31 de diciembre de 2017

Pistis Sophia 2: Sobre el Primer Misterio

Lo que el Primer Misterio envuelve.

Y Jesús dijo a sus discípulos “ Aparezco fuera del Primer Misterio , que es el Último Misterio, que es el misterio Vigésimo Cuarto”. Y sus discípulos no sabían ni entendían que existiera cosa alguna dentro de ese Misterio, sino que pensaban de ese Misterio que era la cabeza del Universo y la cabeza de toda la existencia que era el fin de todos lo fines, porque Jesús les dijo, en relación con ese misterio, que envuelve el Primer Mandamiento y las cinco Impresiones y la Gran Luz y a los Cinco auxiliares y al tesoro eterno de la Luz.

En esta ocasión las palabras de Pistis Sophia me llevan por los siguientes derroteros filosóficos y reflexivos en base a mis capacidades mentales de bicho pensador:
- Si el Primer Misterio y el Vigésimo Cuarto son el mismo. Todos los misterios constituyen una parte de un bucle , de un círculo, de una esfera, o de cualquier ente geométrico que se repite. Un ente geométrico donde el principio es , a su vez, el final.
- La palabra misterio que se repite hasta la saciedad en este principio de Pistis Sophia es algo inexplicable o incomprensible que se da en las religiones. Me sorprende que solo haya veinticuatro misterios . De todas formas desde los misterios surgen los espacios y eso me lleva a que un misterio es un universo con sus espacios o dimensiones. Reaparece en mi la idea de los múltiples universos que están relacionados de alguna forma entre sí. Universos donde el primero es, además, el último.
- Deduzco también que el primer misterio, o primer universo, surge del amor a Dios y de una jerarquía concatenada que lleva a que todos esos objetos ,y /o sujetos inmediatos a Dios, sean parte de él, sean parte de su estructura. La impresiones, la Gran Luz, los Cinco auxiliares y el tesoro son los constituyentes del primer misterio o universo. Son sus objetos , y/o sujetos, inmediatos.

1 comentario:

  1. Pisti y Dixie31/12/17 12:38

    Descubren en la biblioteca de un monasterio ortodoxo en el Monte Sinaí, una copia en pergamino del undécimo Mandamiento: "No beberás orujo y tequila antes de escribir en tu blog"

    ResponderEliminar