31 de marzo de 2017

Sobre las conspiraciones.


Hace un tiempo compré una revista de Muy Historia , concretamente la de Julio del año  2015,  que estaba dedicada exclusivamente a las Grandes conspiraciones de la Historia.

Dicho documento deja claro que conspirar ha sido algo frecuente en la historia de nuestra humanidad y, probablemente, en la prehistoria de nuestra humanidad. Evidentemente lo de la prehistoria es una hipótesis pura, pues salvo que podamos ver el pasado con una máquina del tiempo no hay documentos escritos. Perogrullo.

La revista, en alguno de sus artículos, también deja claro que muchos asuntos aparentemente conspirativos están llenos de medias verdades y tienden a ser , digamos, conspiranoicos y falsos. Pero, en base a la secuencia de conspiraciones relatadas en la revista. ¿Por qué no van a existir conspiraciones reales en la actualidad? Evidentemente sí. Aunque cueste reconocerlo.  Entonces...:

¿Cómo  se distingue una conspiración de una fantasía? Difícil asunto cuando la información está sesgada o no es accesible. Y es más complicado, aún , cuando se miente de forma sistemática a todos los niveles. La mentira en muy útil y la desconfianza que surge de esa realidad, peor. Y , después de la desconfianza llega el miedo.

¿Cómo se distingue una fantasía de una realidad gestionada por mentes perturbadas con poder que están llenas de intereses poco éticos? ...
La cosa, el hecho, es que diferentes tipos de psicópatas plantean estrategias interesadas que van en contra de la ética, de los intereses generales, y de los derechos humanos. Desgraciadamente, estoy bastante seguro de ello. Los poderes fácticos hacen poco por los pobres del mundo desde que tengo uso de razón.

¿Es el trasfondo de muchas conspiraciones algo económico, o relacionado con el poder? Presumible-mente, también si.

El trato que he tenido con muchos humanos, sin ser el que escribe un Santo , me lleva a pensar mal. He visto en multitud de ocasiones negociaciones o informaciones donde se miente , o se manipula información con propósitos tremendamente innobles: expoliación, expropiación, abusos, engaños, privilegios, dinero, vender de cualquier manera, conseguir la atención de otros,...Todo sirve cuando todo el mundo, por ejemplo, quiere ganar como sea. Y más aún cuando no hay «arbitros» contemplando el partido...

Evidentemente cuando se lee un argumento conspirativo , o conspiranoico, hay que dejar un espacio razonable a las hipótesis y, desgraciadamente, el método científico se torna opaco ante la falta de datos, ante la ignorancia evidente. Y es error anteponer el orgullo a la reflexión. Es, incluso, dogma de privilegio, o de posición. Orgullo, vanidad, y grandiosidad no tienen que ver con la ciencia, sino con los egos crecidos. Hay mucha falta de humildad.

29 de marzo de 2017

Felicidades

Hace unos días ha nacido el primer hijo de una gran amiga y de un gran amigo. ¡Muchas felicidades!

Dado el evento necesito escribir sobre las nuevas generaciones y su futuro. Aunque este entorno sea gris y amigo de los gritos ante las injusticias del sistema, y la primacía de los sinvergüenzas y ladrones de poca, media y alta casta, es evidente que existen personas que hacen la vida más agradable, más grata, más llevadera. Gracias por vuestra existencia, como en otras ocasiones. También hay que reconocer que ciertas personas llevadas a ciertos extremos, o circunstancias, pueden cambiar a peor. Es un asunto muy sutil y relativo. No me gustaría haber vivido situaciones que otros me han relatado. Tiemblo de miedo.

¿Y qué tienen que ver estas proposiciones con el nacimiento del hijo de mis amigos?¿O con las nuevas generaciones? Pues tienen que ver con la esperanza. Una nueva generación es , ante todo, esperanza en que los que llegan lo hagan mejor que los seres humanos del pasado. Eso, aunque parezca difícil, es posible pese a que muchos padres deseen salud y éxito profesional , y económico, para sus descendientes. Los niños siempre expresan curiosidad. El principio , o el comienzo, de cualquier sujeto está repleto de expectativas y, también, de preocupaciones. A fin de cuentas miedos e, incluso y en menos ocasiones, terror. Los niños también son la continuación, en cierta forma y manera, de sus ancestros, de sus antepasados. Son la punta de la flecha de la vida. El principio que, gracias a lo que sea o a quien sea, suele ser bonito para muchos, aunque no para todos.

Evidentemente, el nacimiento de nuevos seres humanos puede ser una simple continuación de los anhelos antiguos de muchos padres. Anhelos como :

- que su hijo sea el primero.
- que ser el mejor.
- que triunfe en la vida.
- que tenga mucho dinero y salud.
- que sea el mas guapo.
-...

O puede ser el principio de un mundo mejor. De un mundo más amable en que cada ser humano sea lo mejor de sí mismo desde su propia singularidad, desde su exclusiva y natural potencialidad. Sea un ser integrado ante la exquisita diversidad humana.


Queridos amigos. Que el recién llegado crezca sano y fuerte y sea lo mejor de sí mismo junto a los otros. ¡Mucha Suerte!

La meditación y el pan solo

Tengo que reconocer que en múltiples ocasiones soy víctima de mis emociones. Para mi es algo triste y lastimoso, pero muy real. La meditación me ayuda a aislarme de ellas durante un tiempo. Meditando encuentro el no entretenimiento y el pensamiento casi vacuo, o emociones cero. Es muy curioso autocontemplar lo que supone meditar. La cosa, la clave, es bajar el ritmo de los pensamientos antes que introducir distracciones exteriores, tal como hacen muchas artes escénicas y deportes, entre los miles de entretenimientos mentales posibles y dignos. En mis tiempos anteriores a la meditación recursiva, utilizaba entretenimientos habituales para pensar menos en mis dificultades y problemas personales con sus anexadas emociones . La meditación , en cierta forma y manera, ha sido un descubrimiento.

Evidentemente no es panacea pues solo trata de calmar, relajar, y disminuir tensiones musculares y mentales. No es como dormir la siesta, cosa que también busco cuando puedo. Tampoco es como practicar deporte, ni quedarse traspuesto. Meditar es algo diferente. Evidentemente me refiero a la meditación Zen , o su intento, más allá de todo concepto religioso aunque el Zen sea una religión que surgió del budismo. Según tengo entendido.


A parte de las religiones que puedan beber de la meditación, y de su ejercicio, hay que mentar que es tremendamente recomendable. Como he expresado anteriormente, agradezco los ratos que he meditado solo o acompañado. Gracias. Y me entristece no encontrar un momento frecuente para ella en mis días habituales. No he conseguido introducirla en mis rutinas diarias, y me apena. Con mucho esfuerzo he conseguido meditar cuatro días a la semana pero lo habitual es , como mucho, dos veces. Algo, con franqueza, totalmente insuficiente. No sé, con sinceridad, lo que le pasa a mi tiempo y su gestión. Creo últimamente que me pasa como con el dinero. Se evapora solo . Sin mi consentimiento. Con todo mi dolor.

Por cierto, ahora que recuerdo, meditar sí se parece a orar. Exacto. Puede considerarse , perfectamente, como un tipo de oración útil para múltiples religiones o ninguna. Quitarle el aspecto religioso a la meditación puede ser como comer pan solo. Y el pan solo puede estar bueno. Ustedes mismos.

23 de marzo de 2017

Mentiras concatenadas

He insistido muchas veces en que la codicia, la avaricia, y la mentira, son los pilares de nuestro sistema de intercambio de bienes y servicios. Es demasiado evidente su despropósito. También he escrito que la publicidad fomenta la envidia junto a otros antivalores como las comparaciones indirectas con animales. Existen mensajes evidentes , por ejemplo, de que sí compras tal coche dejarás de ser un perro, o un copiloto secundón. No especifico la marca porqué soy un cobarde. Mi cobardía está apantallada por mi seudónimo desde el principio. Mi perturbado seudónimo es como un paraguas con alguna varilla rota. Un paraguas que me protege , parcialmente, de mojarme demasiado. Antes y después, soy un cobarde. Como ya he escrito alguna vez. Los demás humanos tenéis mi permiso para considerados grandes o grandiosos. Es lo normal. Es lo típico. No está bien hablar mal de uno mismo, pocas personas lo hacen pese a ser bichos vomitivos -aunque no todos-. Eso no importa. Si la imagen pública se hace turbia, ésta puede lavarse con dinero para el que lo tenga, claro.

También hay mensajes evidentes que expresan que sí no compras en tal sitio eres tonto. Multitud de proposiciones consumistas están bañadas en defectos humanos, defectos animales, animaladas humanas.

Es impresionante hasta donde llega el aleccionamiento para ganar, ser el mejor, demostrar la valía constantemente, esforzarse para ser más, por ser más, competir por todo, defender solo lo propio, robar en lo posible, descargar culpas en otro, etcétera. Otra vez aparece esta palabra de las narices: Etcétera.

El sistema construye ídolos constantemente. Es tremendamente eficaz. Salvo en contadas excepciones los ídolos son personas que se sobreesfuerzan para llegar antes, para saltar más alto, para demostrar que son más inteligentes, más hábiles, para demostrar que son más pillos. Es tremendo. Es triste.
Los medios de masas, en lugar de ser imparciales, son tremendamente parciales. Defienden su ideología, su pagador, su afín, su socio antes que las ideas de otros. No tienen pudor ni principios auténticos. Defienden el poder establecido aunque no sea justo, ni ético, ni mínimamente defensor real de los ciudadanos. Los sesgos informativos son excesivamente evidentes. Hasta crueles. Muchas veces leer las portadas de los periódicos da mucha pena. Entran ganas de llorar.

¿Qué significa esta realidad desde un ser que siempre se queja? ¿Por qué se queja tanto Constantino Carenado? Un amigo chino me comentó en su franqueza que me quejo mucho, que los españoles nos quejamos mucho.

¿Por qué me quejo tanto? Porque quiero un mundo más justo, un mundo mejor, un mundo donde gobiernen los justos y los sinvergüenzas realicen trabajos de jornaleros, por ejemplo. Trabajos básicos. Debe haber hombres buenos por algún lugar. Seguro que existen. Y cuando expreso hombres me refiero a seres humanos más allá de su sexo.


Posdata: pido disculpas por estas letras a todas las personas buenas que pasen por aquí. Este texto no va con ustedes. Ustedes sois las que hacéis este mundo más habitable. Gracias.

20 de marzo de 2017

Etcétera

Con el etcétera de la entrada inmediata anterior solo quería indicar posibilidades, o visiones sobre la zona de confort, que no soy capar de considerar o tener en cuenta. Evidentemente con esta expresión solo buscaba dejar evidencia desinteresada sobre otras posibilidades, o visiones del paro, del desempleo, y de la utilidad de los subsidios, y subsidiados, que no pensaba desarrollar. Aunque ahora desarrolle un poco.

Para mí, carece de sentido que haya pobres con poder adquisitivo de valor cero. Sinceramente, prefiero que parte del dinero público ayude a la gente que está al límite, antes que enriquezca a ciertos personajes con comisiones ilegales, falsos eres, con extraños gastos de representación, o con diferentes estafas de pequeño, mediano, o gran tamaño. Y todo esto sin escribir sobre lo que se está haciendo con el dinero reservado para pagar las jubilaciones contributivas, pues las no contributivas salen de otras partidas presupuestarias , según tengo entendido.

El etcétera que da título a esta entrada me lleva a desarrollar alternativas que no me gustan en absoluto:

-no hay trabajo para todos pero hay que buscar y buscar. Incluso hay que aceptar lo que se encuentre aunque sea insuficiente.

-hay que trabajar como chinos eficientes, con todos mis respetos hacia la cultura china, sin horario y por la cantidad que considere el pagador. Esforzarse al máximo segregando con la palabra vago, entre otras, a los que no decidan esforzarse de esa manera tan absurda en que se esfuerza, muchas veces, el animal hombre que quiere el "éxito" social o económico . Los convenios colectivos son papel mojado. Ahora , por ejemplo, se está demonizando a los estibadores. ¿Por qué? ¿Qué supone liberalizar la estiba? Pues que yo entienda, después de conversar con varios vecinos, supone que el barco que llega al puerto pueda elegir la empresa que le va a ayudar en el manejo de sus mercancías, entre otras necesidades. Y liberalizar supone, dado que lo que tenemos es libertinaje de mercado, bajada de costes y mano de obra más barata con horarios más flexibles...Si hay que trabajar de noche , pues se trabaja sin pagar nocturnidad.  Las jornadas de trabajo pueden ser interminables cuando llega el barco... etcétera. O habrá robotización de muchos procesos de estiba.

-cuando trabajen los robots aplicarles un impuesto a estos, que van a pagar las empresas, para que exista el subsidio universal, o como se llame....Jajajajaja El otro día cuando escuché este argumento en la tele me partí de risa. Evidentemente, conociendo como conozco a los humanos, habrá robots en la economía sumergida y lo que ganen las empresas grandes nunca será suficiente. Necesitarán defraudar , o evadir impuestos de alguna manera para mejorar sus beneficios. La avaricia, y su prima la codicia, no tendrán límites con robots ,esclavos pluscuamperfectos, o sin ellos.

El sistema socieconómico que tenemos no puede apoyarse en la codicia ni en la avaricia, como lo hace de facto. Es despropósito. Es despiste. Es absurdo antropomorfo.

- Etcétera otra vez...

19 de marzo de 2017

En la Zona Tres

-crear empresa. Es un tipo de autónomo que va más allá, o intenta ir más allá, de vivir de un oficio o de un pequeño negocio. Si un autónomo de base, el expresado anteriormente, es difícil de gestarse y desarrollarse en el sistema, un creador de empresa mediana o grande es mucho más complejo. Sinceramente, por lo que siento y pienso, los creadores de empresa son personas muy ambiciosas que saben desenvolverse en el limite de la honestidad, y en lo que no es el límite. Tienen que robar un poco, tiempo de sus trabajadores o materiales superbaratos con origen discutible, para incrementar su riqueza. Solo el beneficio máximo es el que puede permitirles su crecimiento económico. Y el beneficio máximo es directamente proporcional a su oportunismo. Es cuestión, sinceramente, de libertinaje dentro de un mercado internacional libertino antes que libre.

-marginarse totalmente con lo que supone de víctima que parece estorbo a eliminar de forma directa o indirecta por el sistema. Morralla, vamos. Se trata de convertirse en un intocable occidental con lo que supone de pérdida de salud mental. Todos los marginados que he tratado parecen enfermos mentales. No están bien, ni son recuperables para el sistema económico vigente. ¿Son lacras, o son personas? ¡Ojo! ¿Son víctimas?

- meterse en política sindical o de partido. Si eres socialmente habilidoso consigues un "carguito" y una buena paga con dinero público que viene de impuestos y deuda pública. Una vez en el cargo, acomododado o buscando ascensos, solo tienes que hacer el paripé , gestionar aparentemente bien, e ir haciendo favores. Se trata de una nueva variación de la histórica frase que decía: ¡A Dios rogando y con el mazo dando! Paradojas.

- buscar trabajo, y encontrarlo, sin que te exploten porque, sinceramente, hay muchos trabajos en que vas a ser explotado. Tienes que ser consciente de ello. Dos horas de trabajo dado de alta y cuatro , o más, de trabajo efectivo. Por ejemplo.

- encontrar una vocación en una iglesia con dinero. Si la hay.

- Etcétera.



En la Zona Dos

El subsidio ayuda, y de que manera, a quedarse en casa , o en el pueblo, y a tirar hacia delante como buenamente se puede. Si el tiempo de subsidio es muy largo se produce una evidente adaptación a la circunstancia. Es verdad, pero hay que pensar en las alternativas:

- hacerse autónomo. Todo el mundo no tiene características emprendedoras. He conocido a trabajadores a los que, si tuviesen un negocio, no les compraría ni agua. Tipos pesados y desagradables que eran buenos trabajadores, y ya está. Insociables.

- opositar y aspirar a ser funcionario. Sueño maravilloso de muchos andaluces y españoles. No tengo nada en contra de los funcionarios que trabajan, pero sí, y mucho, contra los funcionarios que , por la razón que sea, cobran y no trabajan. Y no me vale compararlos con los desempleados o subsidiados que tienen ayudas limitadas en el tiempo. ¡Ojo! Cobrar sin trabajar durante toda la vida puede hacerse de muchas maneras.

- dedicarse al trafico de drogas, al engaño, a la estafa, o al robo. No todos los humanos son habilidosos en estas actitudes antiéticas , repugnantes, y , por otra parte, humanas.
El trafico de drogas continúa pese a la policía e instituciones que intentan evitarlo. Pienso, sinceramente, que la policía, sea la que sea, justifica su trabajo buscando chivos expiatorios relativamente frecuentes, pero el problema no lo resuelven porqué da mucho dinero , y hay muchos interesados en su permanencia. Se observa de facto que no importa que la distracción sea tóxica, pues lo que importa es la distracción. Un drogadicto, por ejemplo, solo dará ciertos problemas sociales o individuales, pero nunca intentará cambiar el sistema en que vive. Y hay diferentes tipos de drogadicción, todo hay que decirlo. El drogadicto es , y será, un esclavo perfecto. La víctima perfecta para un sistema socioeconómico gobernado por psicópatas evidentes. También es de perogrullo que las drogas no deben perjudicar demasiado al esclavo.


Continuará

En la Zona Uno

Charlando el otro día con un técnico de turismo surgió la conversación de la zona de confort de los desempleados e , inevitablemente, su estigmatización. Creo, sinceramente, que se hace necesaria una reflexión en torno a este aspecto social de los subsidiados y, también, de los no subsidiados que están en paro. Se hace necesaria una reflexión absurda, como todas las que se expresan aquí.

Puede entenderse que han dañado mi orgullo , y es posible que así haya sido. No niego que ese haya sido el origen de esta entrada de ahora, y de sus secuelas, que toma forma en estos momentos de mi absurdo antropomorfo.

Quiero aclarar , sinceramente, que necesito escribir animalmente. Así pues, lo siento por las almas sensibles que no quieren saber de esa naturaleza que forma parte de nosotros. Comienzo hoy como en otras vomitivas ocasiones.

Sigue considerándose a los parados, con subsidio o sin él, como vagos e, incluso , maleantes. Se palpa en el ambiente. En otros momentos históricos no existían ayudadas institucionales a parte de la caridad , ni en muchos países actuales existe proteccionismo administrativo hacia los desempleados. Vale. Pero no estoy escribiendo de esos momentos del espacio-tiempo de las cosas , ni sobre otros lugares del mundo, sino sobre este momento y este lugar llamado municipio. Un lugar del cuestionado territorio español.

En muchos pueblos cierto subsidio ayuda al mantenimiento de sus poblaciones, y la escusa de la creación de empresas no sirve ante mercados muertos o muy afectados por la crisis. El desempleado no es necesariamente , ni normalmente, el responsable de su situación. Es víctima antes que verdugo. Miremos hacia arriba en lugar de hacia abajo, como siempre.

Curiosamente los más críticos con los desempleados locales son los emigrantes que vuelven. No es la primera vez que escucho a personas que han salido al exterior, por placer, necesidad, o ambas cosas, opinar sobre la zona de confort de los desempleados y como ponerla en crisis. No es la primera vez, ni será la última, en que escuche argumentos parecidos.


Continuará.

Posdata: agradezco al sistema que tenga pequeños subsidios. Gracias.