31 de enero de 2017

La velocidad en cruces y travesías

Últimamente estoy haciendo muchos kilómetros con el vehículo y no deja de sorprenderme la falta de respeto hacia las limitaciones de velocidad en cruces y travesías. Alucinaba, y alucino. Doy gracias de que no ocurran más accidentes. Y, sinceramente, es posible que los ángeles de la guarda existan.

Ante las infracciones no soy amigo de las multas, ya he sido multado en alguna ocasión y pesan mucho cuando la economía de uno es ajustada, como es mi caso y el de muchos españoles. Me gustaría más bien que antes que el miedo a la multa, cuando existe, se antepusiese el cambio de actitud, pero parece un imposible homínido, una falacia animal.

Estas navidades, viniendo detrás de un camión, pasamos varios cruces y el camionero, cuando la limitación ante un cruce era de sesenta kilómetros/hora -por ejemplo-, mantuvo la velocidad de su vehículo en ochenta. A lo largo de bastantes kilómetros , durante los que seguí una estela que perdía en los cruces cuando él no aminoraba, mantuvo su velocidad constante. Le importaban un rábano las limitaciones de velocidad en los cruces, con los peligrosos que son. Flipé y, recordando esa aventura, aún flipo. Respecto al resto de vehículos, mejor no escribir. Por sistema se saltan a piola esas limitaciones de velocidad, y en alguna ocasión alguno me ha adelantado en pleno cruce y con linea continua. Estas situaciones hacen que mi orgullo se hunda en la miseria, o me sienta estúpido. Hacen que entienda que el mundo de la circulación es una selva de bichos peligrosos.

En cuanto a las travesías, donde muchas veces la velocidad está limitada a cincuenta , e incluso a cuarenta kilómetros por hora, me han adelantado sin pudor.

En base a todo esto, también me ha dado por pensar que puede que el problema esté en mi cuentakilómetros, que marca una velocidad equívoca. Tendré que revisarlo en breve, no vaya a ser que los otros conductores estén cumpliendo las normas de velocidad , y yo no me haya dado cuenta.

15 comentarios:

  1. Anónimo1/2/17 22:45

    "puede que el problema esté en mi cuentakilómetros, que marca una velocidad equívoca"

    Ya te dije que lo revisaras el dia que te adelantó la viejecita con el andador

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/2/17 12:01

    "no soy amigo de las multas, ya he sido multado en alguna ocasión"

    Si, pero eso fue por circular en moto con el vestido de Cristina Pedroche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2/2/17 14:37

      y sin el vestido...

      Eliminar
  3. The Tirolinean Reader4/2/17 11:04

    Trump veta a la editorial Eslovento, afortunada editora de las novelas carenadas.

    ResponderEliminar
  4. Deceleratrix4/2/17 12:41

    "también me ha dado por pensar que puede que el problema esté en mi cuentakilómetros"

    Te he dicho mil veces que el termómetro del aceite no es el velocímetro

    ResponderEliminar
  5. Por mucho que corran los grandes felinos, la tapicería de leopardo que le has puesto a la fregoneta no aumentará la velocidad del vehículo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6/2/17 13:15

    "me han adelantado sin pudor"

    En efecto, los copilotos te hacian un calvo por la ventanilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/2/17 19:32

      Carenado le devolvió el calvo antes de estrellarse.

      Eliminar
  7. Anónimo7/2/17 18:16

    Le dije que no lo hiciera desde la ventanilla de atrás.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8/2/17 0:08

    Tras salirse de la curva y volcar, la Guardia Civil procedió a la identificación
    del culo empotrado en la ventanilla, dando positivo con el de un habitual ensuciador de arcenes de la carretera de Grazalema.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8/2/17 14:11

    Podemos contrata a Carenado como asesor de violencia verbal para Vistalegre II

    ResponderEliminar
  10. Errejón declina la propuesta de Iglesias para formar parte de la Comisión de Seguridad del Congreso para inspeccionar el taller de fabricación del aquanardo.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11/2/17 9:17

    A su vez, Iglesias declina la suscripción a las obras completas de Carenado que le había regalado el ala errejonista.

    ResponderEliminar
  12. "no deja de sorprenderme la falta de respeto hacia las limitaciones de velocidad en cruces y travesías"

    Pues cuando tu cruzabas la avenida para ir a Los Lagares a desayunar bien que rompias la barrera del sonido.

    ResponderEliminar
  13. "Estas navidades, viniendo detrás de un camión, pasamos varios cruces y el camionero, cuando la limitación ante un cruce era de sesenta kilómetros/hora mantuvo la velocidad de su vehículo en ochenta"

    Era el camión de reparto de El Polvillo y estaba acojonao por que llevabas 2 horas siguiéndolo.

    ResponderEliminar