29 de septiembre de 2017

Espíritu libre según Carenado

Un espíritu libre Carenado debe ser un ser humano que ha integrado su espiritualidad , llena de poderosos valores morales y éticos bien entendidos, a su capacidad de libre pensamiento. Un homínido que ha llegado más allá de la religión desde una religión. Un humano que ha tenido su soporte, o su base, en una moralidad con firma (cualesquiera de las religiones constructivas del mundo) y crece desde esa educación recibida. Digamos que un espíritu libre Carenado debe poseer un sentimiento religioso tolerante y respetuoso con todas las opciones existentes y razonables que no causan mal a sus miembros ni al grupo. Y, como ya he expresado en entradas anteriores, una de las religiones, que normalmente no se considera religión, es el ateísmo confeso.

Decir esto puede parecer un imposible pero considero que no es así , pues estoy escribiendo sobre una auténtica integración de moralidades, espiritualidades y sentimientos de eternidad. Y expreso sentimientos de eternidad para incluir retornos, reencarnaciones, resurrecciones, leyes del Karma, leyes del Dharma, mandamientos,...

Evidentemente el espíritu libre Carenado puede hacer , si lo necesita o desea, apología de su fe. Eso se llama misión y hay muchos misioneros de muchas religiones. Dentro de los Cristianos Católicos conocí a los Misioneros de África y su apostolado dentro de la animación misionera. Excelente y normal. También he conocido, en persona o desde medios de masas, Veganos ( aunque no se consideren religión para mi sí lo son), Gnósticos, Cristianos protestantes, Induistas Brama, Testigos de Jeová, Cienciologístas (Cienciologia) , Ateos, Agnósticos escépticos, etc...

Repito , aunque no sea entendido por muchos, que la clave del espíritu libre , desde el punto de vista Carenado, es un ser humano con  una base religiosa y espiritual desde la que crece y se desarrolla. Entiéndase, desde mi visión de las cosas, que la religiosidad es la semilla de todo espíritu libre que debe respetar la diversidad de semillas que hay en el universo de los objetos y los sujetos que viven en el espacio-tiempo. Las semillas deben compartir el terreno, el tejido del espacio-tiempo dentro del que suceden los acontecimientos conocidos y desconocidos.


220


No he contado el número de aforismos que tiene el libro de El Caminante y su Sombra, pero vuelve a llamar mi atención el aforismo 220 que dice así:

La máquina, …, no moviliza , en las personas que la manejan, más que sus fuerzas interiores e irreflexivas.... pero no fomenta las ganas de educarse, de hacer las cosas mejor y con más arte. Nos hace activos y uniformes , lo que produce a la larga un efecto contrario: un aburrimiento extremo se apodera del alma que aspira, por medio de la máquina, a un ocio muy dinámico.”

Aquí cuando expresa máquina, dado que el título del aforismo es Rechazo de la cultura de la máquina, no puedo dejar de pensar en el sistema socioeconómico que tenemos montado. Todo aquel que no quiera participar de su funcionamiento aparentemente inevitable, dado que no es un absoluto aunque lo parece, se convierte en un marginado o inadaptado. Intuyo, dado que quiero demostrar mis absurdas proposiciones, que el arte del conocimiento debe desarrollarse en el humanos, entendiendo el arte del conocimiento a la educación permanente para hacer las cosas mejor y con más arte. ¿Cómo? Pues usando las cualidades superiores que tenemos. Cualidades como la capacidad critica constructiva, la imaginación, la fantasía, la capacidad de pensar libremente, etc. Es posible que aquí sí se encuentre la idea de Espíritu Libre y creador del que habla Nietzsche en muchos momentos.

¿Cómo sería un espíritu libre Carenado? Pues, sinceramente, algo bien distinto de lo que he entendido en las palabras de Nietzsche. Para Friedrich debe ser un europeo que está alejado de morales religiosas cristianas o , en general, alejado de cualquier sentimiento religioso , o pasión religiosa, que, según he entendido, limita las pasibilidades de pensamiento del creyente, pero, evidentemente, puedo estar confundido.  

25 de septiembre de 2017

Hacia el siguiente escalón

Mi llegada al aforismo 212 ha sido un placer , pues va en la misma línea que el 183 ya comentado. Expresa el aforismo llamado Destino de la moral : “Es cierto que cuando disminuye la coacción de los espíritus , la moral (…) disminuye igualmente; pero no lo hacen las virtudes particulares, como la moderación, la justicia, la tranquilidad del alma..., pues la mayor libertad induce constantemente al espíritu consciente a practicar estas virtudes y las recomienda a causa de su utilidad”

Está muy claro, siquiera para mí, que las virtudes son elementos deseables en la mayor parte de las mentes de los homínidos terrestres. Hay que fomentarlas y favorecerlas.

Son estas, las preciosas virtudes, las que generan y alimentan la esperanza ,mi esperanza, en un mundo mejor al presente, al actual. Creo que será posible desde el momento en que las ideas constructivas y libres adquieran su dominio en las mentes humanas. Considero que es perfectamente posible, además de muy deseable por mi parte, para poder llegar al siguiente estadio de nuestras sociedades, para poder superar nuestro estadio primitivo de bichos.

La capacidad de construir de las virtudes es tal que su utilidad es manifiesta. Y dicha utilidad es la consecuencia de su práctica en algunas comunidades del presente. Funciona. Así pues, debe disminuir la coacción de los espíritus, debe disminuir la moral para llegar a la ética compendiada que, en el fondo y en la forma , no es más que un cúmulo de virtudes evidentes en el espacio tiempo de nuestras sociedades de homínidos.

Pese a mi dolor ante el sufrimiento propio y ajeno reconozco que debe haber un mejor futuro que el presente copiado y pegado. El futuro de nuestras sociedades tiene que ser mejor que el presente actual. Es de perogrullo decir que el futuro de la humanidad pasa por mejorar lo mejor que hay en nuestros sistemas morales y sociales. 

El cultivo de las virtudes humanas en el mayor número de personas será uno de los soportes más claros, más lógicos, para conseguir una sociedad humana con futuro.

Cabeza y Corazón

Evidentemente los aforismos del caminante y su sombra son de alto interés para mí. Reconozco que muchos de ellos solo van a ser lectura antes que análisis Carenado , o intento de análisis en este entorno imperfecto y digital.

Cuando ha llegado el aforismo 183 , después de muchos dedicados a juzgar los trabajos de músicos y escritores a los que Nietzsche dedicó algunas palabras escritas, ha surgido un rayo de esperanza en mi mente de patata. Dice Friedrich : “Llegará un día en que no querremos cometer un atentado contra la lógica que implica la ira y el castigo, practicados individualmente o en sociedad. Será un día en que la cabeza y el corazón estarán tan cerca una de otro como hoy están alejados.”

La cosa es que comparto esta idea de mi apreciado filósofo entre muchos. Estoy de acuerdo con él. Aunque mi seudónimo sea un "gritón" , que grita desde su frustración indignada ante un mundo bastante cruel, considero que llegará un momento en que nos daremos cuenta de que tenemos que convivir y desarrollarnos en paz. Y el desarrollo será interior y exterior. Hay muchas técnicas actuales que pueden llevar a este tipo de desarrollos. Lo importante es la ocupación razonable del tiempo constructivo de los seres. Un tiempo en que todos los seres podamos dedicarnos a hacer el máximo bien posible a nosotros y a los demás sin distinción. Ese tiempo en que realizaremos tareas más allá del dinero ,y su vileza inventada. Llegará un día en que en lugar de competir por todo, todo el tiempo , colaboraremos pacientemente los unos con los otros. ¿Utopía? ¡Sí! Habrá que dar el paso siguiente hacia el siguiente escalón del desarrollo social, para continuar el camino hacia el océano cósmico común. Se trata del camino razonable del aprendizaje de toda sociedad de seres en el tiempo.

Si lanzamos una mirada sobre la marcha general de la humanidad, observaremos con claridad que la cabeza y el corazón se hallan menos alejados la una del otro de lo que lo estuvieron primitivamente”

24 de septiembre de 2017

Dueños Enfermos

El aforismo 65 necesita ser expresado sin dilación ni entretenimiento Carenado, a parte de ser vilmente comentado por un servidor. Dice Friedrich : “Un hombre que no trata de dominar su ira, sus accesos de odio y de venganza, así como su lujuria, y que, pese a esto, aspira a adueñarse de los demás, es tan estúpido como el agricultor que tiene un campo a orillas de un torrente y no toma precauciones contra éste. ”

Sinceramente siento y percibo que el mundo está regido por estúpidos. Lo siento. Es posible que al expresar esto moleste a algunas personas o seres pero , sinceramente, hay demasiados psicópatas tomando decisiones importantes para los demás, para esos que llamamos otros. He repetido en múltiples ocasiones que de tener esperanza en un mundo mejor pasé al desengaño más tremendo, más absoluto. Me repugna que siga habiendo hambre en el mundo, que haya falta de libertades, que haya explotación del hombre por el hombre, que haya violencia. Siento y percibo, desgraciadamente, que el mundo está regentado por estúpidos que causan males a los demás. Es inadmisible, pero sigue ocurriendo. Estoy cansado de tanta estupidez.

Emparentado con el aforismo 65 está el 181 que sigue expresando emoción de despropósito perpetuo. La vanidad será tanto mayor cuanto más astuto sea el individuo, porque es más fácil aumentar la creencia en el poder que incrementar el poder mismo; pero esto solo es aplicable a quien tiene ingenio...

Nadie ha dicho que los ególatras, los abusones, los malvados, … no tengan ingenio ni sean listos. Su ingenio malintencionado , su búsqueda de poder, su codicia, su enfermedad mental, causa mucho mal a los demás. Así funciona el mundo. La palabra "pedo" vuelve a aparecer en mi mente de patata.

Posdata: mi vida no va tan mal , pero me gusta mirar más allá. Lo necesito.

Más 44

Muchas personas , una vez han conseguido un cierto nivel adquisitivo, tienen miedo a no poder mantenerlo, a perderlo, y la esperanza ha pasado a ser un Dios llamado dinero, o Cuartos que también sirve. El mundo de la moral ha integrado , peligrosamente, valores del mundo del mercado y su pirateo. Ante unas sociedades menos religiosas se ha producido un transporte de valores donde Dios y Dinero se han acercado semáticamente. Para demasiados humanos de hoy Dios es el Dinero. Este transporte de valores morales está basado en el miedo a no tener, en el miedo a la pobreza, en la esperanza de que te toque un buen pellizco desde un juego de azar , o desde un buen negocio. Está claro que estos son motivos vigentes de conservación de la moral. No tengo dudas al respecto.

En cuanto a los grados de moral especificados por Nietzsche considero que están demasiado centrados en la moral europea. No son universales. Y digo esto porque menciona entre sus grados los mandamientos de la ley de Dios , que no afectan a todas las religiones del mundo ni a todas sus morales. Y también lo digo por su definición , totalmente europeísta y descristianizada, de espíritu libre.

Carenadamente escribiendo los grados de moral deben surgir de la integración positiva de todas las morales existentes en las sociedades presentes en nuestro planeta, sin distinción de supremacías culturales que suelen estar amparadas en aspectos tecnológicos antes que filosóficos. Y al escribir “integración positiva” me refiero a aspectos morales concretos vinculados con la construcción de futuro antes que con la destrucción homínida de un individuo o muchos. Positivo es para uno, para unos pocos, y para muchos. Creo que es posible. Una moral así de integradora sería una moral postprimitiva. Sería una moral realmente inteligente, antes que estúpida.

44

En el aforismo 44 Friedrich expresa que: “ La moral es, primero, un medio de conservar la Comunidad en general y de evitar su aniquilamiento...segundo...un medio de mantener la comunidad en un determinado nivel y de asegurar algunas de sus cualidades. Los motivos de conservación son el miedo y la esperanza...Ha de hacerse uso de los medios de intimidación más terribles, puesto que los más benignos no producen efecto...”

Estas ideas que expresa son, sinceramente, terribles pero, desgraciadamente, muy ciertas. Pone el ejemplo del infierno eterno como medio de intimidación más violento, y no puedo negar su realidad social. El miedo al castigo eterno justifica en cierta manera hábitos de comportamiento moral. No puedo negarlo. No puede negarse.

Respecto a los grados de moral que expresa en el aforismo 44, no comprendo lo que quiere decir más allá del nivel de los mandamientos de Dios. ¿Qué quiere decir con “deber absoluto”, “la inclinación”, “del gusto”, y “de la inteligencia”? ¡Qué y cómo son esos grados? ¿A qué se refiere? ¿Mandéee? Puedo entender que haya una escalera de valores crecientes, pero no capto lo que quiere expresar con sus grados de moral especificados.

Para mí , un auto-degradado Constantino Carenado, tras la moral viene la ética natural que es una síntesis de todas las morales existentes que proceden de todas la religiones y sociedades del mundo. Desde las diferentes morales, compendiadas y discutidas entre iguales, deviene La Ética Natural que es el soporte razonable del comportamiento social correcto, humano, y posterior a cualquier estadio primitivo.

Al respecto de los medios de conservación de la moral, según Friedrich, son terriblemente reales y, sinceramente, son una pena para nuestras sociedades actuales.

Hoy también ha sucedido , a modo de corolario Carenado, que varios aspectos de la economía de consumo , básicamente consumista antes que consumerista, han invadido el universo moral.    

10 de septiembre de 2017

Hermanas Justicia y Equidad.

Dentro del libro expresado en entradas anteriores existen muchos aforismos sin desperdicio. Muchos de ellos están emparentados con el mundo del derecho. Y el mundo del derecho, mundo de sofistas del siglo XXI , a mi corto entender, no es un “sabor” interesante para mí. Tengo que llegar al aforismo 31 para teclear un poco con estúpido frenesí.

...No hay justicia natural ni injusticia natural.

Guauuuuu. En primera instancia no tengo palabras para esta gran verdad. La justicia , como tal, es una idea preciosa , e incluso abstracta, donde se apoyan las vanidosas leyes del sistema social de turno. Reconozco que la justicia es una idea humana. Un ejemplo sencillo: la cadena trófica del mundo vegetal y animal no atiende a la idea de justicia. No creo que a un ciervo le guste que una manada de lobos lo cace, pero sí los lobos quieren subsistir necesitan la caza. Evidentemente, es algo injusto para el ciervo. Así pues si la especie humana, especie animal por antonomasia, quiere salir de su animalidad, siquiera un poco, son necesarios cambios sobre el estadio primitivo de nuestras sociedades actuales.

El macho alfa , o la hembra alfa, no puede decidir el futuro de la sociedad. La equidad global es la que debe priorizarse para intentar llegar , a través de ella, a la idea de justicia humana y social. Es Carenadamente necesario. Nietzsche lo deja claro en su aforismo 32: ...cuya máxima es “no hagas a otros lo que no quieras para tí” ...pretende que nos perdonemos muchas cosas que no estaríamos obligados a perdonarnos.

Lo mejor de esta última proposición nietzscheana es el significado intenso de la palabra perdón. Es de perogrullo que hay ciertas cosas que podemos perdonar , y otras que nos resultan mucho más difíciles. Ese, desde mi animal visión, es el problema del perdón. Uno puede controlar , más o menos, lo que hace a los demás pero cómo gestiona uno sus interacciones sociales con otros, esos que están ahí en mi espacio tiempo, que pasan olímpicamente de este tipo de consideraciones éticas de equidad. Volvemos de nuevo al asunto de los abusones, y la necesidad de su alejamiento pacífico del poder. Hay que ponerle el collar al perro peligroso y llevarlo a la perrera sin sacrificarlo (evidentemente). Matar al que mata nos hace iguales a él. Hay que evitar estas actitudes tan frecuentes en nuestras primitivas sociedades.

Tras la sombra 5


Durante la proposición número cinco del aforismo 22 Nietzsche expresa: ...la comunidad prefiera igualar su poder de defensa con el del peligroso vecino y darle a entender que, desde ese momento, sus armas son equiparables a las suyas, por lo que no hay motivo alguno para no ser amigos.

Aquí mi apreciado y difunto filósofo viene a decir que somos unos fanfarrones , tanto nosotros como nuestros gobernantes demócratas o no, y que en base a ello , tal como hacen los machos de muchas especies, darse golpes en el pecho mejora las relaciones de vecinos enfrentados , en este caso , por el territorio. Esta proposición me recuerda el cacareo reciente entre el presidente de USA y el caudillo de Corea del Norte. Los golpes en el pecho entre ambos líderes pueden , en cierta forma, “encaminar la amistad a corto o medio plazo”. Este mismo comportamiento se dio , en cierta forma y manera, durante la guerra fría. USA y Rusia , parte importante de la antigua URSS, han quedado, desde entonces, razonablemente bien. No tenía sentido la destrucción recíproca, y ahora son amigotes. A la que no entiendo muy bien es a China, y su papel actual de amigote internacional.

Evidentemente, los amigotes que se reparten el mundo no tienen porqué estar de acuerdo en todo a nivel internacional pero, dada su prepotencia evidente y pública – o fanfarronería global-, USA y Rusia no se amenazan directamente como antes. Su fanfarronería les ha llevado a ser líderes mundiales que se reparten los designios de la humanidad. Algo absurdo, pero real. 

Desde una perspectiva Carenada fanfarronear es una actitud primitiva que debe desaparecer de la actitud de nuestros líderes auténticos, si es que existen o si es que son actitudes posibles a corto o medio plazo. Un fanfarrón no es más que un prepotente lleno de ego que no sabe controlarse ni dialogar. Es un tipo de individuo que no puede representar democracias de futuro, porque solo representará el egoísmo de su particular punto de vista , que aparentemente será el de sus representados, y todo sin tener en consideración a los demás seres humanos del planeta. El mundo no puede estar en manos de abusones de capa fina o gruesa. Es despropósito. Es dolor innecesario.