22 de julio de 2019

Pistis Sophia 44. 2/4


¡Oju! ¡Vaya tela! Esta parte de Pistis Sophia me saca, sinceramente, de quicio. Solo se me ocurren tres lineas de reflexión que, evidentemente, no pretenden ofender a nadie, a ninguna persona, ni a ninguna alma que se preste y navegue por el espacio tiempo de las cosas de las tres dimensiones metidas en el tiempo y en el espacio y/o cuerpo físico. Esta aparente realidad en la que estamos todos los seres que he conocido y conozco.

Primero: si enfoco este texto de hoy desde el interior de los interiores, o desde la visión esotérica de que somos muchos dentro de un cuerpo que contiene un alma encerrada. Desde esta visión Pistis Sophia, nuestra alma, el alma de cada ser humano, o bicho que he considerado en muchas ocasiones, está encerrada entre monstruos que como Obstinado “...se enfurecieron contra ella por haber ella pensado en la grandeza . Simplemente tengo que decir que esos seres son unos auténticos C. , o superBichos.
Desde esta visión interior la vida, sinceramente y sin ánimo de molestar ,es algo triste que no podemos controlar, pues estamos a expensas de unos monstruos interiores que no nos dejan en paz. He leído soluciones a través del sacrificio por los otros, incluso del cambio interior,...pero he leído poco de una actitud rebelde de in-aceptación de una realidad interna muy cruel ,o super cruel. Una realidad interna de dolor que no puedo comprender e, incluso, que no puedo aceptar como posible realidad interior de los seres vivos llamados humanos, aunque sean bichos; aunque seamos bichos. Supongo, y espero, que este precioso libro vaya aclarando el camino  y el sentido casi masoquista de este recorrido existencial, e interior, vinculado con la vida y los acontecimientos.

En definitiva la grandeza de cada ser interior , o cada alma, y sus máximas aspiraciones o eso llamado luz interior, debe ser respetada y alimentada sin envidia ni celos, o aberraciones parecidas. Quien se pique que se rasque, antes que dañar un tipo de entidad que solo pretende mejorarse a sí misma, que solo pretende ser mejor antes que más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario