, apaciguarlos, y quitarles su poder de decisión! ¡Ha coger coquinas! Habrá que respetar sus vidas y limitar su libertinaje. ¡ Se puede hacer! Creo que es posible. ¿Por qué insisto en esto con cierta frecuencia? Porque cultivar el mundo interior, incluso seguir caminos de santidad y beatitud, es algo fabuloso y maravilloso pero dado que la mayoría de las personas no van a elegir ese camino ¿Qué hacemos con ellas, con las demás personas? Pues respetarlas y luchar , mediante la no violencia física, para que esas personas no sean devoradas por los lobos desde su egoísmo desaforado y sin control. , y para que esas personas no se conviertan en lobos. El reinado del lobo-hombre ha terminado. No es momento de mansos corderos y de palomas de la paz, si no de seres agudos que se muevan por la vida en el filo de la navaja de la Justicia Social Global. Es el momento del funambulismo. Y la justicia social esta dentro, evidentemente y comulgando con la paz interior, y también está fuera haciendo que se respete a los otros, a esos llamados demás, a los próximos, al prójimo, a los pobres, a los desgraciados, a los hundidos, a los religiosos, a los enfermos...a TODOS (incluidos los antiguos lobos sin poder de decisión sobre los demás-evidentemente-) . Hay que respetar a los demás de todas las maneras posibles e, incluso, imposibles. Esa es la clave. El mundo exterior no puede ser de los demonios, si no de las buenas personas. ¿Y quién juzga esta configuración para acercarnos a la utopía social, antes que a la distopía social? Pues, nos guste o no nos guste, todos nosotros , denunciando a los lobos, cultivando el mundo interior de la meditación constructiva, cultivando el mundo exterior de la sabiduría, de las buenas acciones perpetuas, de los buenos actos -suena platónico y muy gnóstico. Me gusta-, de la reivindicación justa, de la reclamación correcta.

Sun Mulas Todas 15


Esta sección, que es la última, sigue dejando proposiciones preciosas, encantadoras, e, incluso ,asquerosas. Observen, si alguien pasa por aquí en el espacio tiempo de los bichos que se creen dioses, las palabras traducidas de Sun Tzu:

Es fundamental descubrir a los agentes del enemigo que vienen a espiar en tu contra y sobornarlos, a fin de que pasen a tu servicio. Dales instrucciones y ocúpate de ellos. Esta es la manera de reclutar y utilizar a los agentes dobles”

Es , como todo lo relacionado con los espías o con la guerra, repugnante y, a su vez, real. Evidentemente, como dije en la entrada inmediata anterior, todo esto se paga con dinero de impuestos directos e indirectos de los ciudadanos modernos, o esclavos contentados -que es lo mismo-. Es muy curioso. Tremendamente curioso. Pese a que mi compañera de camino no guste de mi indignación perpetua, aunque no constante- menos mal-, tengo que reconocer la justificación pragmática de mi indignación idiosincrásica: La realidad exterior es muy mejorable y la indignación es necesaria para denunciar injusticias. Y debe ser una indignación sin violencia, llena de asertividad (esa cualidad tan difícil). La violencia física sería mucho peor para todos, pues se ha demostrado muchas veces en la historia. No se trataría de eso. No se trataría de alimentar los odios .
Se hace necesario un equilibrio de fuerzas, un funambulismo ideológico y de intereses contrastados e, incluso, contrarios. Lo siento. Tengo que ser sincero con mi sociedad. Esta sociedad en la que vivo, a la que pertenezco, en la que me ha tocado vivir. Somos un esperpento de sociedad y hay que mejorar muchas cosas aún dentro de ella. Este mundo, en muchos aspectos, es vomitivo.

El soberano debe tener conocimiento profundo de las actividades de las cinco clases de agentes. Este conocimiento debe proceder de los agentes dobles y por eso es necesario tratarlos con la mayor generosidad”

¡Olé! Los agentes dobles son los de más caché. Así pues son a los que hay que pagar mejor con el dinero de la procedencia que sea. Si es dinero público, pues mejor. Es una pena sistemática y sistémica.


14 de julio de 2020

Sun Mulas Todas 14




Cuando estos cinco tipos de agentes están actuando a la vez sin que nadie conozca sus procedimientos se les llama “la divina red” y constituyen el tesoro más valioso de un soberano”

No puedo dejar de reírme a carcajadas batientes. En el presente, en los estados modernos...¿Quién paga las facturas? ¿Los contribuyentes pagan “la divina red”? ¡Venga ya! Mis carcajadas se oyen hasta en el mundo de las Ideas de Platón.

Los agentes indígenas proceden del país enemigo”

Los agentes internos son funcionarios enemigos empleados por nosotros”

Los agentes dobles son espías enemigos utilizados por nosotros .
Cuando el enemigo envía espías para fisgonear lo que hago y dejo de hacer, los obsequio generosamente y los hago volver convertidos en agentes míos”

Los agentes desechables son aquellos de nuestros espías a los que deliberadamente proporcionamos informaciones falsas”

Escogeremos hombres inteligentes, dotados, prudentes y capaces de abrirse camino hasta aquellos que, en el bando enemigo, tratan íntimamente al soberano o a miembros de la nobleza. De esta manera pueden observar los movimientos del enemigo y tener conocimiento de sus movimientos y planes. Cuando conocen la situación real, vienen a informarnos. Por esto se les llama “agentes flotantes” ”

Aunque todo esto recuerde las aventuras de Ethan (Misión Imposible) o del 007, no deja de ser una forma repugnante de gestionar los Estados y Países. Los Agentes Secretos, o los Agentes de Inteligencia, representan lo que somos como sociedad...¡Homos Estupids en toda regla! ¡Bichos! Aunque todo esto se decore de honor y prestigio, no es más que una justificación cinematográfica del sistema político y socieconómico injusto en que vivimos. Existe una gran falta de Justicia Social Global y eso, enfocado mal o enfocado humanamente -que es lo mismo-, genera violencia e intento de control social , espionaje de los grupos en litigio irresoluble... ¡Todo el mundo quiere ganar en los acuerdos! ¡Todo para mí y el resto, pues también! ¡Si tiene que morir gente, pues que muera, y que dicha gente no sea la mía, que sea la del otro! Somos un encanto de facto. Encantadores...