24 de junio de 2018

Al respecto del Sacrifico por la Humanidad


Me surge , tras la última entrada, la necesidad de escribir sobre el sacrifico por la humanidad, o sobre la aplicación íntegra del Primer Mandamiento y su dolorosa relación con el sacrifico por los otros, esos sujetos llamados demás. Bien es verdad que para muchos ese mandamiento es amar a Dios sobre todas las cosas, y punto. Pero para mí no es así. Intento explicarme a continuación.

Para mí Dios es un sujeto y las cosas son objetos y/o sujetos. Desde ese punto sobrentiendo, carenadamente pensando, que es clave, o es muy importante, amar a los sujetos del multiverso en que estamos porque son parte de Dios. Evidentemente muchos pensaran que estoy diciendo una patochada, están en su derecho desde la perspectiva del libre pensamiento, lo comprendo, pero desde mi visión de las cosas todos somos parte del UNO e , inevitablemente, somos parte de Dios. Por ello estamos obligados a amarnos si o sí. Pero ¿Cómo puede uno sacrificarse por los otros en este presente histórico donde a nivel local , entiéndase España, ya no te matan por hereje, brujo, bruja, etc? Al no producirse el desgraciado fenómeno del martirio, que en algunos países sigue existiendo, el sacrifico por la humanidad, o la pasión , no ha lugar porque hay más tolerancia , o indiferencia , que también puede servir.

Entonces. ¿Cómo emular la pasión de Cristo en el presente Español? Y digo Español porque es mi referente social y territorial con forma de estado moderno. Pues muy sencillo. Haciendo el máximo bien a los demás y a uno mismo. El sacrifico por la humanidad no debe entenderse como una actitud masoquista ante la vida. ¡Ojo! ¡Perro! ¡Muerde! No se trata de infringirse dolor y renuncia de forma gratuita. El concepto de pecado está sobrevalorado. Antes que pecadores somos animales ignorantes con un cerebro medianamente grande.

Y que me haga estas preguntas no supone que quiera sacrificarme por algo, o cosa parecida. Solo pretendo expresar mi necesidad de pensar entorno a esta idea tan cristiana tan bonita y tan generosa. 

Saludos.