20 de noviembre de 2019

Colegas 1/2


Sobre todo quiero expresar mi ignorancia ante todo lo que ocurre. Una ignorancia , que es la mía, que surge tras observar repetidamente que ,según la fuente de información consultada, la situación marmota actual de esta España “democrática” puede llegar al caos, o no. Observo dicotomías de siempre. Miedos alimentados con perfección.

En estos últimos días, tras meter el miedo en el cuerpo diferentes políticos ancianos, menos Zapatero, necesito opinar en este entorno sobre algo de lo que no se ha hablado mucho pero sí se expresó en el último debate a cinco de TVE.

En un momento concreto del espacio-tiempo-homínido se produzco un semidiálogo, por llamarlo de alguna manera, entre el Sr. Santiago y el Sr. Alberto. Un semidiálogo que llamó mucho mi atención, y de ahí viene esta entrada de hoy. De ahí surge esta entrada y todas sus perturbaciones.

El Sr. Santiago tiene en su programa de partido la eliminación del modelo autonómico que, siendo sinceros y a mi entender, ha resultado un fracaso de facto. Lo bueno es que, de momento, no somos demasiado violentos y eso es de agradecer. Hay altercados que no pasan de enfrentamientos entre la policía, sea la que sea, y la ciudadanía independentista o teóricamente independentista. Y digo esto a sabiendas de la existencia de procedimientos policiales , o no policiales, de infiltración. El procedimiento de infiltración es de academia y puede ejecutarlo cualquier ente organizado y con suficiente dinero público o privado. Es evidente que los infiltrados cobran y , a buen seguro, cobran bastante.

El Sr. Alberto tenía en su programa de partido la eliminación de las diputaciones que, siendo sinceros, constituyen una duplicidad de la reorganización territorial surgida con el modelo autonómico. Es decir, las diputaciones deberían haberse eliminado cuando se inició el modelo autonómico , pero no fue así. Ahí están las dos mantenido personal que fue opositor, o no. Y la parte de los NO opositores es la más chunga cuando algo se paga con dinero público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario