21 de abril de 2017

La Emisora


Fernando puso la radio del coche en su emisora favorita, tal como hacía todos lo días, semanas, meses. Dada su soledad sistemática , y sistémica, la radio junto a su perro de raza cucho constituían su universo más allá de su ego, o de sus egos, según el entendedor.

Tras comenzar a escuchar su radio, instalar a su perro en su sitio, y ponerse el cinturón , con sus mulas "toas", arrancó su vehículo para irse a trabajar. Su distancia desde casa al trabajo era kilométrica, de velocidades limitadas, y con un tiempo mínimo de treinta minutos. Para él ese rato era de esparcimiento antes que de trabajo. Siempre disfrutaba de ese tiempo con intensidad, mucho más que de su rutina económica llamada trabajo. Evidente.

La vuelta de ese día resultó extraña. El locutor de radio expresó un número de la ONCE  que no coincidía con el de la app, ni con el del teletexto. A buen seguro, se trataba de un error. Fernando se quedó un poco rallado con la situación, pues siempre contrastaba la información desde diferentes fuentes, y siempre coincidían los números, menos aquel extraño día.

Al día siguiente, por la tarde noche, todo resultó ser mucho más inusual aún. El número del cupón coincidía con el número que el locutor de radio había expresado veinticuatro horas antes.  Fernando se quedó de piedra, dejó de jugar, y quitó la radio del coche para siempre.  ¡Se acabó! Gritó hacia fuera, y hacia dentro, de sí mismo.

8 comentarios:

  1. El teléfono que te dió la chavala a la que le entraste ayer en la discoteca también era el número del cupón.

    ResponderEliminar
  2. No, era Pepe el Marismeño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora entiendo que le diera con una guitarra en la cabeza

      Eliminar
  3. Grito tántrico23/4/17 16:18

    "¡Se acabó! Gritó hacia fuera, y hacia dentro, de sí mismo."

    Lo intento, pero lo de gritar hacia dentro no me sale.

    ResponderEliminar
  4. "Bah... pa tetas las que tenía Leonor de Aquitania", ha declarado Carenado tras enterarse del escándalo del Canal de Isabel II,

    ResponderEliminar
  5. " siempre contrastaba la información desde diferentes fuentea"

    Si, le preguntaba la hora a 10 o 12 por la calle y luego llamaba al NIST pa confirmar

    ResponderEliminar
  6. "con sus mulas "toas"

    Carenado resolviendo el puzzle de 4 piezas de su sobrina

    ResponderEliminar
  7. "arrancó su vehículo para irse a trabajar. Su distancia desde casa al trabajo era kilométrica"

    ...Pero gracias a que su coche utilizaba un aquanardo de última generación, pudo llegar en unos segundos a la azotea de su trabajo.

    ResponderEliminar