19 de marzo de 2017

En la Zona Dos

El subsidio ayuda, y de que manera, a quedarse en casa , o en el pueblo, y a tirar hacia delante como buenamente se puede. Si el tiempo de subsidio es muy largo se produce una evidente adaptación a la circunstancia. Es verdad, pero hay que pensar en las alternativas:

- hacerse autónomo. Todo el mundo no tiene características emprendedoras. He conocido a trabajadores a los que, si tuviesen un negocio, no les compraría ni agua. Tipos pesados y desagradables que eran buenos trabajadores, y ya está. Insociables.

- opositar y aspirar a ser funcionario. Sueño maravilloso de muchos andaluces y españoles. No tengo nada en contra de los funcionarios que trabajan, pero sí, y mucho, contra los funcionarios que , por la razón que sea, cobran y no trabajan. Y no me vale compararlos con los desempleados o subsidiados que tienen ayudas limitadas en el tiempo. ¡Ojo! Cobrar sin trabajar durante toda la vida puede hacerse de muchas maneras.

- dedicarse al trafico de drogas, al engaño, a la estafa, o al robo. No todos los humanos son habilidosos en estas actitudes antiéticas , repugnantes, y , por otra parte, humanas.
El trafico de drogas continúa pese a la policía e instituciones que intentan evitarlo. Pienso, sinceramente, que la policía, sea la que sea, justifica su trabajo buscando chivos expiatorios relativamente frecuentes, pero el problema no lo resuelven porqué da mucho dinero , y hay muchos interesados en su permanencia. Se observa de facto que no importa que la distracción sea tóxica, pues lo que importa es la distracción. Un drogadicto, por ejemplo, solo dará ciertos problemas sociales o individuales, pero nunca intentará cambiar el sistema en que vive. Y hay diferentes tipos de drogadicción, todo hay que decirlo. El drogadicto es , y será, un esclavo perfecto. La víctima perfecta para un sistema socioeconómico gobernado por psicópatas evidentes. También es de perogrullo que las drogas no deben perjudicar demasiado al esclavo.


Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario