31 de octubre de 2017

El Pecado Original

Desde hace varias semanas circula por mi mente el origen antropológico de la idea del pecado original.
En mi mente de patata surgen estas preguntas entre muchas:
¿Por qué existe esa idea en las religiones basadas en el antiguo testamento?
¿Por qué somos pecadores desde Adán y Eva? ...

Con esta estúpida reflexión de hoy , que solo busca respuestas aparentemente lógicas, no pretendo iniciar una nueva religión ni recordar alguna de las existentes y respetables. Solo pretendo reflexionar, o intentarlo, en torno a esta idea que siempre me ha perturbado, que me ha dado miedo e,incluso, pánico.

Apoyándome en mi inevitable animalidad, y en mi experiencia vital de bicho, entiendo y siento que vivir con incertidumbres, dificultades, y padecimientos, puede implicar un sentimiento de culpa ante las situaciones pasadas, presentes, y futuras, de nuestra persona , familia, y/o tribu. Desde diferentes perspectivas somos frágiles, el dolor siempre ulula.

Me imagino ser un animal como yo filosofando hace tres mil años. Desde ahí puedo entender esta proposición Carenada:

Si mi vida es así es porque me lo merezco. Puede haber alguna razón desconocida que ha implicado el sufrimiento y la incertidumbre que observo en la vida que me ha tocado vivir. Puede ser que haya ido en contra de los designios del creador, o de los creadores, y en consecuencia esté recibiendo castigo. Puede ser que sea un pecador o, lo que es peor... Puede ser que todos seamos pecadores y por eso el universo , o quien sea, nos trata así de mal. Dado nuestro pecado, el universo es cruel con nosotros.

En definitiva somos y nos sentimos pecadores, siquiera muchos de nosotros, porqué no entendemos el universo de los objetos y sujetos, ni el de los sufrimientos propios y ajenos. Ante la falta de entendimiento de la circunstancias , y su miedo consecuente, es fácil considerarse un pecador. De hecho, me siento un pecador. Perdonadme.