25 de febrero de 2019

Al respecto de las Combustiones Históricas 3.4


El aliviadero, por lo que he podido contemplar en la distancia entre la acera y el tejado, tiene forma de grifo de cocina curvo y rebosa cuando el circuito tiene demasiada agua. Su función es , básicamente, de seguridad. Además, en la planta superior de la casa hay un depósito, tipo cantimplora, que tiene una capacidad de unos treinta litros. A este depósito van conectados dos tubos : un tubo de entrada , que llega por la parte inferior, y otro de salida que va hacia el tejado y sale desde la parte superior del depósito. A parte de estos dos tubos, que van al depósito, existe un tercer tubo que sube directo hacia el tejado. Supongo que uno es de desalojo de vapor, y otro es de desalojo de exceso de agua del circuito pero, sinceramente, no pondría mi mano en el fuego.



La puerta superior del mueble es por donde se va añadiendo el carbón nuevo. La dos puertas, la superior y la inferior, tapan el depósito de combustión o cámara, pero es la puerta superior por la que se añade el combustible, y la puerta inferior es por donde se rascan las ranuras de ceniza, y por donde se limpia la caldera cuando se apaga.



La puerta inferior lo primero que ofrece es la parrilla de extracción. Elemento crítico cuando se usa el coke, pues tiende a ponerse al rojo y , como consecuencia, deteriorarse pronto. A parte de esto, la puerta inferior es la que nos deja ver la cantidad de ceniza, y la cantidad de brasa que hay en la base del depósito. Cuando no se ve la brasa por ningún lado, porque todo es ceniza, hay que rascar ,si o si , la base de la cámara de combustión.





Para rascar se sujeta con un útil la parrilla, para que no se venga hacia nosotros, y comenzamos a meter el rascador para ayudar a que la ceniza vaya cayendo desde las ranuras de ceniza hacia la bandeja, de ceniza. El rascado termina cuando casi todo lo que se ve son brasas y la ceniza ha caído hacia su bandeja. Este proceso de rascado tiene que tener sus precauciones, a parte de sujetar la parrilla, hay que procurar meter el rascador lo justo para no dañar el serpentín. Aunque en el caso que narro el rascador es más corto que la profundidad de la cámara de combustión, también es algo romo en su punta y sería deseable, que no es caso, de que fuese de un material más blando que las paredes del serpentín. Así, en caso de impacto, se deformaría el útil, entiéndase rascador, y no dañaríamos el serpentín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario