23 de mayo de 2018

Pistis Sophia 19: El misterio de las cinco palabras en la vestidura.


Capítulo 9

Sucedió que cuando Jesús había concluido de decir estas palabras a sus discípulos, continuó con su exposición y les dijo: “ Ved aquí, que me he puesto mi vestidura y con ella toda autoridad que se me ha concedido a través del Primer Misterio. Un momento más y os diré el misterio del universo y la plenitud del mismo y no ocultaré nada a vosotros a partir de esta hora. Yo os perfeccionaré por completo con toda la perfección y en todos los misterios que son la perfección de todas las perfecciones y la grandeza de todas las grandezas y la Gnosis de toda la Gnosis, quienes están en mi vestidura. Yo os diré todos los misterios desde los exteriores hasta los interiores de los interiores. Pero escuchadme, que puedo deciros todas las cosas que me han sucedido ”.

Capítulo 10

El misterio de las cinco palabras en la vestidura.

Y sucedió entonces , que cuando el sol había salido por el oriente, una gran fuerza de luz descendió, en la cual estaba mi vestidura, que había dejado atrás en el vigésimo cuarto misterio, tal como ya os había dicho, y encontré un misterio escrito en mi vestidura, con cinco palabras provenientes de lo alto: ZAMA ZAMA OZZA RACHAMA OZAL, cuya solución es esta:...

En esta ocasión repite ideas y frases de capítulos anteriores. Por ejemplo: el vigésimo cuarto misterio es, a su vez, el primero. Al leerlos, dentro de mi podredumbre, se me hace pesado y lento que tarde tanto tiempo en expresar las ideas que promete y, evidentemente, enunciará más adelante a su antigua manera. Con mucha calma y sosiego, circunnavegando el mundo de las interesantes ideas que va presentando, expresará lo que tiene que expresar. Es muy posible que en mi caso esta actitud, incluso este sentimiento, se deba a que soy un bicho acelerado que piensa que es tranquilo. 
Autoengaño simple.

Tanto sosiego y paso tranquilo me llevan a cierta ansiedad. Tengo que conocer el desenlace que tiene que ir produciéndose sí o sí. Sinceramente, me estoy impacientando un poco, y pido perdón por mi franqueza animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario