29 de julio de 2018

Él entró en los Aeones , y la armó otra vez. 1/2


Él entró en los Aeones

Y abandoné esa región y ascendí a la de los Aeones de los Regidores y llegué ante sus velos y sus puertas, brillando con gran intensidad y no había medida para la luz que estaba en mí. Sucedió entonces , cuando llegué donde los Doce Aeones, que sus velos y sus puertas fueron sacudidas una contra la otra. Sus velos se apartaron a sí mismos espontáneamente y sus puertas se abrieron una contra la otra. Y entré en los Aeones , brillando con gran intensidad, y no había medida para la luz que me rodeaba, cuarenta y nueve veces con más intensidad que la luz con la que brillé en las casas del Destino.”

Los poderes de los Aeones se asombraron y se postraron y lo glorificaron

Y todos los Ángeles y Arcángeles de los Aeones y sus Arcontes y sus Dioses y sus señores y sus autoridades y sus tiranos y sus poderes y sus chispas de luz y sus fuentes de luz y sus inigualables y sus invisibles y sus antecesores y sus poderes triples, me vieron brillar con gran intensidad y no había modo de medir la intensidad de la luz que me rodeaba; y ellos fueron poseídos de gran agitación y un gran temor los invadió cuando vieron la gran luz que estaba en mí. Y en su gran agitación y su gran temor se retiraron a la región del Gran Antecesor Invisible y de los Tres Grandes Poderes Triples. Y debido al gran temor y a su gran agitación, el Gran Antecesor con los Tres Poderes Triples , siguieron en movimiento de un lado a otro de su región y no pudieron cerrar todas sus regiones debido al gran temor que los invadía. Y ellos agitaron a todos los Aeones y a todas las esferas y a todos su órdenes, invadidos de temor y de agitación, debido a la gran luz que estaba conmigo ( la cual no tenía el mismo poder que tenía cuando estaba en la tierra), cuando la vestidura de luz vino a mí, porque el mundo no podía soportar la luz tal como era en realidad; de haber sido así, el mundo y todo su alrededor hubiera sido destruido al momento, sino que la luz que tenía conmigo en los doce Aeones era de una intensidad de 8700 miríadas mayor que la luz que tenía cuando estaba en el mundo entre vosotros

No hay comentarios:

Publicar un comentario