25 de agosto de 2018

Cien años 1/2


Hace unas semanas visité las aldeas donde nacieron algunos de mis bisabuelos paternos. Situados en la provincia de Orense, y administrativamente dependientes del Concello de Rios, me acerqué a ellos de forma poco protocolaria, o a relativo salto de mata. Solo quería tomar impresiones de la zona, o husmear un poco. Con la compañía de mi compañera de camino, a la que agradezco su tiempo , paciencia, y atención , me acerqué a Novallo y Pedroso que son lugares, sinceramente, preciosos.

Esta entrada surge tras las sensaciones percibidas después de pasear por sus calles y hablar con sus vecinos temporales, antes que permanentes.

En ambos casos se trata de aldeas que han estado perdiendo población durante décadas, aunque Navallo, al estar más cerca de la A-52, parece tener viviendas dormitorio y ,en consecuencia, parece mantener su población actual, aunque también recibe la que viene durante las vacaciones.

Estas aldeas gustan llamarse a sí mismas pueblos o pueblecitos. Hasta aquí todo bien. Genial. Los paisajes , las huertas, las fuentes comunitarias , y los hornos de pan comunitarios que actualmente son edificios municipales de eventos o exposiciones, junto a las típicas casitas de dos plantas, constituyen un entrono idílico, pacífico, encantador y bonito... 
Pero cuando tuve las primeras conversaciones todo fue oscureciéndose, haciéndose muy gris en mi mente. Lo siento. Solo la alegría de mi compañera de camino calmaba un poco mi obturación social y antropológica. Lo siento de nuevo.
Antes de escribir sobre las serpientes y los bichos exteriores e interiores que percibí quiero expresar  mi agradecimiento hacia la hospitalidad y el buen trato recibido por los habitantes de ambas aldeas. Gracias por vuestro tiempo y hospitalidad. Gracias por los refrigerios ofrecidos que no quisimos tomar.

En tiempos de mis bisabuelos, e incluso en tiempos posteriores, muchos gallegos emigraron por necesidad , antes que por placer o desarrollo personal.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario