30 de noviembre de 2020

Pistis Sophia 53.2: Tres testigos.

 


Capítulo 43

María interpreta las palabras de Jesús relativas a los tres testigos

Cuando Jesús hubo concluido, dijo a sus discípulos:”El que tenga oídos para oír, que oiga”.

María se adelantó de nuevo, dio unos pasos a mitad de la reunión y se colocó junto a Felipe, diciendo a Jesús: “Mi señor, la luz que mora en mi tiene oídos y yo estoy pronta a escuchar a mi poder; he comprendido la palabra que has pronunciado. Ahora pues, mi Señor, escucha mi sincero discurso, tú, que nos has dicho: ”El que tenga oídos para oír, que oiga”.

Como has dicho a Felipe: “Sois tú y Tomás y Mateo a quienes el Primer Misterio manda escribir todos los discursos del reino de la Luz y ser testigos”, escucha entonces y que yo proclame la solución de esas palabras. Son las que tu poder luz profetizó antes a través de Moisés: “Todo asunto se establecerá mediante tres testigos”. Los tres testigos son Felipe,Tomás y Mateo”.

Como estoy haciendo en las últimas esntradas de Pistis Sophia. Realizo un inciso de reflexión y análisis sobre estas últimas palabras escritas en este precioso libro.

1-Interiormente solo puedo decir que me asusta el número de elementos o partes que, presumible-mente y a nivel esotérico, forman parte de todo ser humano o bicho, que también sirve.

Ignoro completamente como encajar estos tres escribas, que también son testigos , a nivel de universo interno. Comienza a superarme la existencia de tantos constituyentes internos de manera que lo que consideraba que era sencillo, el análisis del universo interior poco a poco, se va convirtiendo para mi , sinceramente, en algo enrevesado y lioso. No comprendo en qué puede favorecer tanta diversidad dentro del universo interior de cada ser humano de este precioso planeta.

No obstante, hay algo que destaca a nivel interior en todos los discípulos, y es el afán por participar en las clases. Felipe, entre otros, lo deja claro con sus palabras: “mas mi espíritu frecuentemente ha ardido en mí, constriñéndome y a adelantarme aquí y a decir la solución del arrepentimiento” . Está muy claro que los discípulos comparten un profundo interés por aprender con el maestro entre maestros. Esa actitud, prácticamente constante, es el evento más interesante que sucede dentro de cada discípulo que participa. Ese afán por saber y participar es, sinceramente, lo más sobresaliente a nivel interior que puedo observar durante estas lecturas. Esta constante pasión es bella y preciosa. Es lo ideal para todo maestro que se preste. Tener el interés de los discípulos por las reflexiones que van apareciendo es maravilloso. Esto es aplicable en estos asuntos esotéricos internos, y en cualquier otro asunto que busque la enseñanza y el aprendizaje.

Pido perdón si algunas de estas palabras anteriores han ofendido a alguien. Ese no era mi propósito.

Pistis Sophia 53.1 : Tres escribas.

 

Capítulo 42

Cuando Jesús hubo dicho estas palabras a sus discípulos, prosiguió: “Quien tenga oídos para oír, que oiga; y que aquel en quien el espíritu arde, que venga adelante y diga la solución de la idea del quinto arrepentimiento de Pistis Sophia”.

Felipe, el escriba, se queja

Y cuando Jesús concluyó de decir estas palabras, Felipe se adelantó, levantó y bajó el libro que llevaba en su mano -pues es el escriba de todos los discursos dichos por Jesús y de todo lo que hizo-. Felipe se acercó pues, y le dijo:” Mi Señor, seguramente no es a mi solo a quién has encargado ocuparse del mundo y escribir todos los discursos que pronunciaremos y haremos todos nosotros; y sin embargo tú no me has hecho venir aquí a decir la solución de los misterios del arrepentimiento de Pistis Sophia, mas mi espíritu frecuentemente ha ardido en mí, constriñéndome y a adelantarme aquí y a decir la solución del arrepentimiento de Pistis Sophia; y no he podido hacerlo porque soy el escriba de todos los discursos”.

Jesús explica que los escribas asignados son Felipe, Tomás y Mateo

Y sucedió entonces, cuando Jesús escuchó a Felipe, que le dijo: “Escucha Felipe, bendito, con el que hablo: sois tú y Tomás y Mateo, a quienes el Primer Misterio manda escribir todos los dicursos que yo diré y todo lo que yo haré, y todas las cosas que veréis. Más en cuanto a ti, el número de discursos que has escrito no está aún completo. Cuando lo esté, vendrás y proclamarás lo que te plazca. Ahora y por tanto, vosotros tres habréis de escribir todos los discursos que yo diré, todas las cosas que yo haré y que vosotros veréis, a fin de que podáis ser testigos de todas las cosas del reino de los cielos”.

28 de noviembre de 2020

El motor diésel sobresale 3/3

 

Sobre los coches con baterías expresar unas ideas muy necesarias al respeto de estas.

Las pilas de combustible hidrógeno cuestan una barbaridad y suelen usar metales preciosos, o escasos, en sus electrodos. Esta situación las hace delicadas salvo que se desarrollen nuevas tecnologías que funcionen con materiales más accesibles y económicos. 

El precio de una pila de combustible hidrógeno era bárbaro , o astronómico, hace unos años. Es decir, daba mucho miedo. Dicha pila ofrece a su salida vapor de agua , por un lado, y electricidad continua que es la que utiliza el vehículo , modificada, para dar servicio a los motores eléctricos que tienen , normalmente, las ruedas motrices. La idea de un solo motor y una distribución de movimiento, como en los coches de combustión interna, implicaba una pérdida de eficiencia energética que sí se ha ido teniendo en cuenta en los diseños de estos vehículos. Igual que trabajar a tensiones altas en los motores de tracción para minimizar las pérdidas de energía por efecto Joule.

Paralelamente, esto lo aprendí en un curso que me costo una pasta y que sufragaron mis queridos padres, está el asunto de las hidrogeneras donde había dudas sobre si acumular el hidrógeno en estado gaseoso, líquido, o inmerso en un material mediador o contenedor a nivel molecular , una especie de sustancia absorbente fácil de recargar y descargar , y con muchos ciclos de vida.

El depósito, o equivalente, de combustible hidrógeno en el vehículo también era un galimatias que no consideraba trabajar con hidrógeno líquido por su complejo mantenimiento en el tiempo. La temperatura de liquefación del hidrógeno es tan baja que dejarlo en ese estado requiere mucha energía, y esto no tiene mucho sentido en un utilitario que pretende hacer cientos de kilómetros sin dificultades , y dosificados en múltiples etapas durante días.

Lo mejor son los resultados de la combustión de hidrógeno con oxigeno: vapor de agua que puede reciclarse en parte , o no. Depende de la tecnología disponible en el vehículo.

Respecto al coche eléctrico puro, la batería de baterías ,un bloque que ocupa todos los bajos del vehículo, es otro espectáculo de costo y materiales relativamente poco abundantes. Cambiar el bloque equivale, prácticamente, a comprarse un coche nuevo. Aunque he escuchado que las “gasolineras eléctricas” están pensando cambiar bloques recargados por descargados de manera que los bloques serían el equivalente a las bombonas de butano o propano. No tengo idea de lo que sucederá a corto o medio plazo. Los susodichos bloques serían propiedad de la compañía que ofreciese el servicio, y el usuario firmaría un contrato con ella. Este asunto, conociendo la condición humana, me causa pavor. Ahora en lugar de robar coches , robarían bloques de baterías que son las que pueden dar pasta abundante. Miedo a todo lo humano. Tiemblo demasiado.

Posdata: cuando disponga de la información técnica, que he extraviado, es muy posible que realice una nueva entrada vinculada con estas. Saludos.

El motor diésel sobresale 2/3


Me parece tecnológicamente lamentable , como le gustaría decir a mi amigo el Barbas, que la tecnología de los motores gasolina esté estancada. Esa es la sensación que tengo en estos momentos. Tuve un R4 1,1 gasolina que consumía algo menos que el Meriva y tiraba un poco menos, eso si. Pero me da en la nariz que la eficiencia energética era bien parecida. ¡Y el R4 era del año 1986!

En este análisis, teniendo en cuenta la masa del vehículo o tara, la sorpresa salta cuando comparo el Passat con el Meriva y , a continuación, me parto de risa. ¿De verdad?

Passat y Meriva, con una masa y un consumo parecidos pero con tecnologías y prestaciones muy diferentes, solo me dejan ver que durante más de una década los fabricantes, por la razón que sea, no han hecho nada ,o muy poco, desde la perspectiva de la eficiencia energética. ¿Por qué?

Paralelamente a estas tecnologías se ha comenzado a apostar con goteo por tecnologías retomadas: coches de hidrógeno (pila de hidrógeno que genera electricidad desde el hidrógeno molecular) , y coches eléctricos (con pilas de baterías en serie que cuestan una burrada) . Estas tecnologías que expreso como “retomadas” las planteo así porque ya se usaron durante el siglo pasado , pero no se fabricaron vehículos de forma masiva tal como ocurrió con los coches de combustión interna. En definitiva fueron tecnologías que sufrieron un parón tecnológico en su desarrollo.

También comentar que optar por tecnologías retomadas no tiene que suponer necesariamente un mayor respeto por el medio ambiente. ¡Ojo! ¡Cuidadín! Que todo depende, y dependerá, del tipo de fuente de energía de origen. No voy a escribir nada nuevo, pero voy a intentar explicarme otra vez. En el caso de las baterías de los coches eléctricos, todo dependerá del origen de la energía necesaria en su fabricación y en su recarga. ¿De verdad que van a utilizar tecnologías de fabricación respetuosas con el medio ambiente? ¿En serio? ¿Energía limpia en origen? No puedo dejar de reírme de nuevo. Y para la recarga de esas baterías ¿Qué fuente de energía origen van a usar? ¿Dejarán de usar combustibles fósiles? No puedo dejar de seguir riéndome. Y si en origen se usa fotovoltaica ¿Con qué energía han fabricado los paneles solares? ¿Estos estudios, necesarios y éticos, se han realizado de forma estricta y coherente? Me parece a mi que no se ha pensado lo suficiente, salvo que quieran que los desplazamientos de personas físicas sean mayoritariamente en medios de transporte comunitarios; asunto que sería una gran complicación para muchos mercados que a fecha de hoy dependen de los usuarios particulares: talleres, gasolineras, empresas de seguros, tiendas de recambios, etcétera.

El motor diésel sobresale 1/3

 

Desde hace varias semanas he estado buscando una documentación que guardé para expresar el contraste real entre los rendimientos energéticos de tres vehículos que he conducido durante los últimos años. Dos de ellos son diésel y el tercero es gasolina. Tras su uso en diferentes circunstancias sigue pareciéndome sorprendente que los motores diésel ofrezcan mayor rendimiento que los gasolina. No termino de comprender lo que sucede. El porqué.

Me voy a la wikipedia y tengo esto: https://es.wikipedia.org/wiki/Motor_di%C3%A9sel Parece ser que los motores diésel son más eficientes desde el punto de vista energético. ¿Qué es lo que sucede?

¿Tenemos que ir a otro tipo de motores? ¿De verdad? Si el problema son los gases tóxicos que emite ¿No es posible implementar una tecnología que los apacigüe un poco sin perdida de potencia?

¿Seguro? Estoy escribiendo sobre el uso del hidrógeno molecular como mediador termoquímico...

En base a mi experiencia doy fe de esa circunstancia de eficiencia. El Passat 1,9 diesel HDI , del 2001, me consumía 7 libros a los 100Km y tenía unas prestaciones magníficas. El C2 1,4 diesel HDI (o equivalente),del 2005, me consumía 4,5 litros a los 100 Km y tenía unas prestaciones aceptables. Y el Meriva 1,4 gasolina que tengo actualmente, del 2012 y ECO, consume 7 litros a los 100Km y tiene unas prestaciones mediocres o bajas. ¿Qué es lo que sucede? ¿Por qué el motor gasolina es menos eficiente una década después? ¿Qué están haciendo los fabricantes? No me entero.

Los diésel los he hecho trabajar en regímenes próximos a las 2500 vueltas por minuto para circular a las velocidades indicadas en la vía, sin excesos. De hecho el C2 llegó a consumirme 3,5 litros a los 100Km yendo un poco por debajo de las velocidades estipuladas en las diferentes carreteras. Y el Mervia ,que tengo actualmente, consume como sus mulas y no tira. Hay que pensarse mucho los adelantamientos y jugar con velocidades bajas para revolucionar el motor y conseguir mayor aceleración. Hay que “apretarle la oreja” con el consiguiente disparo del consumo. ¿Esto qué es? ¿Qué es lo que sucede? ¿Esto es respetar el medio ambiente? ¿ECO qué?

25 de noviembre de 2020

Pistis Sophia 52.4: El quinto arrepentimiento. "Homo mojonero".


 3- Reflexión Carenada. Lo primero , para mi, es la alabanza a Juan por su análisis. Tal como hizo el Resucitado con los discípulos anteriores, en esta ocasión clasifica a Juan como “el Puro”. Es curioso como el Cristo evalúa positivamente a sus discípulos con una sola palabra llena de simbolismo. Este procedimiento sigue utilizándose en la actualidad aunque de forma más despectiva. ¿Qué quiero decir? Pues, sencillamente, que las personas en los grupos no suelen valorar en condiciones a sus amigos o compañeros, si no que más bien suelen hacer lo contrario con los apodos. O idolatran, sin especificar con concreción, o humillan con intención franca y cruel: el rata, el agarrado, el loseta, la capagallas, el celoso, el descarado, el franco, el despistado, el tardón, el alicate, el rancio, el conejo, ... Y sus variaciones de género...Etcétera.

Es de muy buen gusto que el Resucitado evalúe a sus discípulos con palabras amables. Incluso cuando actúan picados por cierto celo o envidia. No se centra en el defecto que origina la intervención del alumno, asunto relativo, si no en una cualidad positiva del discípulo en sí. Esta actitud es poco convencional y me gusta. Es, digamos, menos humana y más divina. Esta apreciación inicial es la que más me gusta del texto. La que más llama mi atención en base a la cíclica redundancia de ideas. Valorar a los amigos y compañeros debería ser más habitual, y no escribo sobre el concepto :”peloteo”; si no sobre el concepto: “ valoración y respeto”.

Para entender los bichos que somos, “homos mojoneros” , solo hay que darse una vuelta por las redes sociales para captar con gran esplendor como gestionan los usuarios las diferencias de opinión. Las diferencias ideológicas se apoyan en expresiones mal sonantes, negativamente emocionales, y muy tóxicas. Es, sinceramente, repugnante. Frecuente y repugnante.

Estoy pensando abandonar la única red social en que participo, que no voy a mencionar para no darle publicidad, pues ya se la da ella a sí misma. Vanidad entre vanidades, y vanidosos.

Con esto no es que esté pidiendo moderación externa , que siempre roza la idea de censura, si no moderación interna, moderación de los autores de tantos despropósitos. Seguramente, solo estoy escribiendo sobre una nueva fantasía absurda e inalcanzable.

Pistis Sophia 52.3: El quinto arrepentimiento. No somos libres.

 

1-Interiormente escribiendo. Es extraño que Obstinado siga absorbiendo luz de Sophia (el alma). Pensaba que Sophia la había perdido toda. Esta situación da a entender que la luz interior emana como si fuese la de una estrella que, sencillamente, ha sido rodeada de una especie de parásito que interrumpe y consume dicha energía. Esto huele a que alguien , en este caso Obstinado, se alimenta del alma y, extrapolando, se alimenta de las almas. ¿Se trata de una cadena trófica invisible a la vista donde los seres con alma son una fuente de alimento de otros entes? Si esto es así deberíamos saberlo más allá de estos documentos esotéricos. Deberíamos tomar conciencia de esta triste realidad, una más.

Está de lujo que Sophia luche sin dudarlo levantándose cada vez que se cae. No se insiste mucho en que la caída de Sophia se debió al engaño de Obstinado que aprovechó su debilidad: El ansia de crecer. Las excesivas ganas de incrementar su luz. ¿Fue Codicia? O solo fue un sano afán desesperado. ¿Quién fue el responsable, entonces?

El alma sigue cantando alabanzas y pidiendo pero hay partes del texto que no consigo comprender interiormente. “...ni que mi pareja me salva de mis aflicciones” ;

Según mi compañera de camino los discípulos son las diferentes partes del ser que forman parte de lo que nosotros consideramos el YO. En este caso Juan sería= el verbo. Evidentemente no percibo eso desde mi entendimiento. Lo siento. Como ya he comentado, me ciño al texto y a su interpretación carenada y , en este caso, interior. Interpretación relativa al universo interior homínido. Agradezco a mi compañera de vida sus apreciaciones, pero lo que veo o entiendo es, más o menos, lo que escribo en este entorno virtual. Observo que el esoterismo se basa en interpretaciones más complejas que las observables, asunto que solo conocía por definición, y que aún no me asusta.

2-Exteriormente lo que tengo que escribir es casi simétrico de los interior. Parece que estoy reflexionando sobre un fractal filosófico y religioso. Sophia sigue pidiendo ayuda y su esperanza ha mejorado bastante. Parece, precisamente, menos desesperada. Va calmado la petición de ayuda de su discurso.

Es extraño que siga habiendo luz, cuando llevamos cuatro arrepentimientos con la misma cantinela en que hay una perdida continua de , digamos, energía. Independientemente de lo que puedan decir los analistas profesionales de estos textos apócrifos , no deja de sorprenderme la aparente energía inagotable de la engañada.

Parece que va a recibir ayuda en breve, aunque sigue en poder de Obstinado.

El arrepentimiento recurrente de Sophia comienza a parecer un castigo que va perdiendo intensidad. Se nota que en breve será ayudada por el Cristo. Menos mal que era algo que tenía que ocurrir.

Exteriormente, también infiero que la energía de Sophia está siendo parasitada por ciertos entes turbios que la han engañado aprovechado su ansiedad e inocencia.

Esto me recuerda en exceso a los abusones de toda la vida. ¿Estamos en manos de entes perversos? ¿Somos libres de verdad?

Pistis Sophia 52.2: El quinto arrepentimiento.

 

Y tu espíritu se ha alejado, abandonándome. Y aún más , por tu mandato las emanaciones de mi aeón no me han ayudado, me han detestado y separándose de mí, y aún así no estoy totalmente destruida.

Y mi luz ha disminuido en mí, y yo he clamado por la luz que aún hay en mí, he elevado mis manos hacia ti.

Ahora y por tanto ,¡oh Luz!, ¿no cumplirás tu mandato en el caos, y los mensajeros que vienen de acuerdo a tus mandatos no se elevarán en la obscuridad y vendrán, y serán tus discípulos?

¿No gritarán el misterio de tu nombre en el caos?

¿O no pronunciarán quizá tu nombre en una materia del caos en la que tú (tú mismo) no te purificarás?

Mas yo te he cantado alabanzas, ¡oh Luz! , y mi arrepentimiento llegará a ti en la altura.

Deja que la luz venga a mí.

Pues ellos han arrebatado mi luz, y estoy en pena a causa de la luz, desde el momento en que fui emanada. Y cuando he mirado la luz en la altura, he visto hacia abajo el poder de la luz en el caos; me he levantado y caído.

Tu mandato vino sobre mí y los terrores que tú decretaste para mi me llevaron al engaño.

Y rodeándome en gran cantidad , a manera de agua, se han mantenido junto a mi todo el tiempo.

Y por tu mandato tú no has hecho que las emanaciones de mis compañeros me ayuden, ni que mi pareja me salve de mis aflicciones.

Este es pues, el quinto arrepentimiento que Pistis Sophia expresó en el caos, cuando todas las emanaciones materiales de Obstinado continuaban oprimiéndola”.

Bueno. Este quinto arrepentimiento de Pistis Sophia parece surgir de una situación menos desesperada de Sophia. Sus gritos han bajado en frecuencia e intensidad, y sus palabras toman una nueva ruta. Un camino más tranquilo, menos desesperado; y lleno de oraciones que siguen pidiendo ayuda. La esperanza de la intervención del Primer Misterio gana fuerza.