30 de septiembre de 2019

Pistis Sophia 45.3


Pues por haberme tú inducido y por amor a tu luz he caído dentro de esta opresión, y me veo cubierta de vergüenza.

Y por la ilusión de tu luz me he convertido en una extraña para mi familia, y para las grandes emanaciones de Barbelo.

Esto me ha ocurrido, ¡Oh, Luz!, por haber sido celosa de tu morada; y la ira de Obstinado ha caído sobre mí. De él, que no ha escuchado tu mandato para emanar de la emanación de su poder, porque yo estaba en su aeón sin desempeñar su misterio.

Y todos lo regidores de los eones se burlaron de mí.

Y yo estaba en esa región, lamentándome y buscando la luz que había visto en la altura.
Y los guardianes de las puertas de los aeones me buscaron y todos los que permanecían en su misterio se mofaron de mí.

Pero yo miré a la altura hacia ti y tuve fe en ti. Ahora, y por tanto ¡Oh, luz de luces!, me encuentro dolorosamente oprimida en la obscuridad del caos. Si ahora tú deseas salvarme, -grande es tu misericordia-, escúchame entonces en verdad y sálvame.

Sácame de la materia de esta obscuridad. Que no me sumerja en ella, que sea yo salvada de las emanaciones del dios Obstinado que me tiene oprimida, y de sus malas acciones.

No permitas que me sumerja en estas tinieblas y no permitas que el poder rostro de león devore por completo todo mi poder...y no permitas que este caos amortaje mi poder.

Escúchame, ¡Oh , Luz!, pues tu gracia es preciosa, y mírame abajo, de acuerdo con la gran misericordia de tu luz.

No me des vuelta tu rostro, pues estoy sumamente atormentada.

Apresúrate, escúchame y salva mi poder.

Sálvame de los regidores que me aborrecen, pues tú sabes de mi dolorosa opresión y mi tormenta, y del tormento de mi poder que ellos me han quitado. Ellos que me han colocado en todo este mal, están ante ti; trátalos según te deseo.

Pistis Sophia sigue pidiendo y orando al señor. Es una mujer constante y sincera. Eso dice mucho de ella. Irradia voluntad y dedicación.

El alma clama por salir de su propio infierno. Reza, reza, y sigue rezando para crecer, para incrementar su luz, su vibración, su estado inicial. Es una cuestión de misteriosa necesidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario