25 de febrero de 2018

Pistis Sophia 10: Descenso de Jesús.


Descenso de Jesús

Mas los discípulos se sentaron juntos con temor y estuvieron sumamente con miedo y perturbación debido al gran terremoto que había sucedido, y juntos se condolían diciendo: ¿Qué será entonces? ¿Por ventura el Salvador destruirá todas las regiones? Diciendo así, juntos se inclinaban hacia el suelo.

Jesús descendió de nuevo

Mientras decían esto y se inclinaban hacia el suelo, entonces, en la novena hora de la mañana, los cielos se abrieron y vieron a Jesús descender, resplandeciendo excesivamente que no había medida para la luz que lo rodeaba. No obstante, resplandeció más radiantemente que en el momento cuando había ascendido a los cielos, para que los hombres sobre la tierra no pudieran describir la luz que lo poseía, y lanzó rayos de luz en gran abundancia, y no había medida para describir sus rayos, y su luz junta no era igual, más era de diversas clases y diversos tipos, algunos rayos más sobresalientes que otros..., y toda la luz armonizaba junta. Era de triple clase y cada una sobresalía más ante la otra...la segunda, que estaba en medio, era más sobresaliente que la primera que estaba abajo, y la tercera, que estaba arriba de las otras, era más sobresaliente que las dos que estaban abajo. Y la primera gloria, que fue colocada debajo de todas las demás, se parecía a la luz que había resplandecido con Jesús antes de su ascensión a los cielos, y se veía a sí mismo como en su propia luz. Y las tres formas de luz eran de diversos tipos y de diversas clases, una más sobresaliente que la otra...

En esta ocasión el documento expresa mucha insistencia en las tres formas de luz, o de triple clase. Esta insistencia en el número tres tiene su encanto. Tres niveles de luz, tal como tres fuerzas de la naturaleza, a parte de la fuerza de la gravedad que, a nivel subatómico, no parece revestir mucha importancia. Para colmo , dado que estoy leyendo un libro que habla sobre Confucio como filósofo chino, me recuerda a los trigramas pa kua. Parece que la idea del tres, y en el caso del cristianismo la idea de la trinidad, está presente en este documento, en muchas culturas y, curiosamente, en la física moderna. Está claro que todo puede ser una coincidencia, pero puede que no sea así.

Así pues esta idea del tres es, a mi entender, la clave de este extracto de Pistis Sophia. Jesús sube iluminado y baja más iluminado aún con tres clases de luz rodeándole e irradiando desde sí mismo. Desde los pies hacia la cabeza del cristo resucitado los rayos de luz van siendo más intensos, dentro de los tres niveles expresados.

Saludos.

1 comentario:

  1. BOOM INMOBILIARIO26/2/18 8:31

    Los pisos del Tirolínea, literalmente por las nubes tras la puesta en marcha del último modelo de aquanardo por parte de Carenado.

    ResponderEliminar