19 de noviembre de 2018

Rotundo NO a un Ejército Europeo

Leí hace unos días en prensa digital, cuyo periódico no recuerdo, una noticia muy curiosa que me sorprendió sobremanera. Pensaba yo que mi capacidad de sorpresa se había extinguido, pero no ha sido así, aún soy capaz de sorprenderme. Curioso.

Pese a que leer prensa digital no tiene nada que ver con la prensa escrita, aunque los mensajes escritos sean los mismos, me resulta curioso recordar las noticias pero no a los editores. Parece que ahora la información es más volátil, está a mayor temperatura, se evapora antes. Pero claro, solo es una sensación. Puede que todo sea mi amor por la celulosa.

En fin, la cosa es que parece ser que Europa , o la Comunidad Económica Europea, tiene intención de tener un ejercito propio. ¡Ja! Me parto de risa y me duele el ombligo del esfuerzo. Alucino.

Bien es sabido que los ejércitos , aunque sean de pacificación, se pagan con los impuestos de los ciudadanos. ¿Quién va a pagar ese ejercito en una Europa con gente pobre dentro de sí? ¿Eme? ¿Ele?¿Elle? ¿No tienen ejercito cada uno de los países miembros? ¿Para qué un ejercito más, con todos sus gastos consecuentes? No comprendo. ¿Dónde está la amenaza? ¿Dentro? ¿Fuera? ¿Alguien va a hacer negocio?

Encima dicen que Europa va a crecer menos, sin entender mucho esta idea redundante y machacona. ¿Van a cobrarnos por respirar? ¿De dónde va a salir ese dinero? ¿No será mejor parar la globalización de mercancías con aranceles de ajuste en las fronteras de Europa? ¿Por qué seguir insistiendo en una globalización que solo ha traído deslocalización y paro en los países con mano de obra más cara, porque la vida es más cara? ¿Qué pasará cuando los sistemas de producción industrial, o agrícola, se automaticen más aún?

Hay soluciones muy evidentes que pararían esta sangría laboral dentro de una paz social , pero parece un imposible. ¿La Europa social puede permitirse los gastos que supone un ejército? ¡No! Existen otras prioridades mucho antes. ¡Ojo con la Europa burocrática y repleta de gastos! ¡ Mas redistribución de la riqueza, y menos vanidad ! Por favor.

Por cierto, saludos.

Posdata:
La portada de hoy del periódico impreso: El País habla sobre este mismo asunto , aunque no he tenido la oportunidad de leer el artículo relacionado. ¡Cachis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario