21 de marzo de 2018

Al respecto de los opresores 1/2


Recientemente me he cruzado de nuevo con un claro opresor con poco poder pero opresor. Conjugarlo me ha resultado difícil. No obstante este rol es un papel del que nadie está exento de interpretar en el camino de la vida, si descuida sus virtudes éticas y/o morales. ¡Ojo!
De este cruce reciente devienen estos pensamientos de hoy. Disculpad.

Tengo claro que en el fondo y en la forma somos bichos. Evidentemente el poder, si queremos un mundo mucho mejor, no puede estar en manos de monstruos camuflados. ¡Basta! A buen seguro que existen, solo queda el discernimiento para descubrirlos en evidencia. Solo queda distinguir el grano de la paja sin caza de brujas y con caza de delincuentes y embusteros egoístas.

En el caso vivido recientemente el opresor está enfermo y es mayor, pero sabe punzar donde duele. De hecho me ha hecho daño. Sus comentarios me han dolido si y si. Amigos próximos me habían puesto sobre aviso al comentarme casos parecidos , y no comprendo como esas personas consiguieron más o menos poder e, incluso , prestigio. Si el sistema no filtra a los psicópatas ¿Quién garantiza un mejor futuro para la humanidad? ¿Nadie?¿Alguien? ...

Después de lo vivido es menester expresar herramientas del sistema que eviten que psicópatas y enfermos mentales peligrosos tomen las riendas del mundo, de las familias, de las empresas, y del futuro. No ha lugar. Es necesario, obligatorio, un mundo regido con más buena voluntad. Las buenas personas deben tomar decisiones, respetar, y representar a los otros , cuando los representan, -evidentemente-. Los hipócritas y mentirosos solo atraen ruina hacia el todo y beneficio hacia sí . Repito: ¡No ha lugar a su poder si queremos un mundo más justo!

Como curiosidad apunto algunos apuntes del libro de Confucio ( J.WYN. Confuico 1982 . ISBN: 84-7442-322-8) .

Continúa en la siguiente entrada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario