31 de octubre de 2017

El Pecado Original

Desde hace varias semanas circula por mi mente el origen antropológico de la idea del pecado original.
En mi mente de patata surgen estas preguntas entre muchas:
¿Por qué existe esa idea en las religiones basadas en el antiguo testamento?
¿Por qué somos pecadores desde Adán y Eva? ...

Con esta estúpida reflexión de hoy , que solo busca respuestas aparentemente lógicas, no pretendo iniciar una nueva religión ni recordar alguna de las existentes y respetables. Solo pretendo reflexionar, o intentarlo, en torno a esta idea que siempre me ha perturbado, que me ha dado miedo e,incluso, pánico.

Apoyándome en mi inevitable animalidad, y en mi experiencia vital de bicho, entiendo y siento que vivir con incertidumbres, dificultades, y padecimientos, puede implicar un sentimiento de culpa ante las situaciones pasadas, presentes, y futuras, de nuestra persona , familia, y/o tribu. Desde diferentes perspectivas somos frágiles, el dolor siempre ulula.

Me imagino ser un animal como yo filosofando hace tres mil años. Desde ahí puedo entender esta proposición Carenada:

Si mi vida es así es porque me lo merezco. Puede haber alguna razón desconocida que ha implicado el sufrimiento y la incertidumbre que observo en la vida que me ha tocado vivir. Puede ser que haya ido en contra de los designios del creador, o de los creadores, y en consecuencia esté recibiendo castigo. Puede ser que sea un pecador o, lo que es peor... Puede ser que todos seamos pecadores y por eso el universo , o quien sea, nos trata así de mal. Dado nuestro pecado, el universo es cruel con nosotros.

En definitiva somos y nos sentimos pecadores, siquiera muchos de nosotros, porqué no entendemos el universo de los objetos y sujetos, ni el de los sufrimientos propios y ajenos. Ante la falta de entendimiento de la circunstancias , y su miedo consecuente, es fácil considerarse un pecador. De hecho, me siento un pecador. Perdonadme.

24 de octubre de 2017

Libre acceso a Munigua

Hace unos días fui a visitar las ruinas de Munigua , la colina sagrada que está en la sierra norte de la provincia de Sevilla. La cosa es que el sitió está muy bien , por no decir genial, y el guarda del lugar es muy educado. Evidentemente, recomiendo acudir a Munigua la veces que sean necesarias. Eso sí, acudid temprano porque tiene horario de apertura y cierre.

No obstante, pese a haber disfrutado del lugar, el sentido de esta entrada, como no podía ser de otra manera, es quejarme del acceso al lugar y de los horarios de las zonas de paso hacia la colina en cuestión. Comienzo mi nuevo e inútil pataleo .

Me sentó fatal tener que pasar tres cancelas de fincas privadas antes de llegar a la colina de marras. Me sentó como una patada en mis partes blandas. Para colmo, en uno de los tránsitos había toros y vacas, presumiblemente mansos, que me asustaron de verdad, sobre todo cuando un toro apareció a la sombra de una encina y en medio del camino. Mi compañera y el que escribe, que llevaba una linda gorra roja, evitamos el cruce con el magnífico animal que miró con mansedumbre antes y después del cambio de posición de mis gónadas.

Me molestó mucho que las cancelas de paso tuviesen también su horario. Si no te espabilabas en el transito de la finca podías encontrarte la cancela cerrada. ¿Pero esto de qué va? ¿Mandeeeee?

Además de todo esto, aunque a mi no me molestó demasiado, había gente cazando en la finca. Asunto avisado con una cartela amarilla colgada de la primera cancela de paso, que asustó a algunos visitantes que se fueron con rapidez por donde habían venido. Estos visitantes en huida temían por la integridad de sus perros de compañía.

Lo vivido en transito me recuerda las historias que tuve que soportar cuando quise comprarme un tercio de hectárea en Fuenteridos , dentro del Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche...
¿Cómo es posible que no expropien parte de la finca al señor que sea, para la libre circulación del público a un lugar tan bonito e histórico? ¿Qué pasa? ¿El propietario tiene mano? ¿Es diferente a los demás ciudadanos? ¿Cual es el valor de su finca rústica? 
Solo estoy pidiendo un pasillo de paso y sus vallas laterales. ¿En qué perjudicaría esto al propietario? ¡Menos egoísmo hombre!

Posdata: agradezco la filantropía del estado alemán , y las personas implicadas, que han hecho posible estas excavaciones. Gracias.

23 de octubre de 2017

Mutasistema

Ser un garbanzo negro, o sentirme como tal, forma parte de mi día a día. Reconozco que además de garbanzo negro soy algo bicho. Orgullo, vanidad, rencor, y lujuria, gobiernan mi día a día. Me ofendo cuando alguien me juzga, y , desgraciadamente, me siento permanentemente juzgado. Evidentemente, por eso estoy muy indignado o perturbado. Siento que no me respetan, que no aceptan mis opciones, que consideran que soy libre (falso), que hago lo que quiero (incierto por no repetir falso), que soy un vago, que no madrugo, que soy un perezoso, que no quiero trabajar, que soy antisistema, que …

Estoy cansado de encontrarme en un juicio permanente. Es , sinceramente, una sensación cruel. Estoy cansado de los mentirosos y embusteros. Estoy cansado de que los esclavos bicho , tales como yo mismo, me sometan perpetuamente al microscopio. Estoy cansado de los ronroneos mentales, de los discursos vacíos, de las parafernalias lingüísticas, de los mentirosos interesados, de los embustes generalizados, de los distractores, de los detractores, de la violencia, incluso de mi violencia verbal -a que negarlo-, del miedo. Todo esto se llama hartazgo. Estoy harto.

¿Qué quiero llamar la atención? No se trata solo de eso. Se trata de que , sencillamente, necesito expresar mis frustraciones pese al riesgo de resultar un desagradable, un mal educado, una mala persona, o un tipo tóxico. No quiero ser bueno ni malo, solo quiero ser y que me dejen. Cosa, sinceramente, imposible. Utópica.

A parte de las relaciones con ciertos familiares, que no son perfectas, me indigna haber leído esta mañana que una empresa norteamericana se haya gastado 2500 millones de dolares en el cohete New Glenn que incluye el desarrollo de un reactor de metano y oxigeno reutilizable múltiples veces y de fácil limpieza entre usos.

Que una persona tenga acceso a tal capital, mientras otros pasan necesidad y un servidor está casi en la miseria, me hace pensar que el sistema social en que estoy inmerso es un mojón gigante. Me hace ver, aunque sea un tuerto entre ciegos, que el sistema socioeconómico que tengo, y tenemos, se apoya en el egoísmo más absoluto. Y esta conjetura no busca expresar envidia o celo de este señor que tiene 2500 millones para gastarse en tecnología aeronáutica (que por otra parte me encanta) si no que es absurdo que haya tanta asimetría de recursos económicos entre los diferentes seres humanos que viven en este planeta. Es absurdo y es, sinceramente, despropósito.

Me hace gracia ser considerado antisistema cuando simplemente declaro que este sistema que tenemos no funciona bien, que hay que mejorarlo. Eso es ser, correctamente, muta-sistema, y expresar anti- es usar un prefijo totalmente despectivo y erróneo. Cosas de bichos.

15 de octubre de 2017

Robar y economizar nos hace mediocres


Bueno. Desde este lugar virtual y tan aislado vuelvo a reflexionar un poco sobre los escritos de  mi apreciado Nietzsche. Retomando su libro llamado El Caminante y su Sombra aparece ante mí el aforismo 223 que expresa claramente lo siguiente:

« Todos los movimientos intelectuales logran éxito cuando tienen por resultado que los ricos vean la posibilidad de robar y los pobres la de economizar...»

Esta evidencia filosófica, siquiera para mí, deja claro que la parte intelectual del sistema que tenemos está muy bien desarrollada porque, evidentemente, permite con relativa facilidad que los ricos incrementen su riqueza y esa actitud sea bien vista. Incluso, sea un signo y un símbolo  de éxito personal. Este aspecto intelectual es tan poderoso que muchas personas luchan intensamente durante toda su vida por incrementar su riqueza progresivamente e imparablemente. Que muchas de ellas caigan en el camino y se arruinen , o que jamás alcancen el éxito de la amplia riqueza, no importa porqué es algo que no se ve. En los medios solo sobresalen , o brillan, aquellas personas que consiguen el éxito de una u otra forma. Y esta obsesión promocionada no afecta solo al dinero, si no que también afecta a la búsqueda del reconocimiento profesional ,académico, deportivo, etcétera.

La cultura del éxito, y su inevitable vanidad, refrenda totalmente este breve aforismo nietchiano. Esta realidad social autoinflingida me lleva a ciertas palabras y su sufrimiento: Lo que me molesta de esta inventada realidad, pues no es un absoluto, es que los pobres sigan existiendo y deban aguantar su garantizado sentimiento de fracaso vital o personal. Asunto tremendamente grave para un sistema que pretenda ser justo pues  , más allá del karma o del dharma, un sistema social no debe permitir la pobreza pues, aunque no lo parezca, la pobreza limita la libertad potencial de cualquiera de sus miembros. Y , sinceramente, la libertad , que no es libertinaje ni lo pretende, es una de las claves para la consecución de un mundo más justo. Hay que fomentar los valores humanos y domesticar los antivalores animales que todos tenemos: envidia, celo, lujuria, gula, vanidad, orgullo,... O disolver esos elementos que nos hacen bichos, esos antivalores, lo cual es un asunto que considero mucho más complicado.


12 de octubre de 2017

NO LLAMÉIS AL 11887

Recientemente he dado de baja mi contrato de Internet y fijo con Vodafone y , sinceramente, he caído como un pardillo en un abuso que, sinceramente, no sé si es estafa legalmente hablando y escribiendo. Desde mi punto de vista he sido estafado, pero que venga un abogado y me lo explique mejor.

Inocentemente, esto lo sé a posteriori, el 11 de Septiembre pasado puse en el buscador Google: “bajas vodafone” y piqué en el primer anuncio que pensé que era de vodafone pero, tristemente, no era así. Al “cliquear” en ese anuncio me apreció el siguiente número: 11887 . Entonces llamé a ese número desde el teléfono fijo cuyo número quería dar de baja junto a Internet, y realicé toda la gestión que, evidentemente, duró bastantes minutos.

La sorpresa desagradable llegó cuando conocí el valor de la última factura... 136,83 € . Aparte de quedarme de piedra durante unos minutos intenté averiguar qué había pasado. Resulta que al llamar a ese maldito número, que puede ser otro si aparecen reclamaciones o denuncias, comencé a recibir un servicio de intermediación cuyo coste de establecimiento fue de 6 € y de uso fue de varios euros por minuto.Al final,  la broma me ha salido por 84 lindos euros (IVA incluido) que he perdido y no sé como reclamar ni recuperar.

Hace un momento he vuelto a realizar la operación en Google y el número tramposo sigue funcionando para pardillos como yo. Lo único que sucede es que como yo no soy muy listo, solo conozco la mala fe de las personas, o de los entes empresariales, cuando con sus hechos me engañan a mi , o a otras personas despistadas que van con prisas y no contrastan información. Evidentemente, soy incapaz de darles su propia medicina a estos sinvergüenzas porqué aunque personas queridas me hablen de leyes cósmicas universales que aplican su justicia sobre mí, para mí no ha lugar para que se robe a los pobres de una forma tan sutil y perversa. Es indignante con justicia universal o sin ella.

Desde este entorno vomitivo denuncio a las personas que están detrás del invento de este número o ideas parecidas. Sois unos sinvergüenzas, unos bichos mayores que yo mismo. Aunque tengáis dinero , esté detrás quien esté, me gustaría que recibieseis el mismo robo que habéis provocado. ¿Sucederá? Pues a buen seguro: no. 

Para mí no sois listos, que va. Para mí sois unos bichos sinvergüenzas que os aprovecháis de la inocencia virtual de las personas, de su buena voluntad. Con seres como ustedes ¿Cómo va a ir el mundo? Pues mal , o fatal.

Evidentemente, parece que el mundo humano es de los piratas que se creen listos. El mundo humano es de los bichos, y no debería ser así. Lloro por el mundo, y también lloro por los ochenta euros que ya no tengo.

POR FAVOR NO LLAMÉIS AL 11887 ni parecido. 

Para gestionar altas, consultas, o bajas de servicios telefónicos id a la página web de vuestro operador. Ese entorno dará una información, a buen seguro, más fiel y menos estafadora.


Saludos.