21 de julio de 2018

En saco roto 2/2


Sigo sin saber la razón del Senado y, menos aún, la razón de existir de las diputaciones. No me entero de su necesidad. Hay administraciones duplicadas y hay que resolver hacia la reducción de gastos. Repito, desgraciadamente, que con el dinero de los impuestos no pueden pagarse favores, sillones, o cosas parecidas. ¡Basta! Estoy cansado de esa tóxica dinámica. Envenena a la gente, y genera muchas injusticias sociales.

El asunto del diésel , y su futura desaparición, me resulta gracioso, muy gracioso. El diésel surge del refinado de petróleo y del resto graso que queda antes del alquitrán, si mal no recuerdo. Algo que casi es basura ¿Cómo puede igualarse al precio de una gasolina? Es como igualar el precio de las patatas con el de las setas más exquisitas. ¿Qué cerebro piensa estas cosas? Es de locos.

Si un diésel genera gases de nitrógeno que dañan los centros urbanos o el aire, pues no dejen que accedan a los centros urbanos, peatonalizando u ofreciendo otras alternativas a los conductores , e implementen dispositivos que minimicen las emisiones NX. Digamos que existen opciones mas constructivas antes que empezar a echar vehículos para atrás en las ITV'S . También existe otra opción que es el canjeo de un vehículo viejo por uno nuevo de semejantes prestaciones, y más respetuoso con el medio ambiente, aunque esto sí que es una fantasía Carenada. En plena crisis económica, que aún perdura, no puede pedirse a la población que compre un coche nuevo más respetuoso con el medio ambiente. La economía de muchas familias deja bastante que desear. Es de locos. Considero que en algunas cosas se están matando moscas a cañonazos. Hay demasiados favores pendientes, demasiadas decisiones injustas que se ejecutan con los recursos de la gente y su endeudamiento público. Es una pena. Dejamos mucho que desear. Somos bichos capaces de hacer grandes cosas y, a su vez, cosas miserables y egoístas. Espero que tengamos solución alguna vez.

No creo que el Sr. Sanchez , ni su equipo, pueda hacer mucho para cambiar esta situación, estas situaciones. Voy a deprimirme un poco. Hasta luego.