25 de agosto de 2019

Tribulaciones Campestres 5



Asociada a las bombas de agua está la necesidad de energía eléctrica donde, curiosamente, muchas empresas también hacen su agosto. Es lógico que el agricultor tenga la sensación de que le están sacando los higadillos. Se mete por contagio, fundamentalmente, en gastos extra para tener más ingresos y tiende a freírse en su propio atolladero. Es una cuestión sencilla de codicia natural aprovechada por terceros, o puro contagio oportunista.

Que diga esto no quita que a algunos les vaya cada vez mejor. O aparentemente mejor. Se está produciendo una cierta concentración de viñedos en menos manos, pero esto solo es un rumor. Es evidente que otra forma de incrementar la producción es tener más viñas, más tierras. Aquí nada que conjeturar. Si se está produciendo dicha concentración, lo tienen que saber muy bien los registros de la propiedad. Con esos datos sobre la mesa no habría rumor posible, o hipótesis, o intuición, si no evidencia.

Para disponer de energía eléctrica también hay varias películas posibles que van a asustar más o menos al viticultor y sus riegos instalados:
  • Contratar con la distribuidora eléctrica más próxima una potencia alta para poder hacer funcionar las bombas sin problemas. En este caso ¡Paga tela!
  • Utilizar bombas de agua diésel, o en su defecto grupos electrógenos diésel que den servicio a las bombas de agua eléctricas necesarias para hacer funcionar el sistema de riego. En este caso ¡Paga, mantiene, y que no te roben!
  • Usar huertos solares para hacer funcionar las bombas de agua eléctricas durante las horas del día, antes que cargar baterías con que alimentar las bombas a todas horas, sistema que sería mucho más costoso. En este caso ¡Paga mucho al principio! , o invierte, reza para que no te quiten las placas, e implora para que no necesites más potencia de la calculada al principio.

Y, para ir terminado, llega la historia de la mano de obra necesaria durante la vendimia, y todos los temores consecuentes para el agricultor. El momento de la vendimia es el más duro del año. Se trata de una auténtica pesadilla donde el agricultor medio se la juega en un mes, o en mes y medio.

4 comentarios:

  1. "Para disponer de energía eléctrica también hay varias películas posibles que van a asustar más o menos al viticultor y sus riegos instalados:"

    Pues haz lo mismo que en el Tirolínea: empalma el cable al contador del vecino

    ResponderEliminar
  2. "El momento de la vendimia es el más duro del año"

    El momento en que te pones a lavar el coche en mini-shorts es mucho peor

    ResponderEliminar
  3. El Eco Manchego29/8/19 21:21

    Carenado exige que le entreguen todos los productos retirados de La Mechá. Afirma que con eso tiene pa desayunar durante casi una semana y que se la suda la listeria.

    ResponderEliminar
  4. Greatest Entrepreneurs30/8/19 15:38

    Carenado adquiere el carro de Manolo Escobar en una subasta para iniciar un negocio de venta ambulante de joyas y Rolex en el Raval de Barcelona. "De esta me forro", anda diciendo en el casino del pueblo.

    ResponderEliminar