21 de enero de 2017

Mercado Libertino





Se está hablando mucho, incluso escribiendo, de las consecuencias del proteccionismo nacional, o estatal, sobre el libre mercado y la globalización. Parece que todo aquel que argumenta a favor de los proteccionismos es un fascista. Error.
Creo e incluso pienso, desde mi animalidad, que se están confundiendo los churros con los espárragos. Carenado, el que escribe y suscribe, necesita expresar su opinión. Lo siente. Se dispone a opinar una vez más.

El proteccionismo de los mercados estatales, o nacionales, es una consecuencia lógica ante un libre mercado que antes que libre es, sinceramente, libertino. Habría que hablar y escribir sobre el mercado libertino. ¿Y para qué narices sirve este matiz? Pues, simplemente, para expresar que los mercados son entornos oportunistas, amparados en una falta de ética total, que deben ser regulados de alguna forma constructiva y policial. ¿Por qué policial? Porque el mercado libertino está lleno de vándalos o, a que negarlo, ladrones. Y , después de esto y antes de lo que sigue, nadie tiene que enfadarse ni enojarse, pues sería un despropósito. Sería una demostración de inmadurez.

Un mercado es libertino en tanto en cuanto no permite , entre otras cosas, la libre competencia . ¿Por qué? Porque un ciudadano que vive en el sur de Europa no puede competir con un ciudadano chino que vive en China. Es imposible. Todos los grandes empresarios, si quieren ganar mucho dinero, tienen que des localizar sucursales para bajar costes y eso, de facto, es libertinaje dado que la libertad de una persona comienza donde termina la de otra. El acto "libre" de un acaudalado, que busca ganar el máximo dinero posible , afecta a la libertad de otras personas. Libertinaje de facto. Se está prescindiendo de trabajadores europeos , por ejemplo, a costa de que esos trabajadores sean chinos que viven y trabajan en China. Además, el argumento también sirve con ciudadanos indios. Y todo esto sin entrar en las condiciones en que trabajan las personas que constituyen mano de obra barata.

El mercado libertino es libertino porqué usurpa derechos fundamentales de las personas que viven en el entorno más caro, y , muy probablemente, de las personas que viven en el entorno más barato. Es de Perogrullo escribir que con un salario básico de China , o de la India, un ciudadano europeo no podría subsistir en Europa. Este desequilibrio es discriminatorio. Es amante del libertinaje más cruel.

El sistema que tenemos es un invento, y los inventos pueden mejorarse cuando hay voluntad para ello. Es necesario que reine la libertad , pero no el libertinaje.  Estos problemas son de bichos, lo estamos demostrando continuamente.


Saludos animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario