18 de abril de 2018

Pistis Sophia 16: Cómo Juan fue Elías en una encarnación pasada. 1/2


Cómo Juan fue Elías en una encarnación pasada.

Además, en lugar del espíritu de los regidores a quienes él había nombrado para agasajar, encontré el espíritu de Elías en los Aeones de la esfera y lo quité de allí, y llevé su espíritu traiéndolo a la Virgen de la luz, y ella lo entregó a sus receptores; ellos lo condujeron a la esfera de los regidores y lo vertieron en el vientre de Elizabeth. De esta manera el poder del IAO menor, que está en medio, y el espíritu del Profeta Elías, fueron ligados al cuerpo de Juan, el Bautista. Por ese motivo vosotros dudasteis en otro tiempo, cuando os dije: “Juan dijo: Yo no soy el Cristo”, y vosotros me dijisteis: “Escrito está que : Cuando venga el Cristo, Elías vendrá antes que él y preparará su camino”. Sin embargo, cuando me decíais esto, yo os contestaba: “Elías verdaderamente ha venido y preparado todas las cosas tal como está escrito, y ellos han hecho para él lo que deberían”. Y cuando comprendí que vosotros no habíais entendido aquello que os hablé relacionado con el espíritu de Elías que está ligado a Juan el Bautista, os contesté abiertamente:”Si aceptáis al Juan el Bautista: el es Elías de quien os he hablado que vendría”.

En esta ocasión no puedo decir mucho más de lo que expresa el texto. El texto habla de la encarnación del espíritu del profeta Elías en Juan el Bautista, por intercesión del Cristo. Me enseñaron hace unos años que parece ser que existen dos tipos de “encarnaciones del espíritu”. Dichas “encarnaciones” son consistentes en el hinduismo, en el budismo, y en la gnosis, entre muchas religiones del presente histórico. El caso es que según me han explicado , y según he entendido, existe el retorno del alma o espíritu, circunstancia bajo la cual el encarnado no recuerda nada de sus encarnaciones anteriores (la mayoría de los seres o almas en el tiempo ¿?) , y la reencarnación del alma o del espíritu con conciencia y conocimiento de las vidas pasadas (unos pocos seres o almas en el tiempo , que han llamado maestros). A pesar de no comprender estas ideas más allá de lo expresado, tengo mis dudas sobre la certidumbre de estas vueltas. Cierto escepticismo siempre me estará dando la vara hasta que la evidencia total se me presente, si ha lugar.

Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario