25 de agosto de 2019

Tribulaciones Campestres 1


Llevo un cierto tiempo cerca del mundo agrícola Manchego, sus historias, sus penalidades, y su realidad Carenada. Y con realidad Carenada solo pretendo expresar mis sensaciones, juicios, y prejuicios respecto a él , sus emociones, y sus tribulaciones socio-económicas , las tribulaciones socio-económicas de sus gentes, de sus Sanchos, pues por aquí no ha Quijotes ni semejantes, aunque sí molinos de viento conmemorativos.

Evidentemente, es el aspecto Carenado el que voy a expresar de la forma y manera más sesgada y parcial posible. Voy a expresarme como casi todo hijo de vecino se expresa desde cualquier medio de comunicación. Eso de la imparcialidad , incluso neutralidad, de los medios de comunicación de masas nunca ha sido una propiedad intrínseca de ellos, siquiera que yo sepa o note. Como decían mis conocidos del partido SAIN: -¡Quien paga manda!

Aunque mi opinión no forme parte de ningún medio de comunicación de masas , si no más bien lo contrario, es evidente que opinar forma parte coyuntural de este entorno vomitivo y , de momento, de expresión libre.

A lo largo de varias entradas voy a dar mi visión de como funcionan los diferentes aspectos de este entorno socio-económico tan básico y, por ende, tan manipulado. Así lo siento y a sí lo expreso sin ánimo de ofender. No es que se trate de un entorno humano y social anómalo o inusual, sino de un entrono humano, y actual, lleno de entresijos y tropelías delicadas antes que violentas. Casi todo es cuestión de cuartos y tierras, y al revés. Nunca me he acorado tanto de la serie Falcon Crest mezclada con las películas del Oeste más salvajes.

La primera reflexión ronda la necesidad, o no, de un tractor para trabajar el campo. Este asunto, que requiere una inversión y un mantenimiento bastante serios, se toma, sinceramente, de forma frívola e improvisada desde la envidia y el celo al ajeno, al vecino, al otro; que constituyen los auténticos motores de la decisión final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario