11 de mayo de 2018

Pistis Sophia 17: De su propia encarnación 2/2


En esta ocasión solo percibo que la encarnación del Cristo en su madre fue un proceso mucho más complicado que la encarnación de Juan el Bautista, antiguo Elias, en la suya. También capto, a mi pesar, que existe demasiada jerarquía en los mundos que van explicándose en las palabras del resucitado, asunto que no me gusta un pelo. No me cuadra tanta estructura ni tanto poder, más bien me asusta y causa claustrofobia y, puntualmente, sensación de que alguien me está tomando el pelo. La jerarquía que conozco solo es expresión de poder, distinción, prestigio, prepotencia, y un montón de mezquindades “superiores”. Aunque un tío mío me consideró anarquista , no es el caso. Constantino Carenado es, más bien, un postanarquista no violento. Pero esto es otro tema.

A fin de cuentas la encarnación del Cristo en su madre, en el mundo de la materia, fue un asunto delicado, complejo, y negociado. Respecto a la encarnación de los apóstoles parece que conllevó algo de picaresca...”Y los decanos de los regidores, y sus liturgos, creyeron que ellos eran los espíritus de los regidores”... y nadie les avisó.... También asusta entender que la fuerza que está fundida con los invisibles, los regidores, y los aeones es el mundo de la mezcla, es el mundo de la destrucción. Se me han puesto las gónadas en la garganta. Estoy cansado de tanto miedo, y de más miedo aún. Creo, antes y después, que soy un pobre cagón.

Evidentemente puede entenderse , como he dicho en entradas anteriores, que esta estructura jerárquica es un asunto tanto interior como exterior. Esta complejidad de elementos, realidades, y universos existen en cada ser humano en forma de materia y, también, más allá de cada bicho hombre en forma de materia. Quizás sea simplemente un principio de semejanza, una ley universal más entre muchas. 

Para terminar mis penosas conjeturas de hoy expresar que es posible que pueda entender algo más de este capítulo en próximas lecturas, o quizás no. Solo el tiempo lo dirá.

N.B. Soy incapaz de realizar un análisis esotérico de este documento. Lo siento por los esoteristas, no os molestéis. Un saludo.

1 comentario:

  1. Anónimo11/5/18 0:35

    “soy un pobre cagón“

    Carenado agachado en la cuneta de la carretera de Aracena enseñándole la documentación a la Guardia Civil

    ResponderEliminar