26 de febrero de 2018

El hombre bueno según Confucio


Este entorno se ha ido convirtiendo con el tiempo en un lugar de reflexión filosófica e, incluso, religiosa. Seguramente sea un reflejo suave de la vida que llevo en estos momentos. Una vida reflexiva, indignada, y pacífica, aunque parezca mentira. El mundo humano en que vivo sigue sin gustarme un pelo, más allá de toda envidia y su presumible celo hacia los hombres y mujeres con dinero, posición, o éxito. El mundo de señores y señoritos que tenemos montado, que está montado, me da ganas de vomitar pero poco puedo hacer por cambiarlo, según he ido descubriendo poco a poco en mi vida. De joven era más utópico. Ahora soy más atópico. He cambiado la u por la a.

Bueno , esta entrada solo pretende expresar unas palabras de Confucio y reflexionar en torno a ellas.

Confucio fue un filósofo chino por antonomasia y excelencia, según el autor del pequeño libreto: J.Wyn Confucio. A.T.E. 1982 (Libroexprés). En dicho libro , que es demasiado breve para mi gusto, se expresa una idea muy interesante en su página 66.

Para Confucio , el hombre bueno no es aquel que practica virtudes superiores ni realiza heroísmo, sino que es el hombre recto, justo y honrado que ama a sus semejantes (excepto a quienes le han hecho daño), que sabe vestirse y cómo comportarse con sus superiores y con sus inferiores. 

Desde mis visión animal de las cosas entiendo y aprecio gran parte de esta proposición pero me duele la última frase: “que sabe vestirse y cómo comportarse con sus superiores y con sus inferiores” . Por mi parte, si pudiese desprenderme de mi pudor y mis complejos, un hombre bueno debería poder seguir siendolo en bola picada, en calzones, o en ropa de jornalero. La imagen propia debería ser menos importante, aunque esté diciendo una estupidez humana en un mundo dominado por el marketing.

Y que escriba sobre superiores e inferiores me hincha las narices aunque de facto siga habiendo unas personas más importantes que otras. Es muy evidente que hay jerarquías y más aún después de esta crisis económica que ha destruido a parte de la clase media. Un sabio, un científico, un profeta, un cantante, un futbolista, un hombre rico, no deberían ser más importantes que un obrero, un maestro, un profesor, una ama de casa, un pintor de brocha gorda, un deprimido, etc...

Las jerarquías humanas deberían ser funcionales, pero no estructurales, cosa que aunque siendo tremendamente lógica, a mi entender, nunca ha sucedido, o casi nunca. ¿Qué es lo que nos pasa?

Pese a estas diferencias con las ideas de Confucio , me gusta que una buena persona no sea un héroe, si no una persona recta, justa y honrada que ama a sus semejantes... Gracias por sus ideas morales y conservadoras, señor Confucio. Gracias por limpiar las religiones de su momento histórico de todos su hábitos sangrientos. Esta parte , a mi entender, fue fundamental, fue genial.

4 comentarios:

  1. "Gracias por sus ideas morales y conservadoras, señor Confucio"

    -Confucio es el nomble del lestaulante. Yo me llamo Hui Ying y soy el camalelo, so idiota.

    ResponderEliminar
  2. "He cambiado la u por la a" Carenado volviendo al pupitre tras recoger el examen cateado de las vocales

    ResponderEliminar
  3. “He cambiado la u por la a"

    Carenado encargando un reloj de cucu.

    ResponderEliminar
  4. “Un sabio, un científico, un profeta, un cantante, un futbolista, un hombre rico, no deberían ser más importantes que un obrero, un maestro, un profesor, una ama de casa, un pintor de brocha gorda, un deprimido...”

    Si es que la licenciatura en Ciencias Deprimentes tienen poca salida.

    ResponderEliminar