14 de julio de 2017

Indignado Perpetuo 3


La ética natural es mi referencia a expensas de que pueda resultar necesaria pero no suficiente. No obstante es necesaria. Lo tengo claro.

Los embusteros me sacan de quicio, considerando que he mentido alguna vez ante presión o he exagerando algo. No estoy a salvo de la vanidad , miedo, ni orgullo, ni de su eco llamado embuste. Procuro mentir lo menos posible , pero no soy perfecto. Hago lo que buenamente puedo y escucho a la poca conciencia que me queda.

Me indignan los proxenetas y ladrones de tres al cuarto. Consiguen delinquir sin freno. Me repugna que el problema de la droga continúe. Continúa porqué interesa. No creo que sea tan difícil de atajar.  Me araña que el mundo sea gobernado por psicópatas que han perdido la perspectiva. Debe de haber personas menos corrompibles. No puedo negar que toda persona puede tener un precio, pero que sea alto, que sea inalcanzable.

Me molestan los vanidosos que realizan buenos actos y siempre los publican, también los vanidosos que ansían reconocimiento permanente tras sus actos. Puedo parecer un envidioso, que lo soy, pero la envida no es la que sustenta la proposición anterior. Un acto altruista no tiene porqué ser publicado siempre, aunque ocasionalmente puede ser propaganda sana.

Me pesa, tal como una tonelada en el dedo derecho de mi pie, que el mundo sea injusto. Los ególatras y sinvergüenzas pueden prosperar sin freno, e incluso los asesinos .  Que no pueda frenarseles es despropósito.


Evidentemente una persona técnicamente buena puede convertirse en abominable. Eso debe evitarse , por ejemplo, con un menor índice de frustración pues la frustración está emparentada con el fracaso y su rabia, con un bajo índice de realización personal de carácter constructivo. Ante una psicopatía evidente, e imparcial, deben tomarse medidas reconstructivas. Es denigrante que los monstruos renazcan tras sus castigos.

Puede que haya Karma y Dharma pero estamos obligados a vivir más allá de ellos. Si nos supeditamos a pagar culpas o disfrutar de regalos que vienen de actos de vidas anteriores, podemos justificar injusticias. Existe el perdón. Existe la misericordia. Existe el amor. Solo hay que remitirse al amigo Jesús, a los evangelios oficiales y no oficiales. Una interesante literatura para los no creyentes y agnósticos.

Indignado Perpetuo 2


Reconozco que tanta indignación no es del gusto de muchas personas. Unas argumentan que puede minar mi salud. Otras expresan que no es el camino , pues el camino es interior. Otros consideran que es una perdida de tiempo, pues por mucho que me indigne el mundo va a seguir igual.

Tampoco me sirve que se considere que estamos viviendo los tiempos del fin. Desde mi visión estamos viviendo los tiempos del cambio, y el futuro va a ser mejor si y solo si no somos mansos corderos ni somos asesinos psicópatas, si y solo si somos capaces de mantener el equilibrio entre los absurdos antropomorfos. Si conseguimos ese magnífico equilibrio seremos capaces de dar un paso cualitativo como especie. Hay que amar más y mejor. Y el amor del que escribo no es el de la cópula. Exclusivamente.

Me indigna no ser representado de facto, como ya he dicho. Me indigna que desde que tengo quince años no haya desaparecido el hambre en el mundo. Me repugna. Me duele que mueran personas ahogadas en el mediterráneo. Sufro ante los pirómanos que justifican sus actos quemando montes. Lloro ante las personas centradas en venganzas como consecuencia de desacuerdos u ofensas.

Me parece absurdo que el éxito se defina en ser el mejor respecto a otros. Inevitablemente todos no podemos ser los mejores, pero estamos muy entretenidos. Es absurdo. Tampoco todos podemos tener mucho dinero. En resumen, nuestro sistema anima la idea:

- ¡Quítate tu «pa» ponerme yo!

O esta otra idea:

 - Tengo que ser más que otro. Adquirir más posición, más prestigio, más poder...( Ahora sé porqué se crearon los supermercados Mas. :) )

Puedo comprender que el que se sienta juzgado me juzgue e, incluso, me condene pero eso no va a suponer un cambio de actitud por mi parte. Creo que de vez en cuando el indignado con el mundo tiene que hacer acto de presencia pese a que haya buenas personas, buenos actos , y algunas cosas funcionen dentro del sistema. 

Lo que me molesta sobremanera es todo aquello que no funciona bien a nivel local y global.  Desde esa avería dentro del sistema es desde donde me altero un poco.

No me gusta que las personas no tengan techo, y tampoco me gustan ciertas actitudes ocupas, que no todas. Ansío analizar cada caso de manera ética.

13 de julio de 2017

Indignado Perpetuo 1




De vez en cuando necesito expresar en este entorno vomitivo las razones que apoyan mi indignación perpetua. Muchas de ellas no tienen que ver con mi situación personal pues tampoco vivo tan mal. El problema, mi problema, surge cuando observo el mundo de los humanos, cuando observo el sistema socio-económico que está montado, cuando miro lejos de mí. En ese momento, me entran ganas de vomitar.

Es cierto que a nivel local las generaciones de mis abuelos vivieron con más precariedad que este que escribe. Cierto. Verdad. 

En definitiva, la cosa o el hecho es que no me gusta el mundo en que vivo porque huele mal.  Apesta como un pozo ciego, como una fosa séptica.

Desde adolescente he mirado más allá, e,incluso, alguna vez he intentado ver más allá del bien y del mal sin conseguirlo.  He conocido , y conozco, a misioneros de gran dedicación y valía. Personas que están entregando su tiempo y vida hacia su apostolado. En mi caso no puedo seguir esos caminos pues no los veo, no los siento, no los deseo.  Es dura la palabra no. Pero me alegro por ellos, por su misión.

Diariamente leo sobre un montón de personas que intentan hacer el bien a los otros pero, curiosamente,  no consiguen que desaparezcan las personas que hacen el mal hacia sí mismos o hacia los demás. Y cuando escribo «desaparezcan» me refiero a que respetando sus vidas ( ni que decir éticamente tiene)...

- en ciertos casos,dejen de tener el poder económico o social.
- en otros casos, no delincan sobre inocentes.
- en demás casos tengan la oportunidad de cambiar para bien propio y ajeno.

Las leyes que tenemos son papel mojado en tanto en cuanto los abogados defensores consideren «razonable la mentira en defensa propia» pese a los juramentos que sean.  El mensaje es claro: ante la aplicación de la ley está bien ser embustero. Flipo.

Podría seguir escribiendo y, sinceramente, creo que lo voy a hacer. Voy a subir varias entradas sobre las cosas que me indignan. Sobre las cosas que habría que dejar de promocionar en nuestro mundo.

Saludos.