28 de febrero de 2017

CareAgua Continúa.

Es curioso como el proyecto Careagua continúa a trancas y barrancas, pero continúa. Me hace gracia que las circunstancias me frenen o parezca que se oponen a su continuación. Aunque seguramente sea mi mundo paranoico. Un mundo Carenado que no sabe torear ni demostrar valía pues no conoce lo que es el valor. Un mundo Carenado, y rebelde, que evita en lo posible ser esclavo y termina siendolo de algo deseado y no deseado. Un Carenado que tiene necesidades, muchas necesidades que implican prioridades diferentes al proyecto Careagua. Pobre Carenado. No puede hacer lo que quiere aunque lo intente.

Lo curioso de la vida de este proyecto es que , por una razón o por otra, suelen darse circunstancias que impiden los ensayos, cuya duración mínima es de ocho horas. Me hace gracia, mucha gracia, tanto distractor. De todas maneras sé que continuaré con mi proyecto aunque me lleven a la cárcel, aunque las circunstancias no lo quieran dado que lo importante para mi es ser libre sin hacer daño a nadie, ni a mi mismo. Lo importante es realizarme en mis proyectos de investigación y literarios. Es mi opción de vida en estos momentos. Unas prioridades que no suelen coincidir con las de muchos homínidos, aunque investigadores y literatos hay.

Llueva, o ventée, Careagua siguirá mientras tenga salud y algo de dinero. Espero no molestar a nadie y, tengo que reconocerlo, espero no ser mi propio enemigo. Veo proyectos de tales envergaduras, con tanta gente preparada o preparadísima, que me da mucho miedo investigar. Me siento un mojón o un mojoncito, que suena más fino. Pero pese a mis miedos y su freno, seguiré hasta donde pueda, hasta donde me dejen. 

En estos momentos estoy confirmando las eficiencias del 80 % que he tenido en varios casos. Sinceramente vuelvo a decir que en el agua hay algo importante a nivel energético, y el agua no tiene porqué ser potable, puede ser marina. Dentro de poco registraré un modelo de utilidad. Ya contaré la experiencia en este entorno. 

Buen destino. Saludos.