13 de diciembre de 2016

Oligarquía Caduca.

El periódico El Mundo, desde su inevitable parcialidad, expresaba el otro día las opiniones de Rafael Argullol. En el diario impreso el 12 de noviembre de 2016 , páginas 4 y 5 de Opinión, este señor expresaba ideas muy interesantes, siquiera para mi. Durante la entrevista, realizada por Antonio Lucas, se produjeron respuestas sin desperdicio, como le gusta decir a mi amigo Elle. En diferentes momentos el entrevistado y el entrevistador expresaban:

-”La democracia , si atendemos a las etimologías griegas, es una suerte de autogobierno de la ciudadanía, mientras que la oligarquía viene a definir un poder de pocos.
- ¿Y es lo que se da en España?
- Si. Una oligarquía disfrazada de democracia...”

En otro momento el entrevistador preguntaba de nuevo:

-” ¿Y los medios de comunicación que papel están jugando en todo esto?
- Están dentro de una gran crisis no solo económica, sino de información y de proyecto. Han dejado de ser críticos y han caído muy mayoritariamente en el esquema oligárquico del que ya hemos hablado...”

Este señor , que está bañado en filosofía, reconocía también que es difícil especular hacia donde va Europa... Y sobre la legislatura de Rajoy decía sin pudor:

-” viviremos otra especie de esperpento”.

El entrevistado expresaba también una idea muy curiosa.

-” ...el hombre de cultura debería ser alguien capaz de excitar el discurso crítico y autocrítico de una comunidad


Leer la entrevista expresada me lleva a pensar más allá de mis necesidades e intereses. Necesito a Constantino Carenado como el comer. Él me ayuda , desde su absurdo animal, a expresar las frustraciones sobre mi mundo. No es más que el pobre recurso de un homínido pedante.

Más allá del Karma o del Darma indostánico quiero el bien para todos y como constituyo una pequeña inmundicia bípeda, tal como ustedes aunque os pese, hay que expresar el dolor y la frustración sin parar la indignación razonable que es el grito verbal sin insultos salvajes.

Estoy cansado, por ejemplo, de que siga habiendo hambre en el mundo. Harto.Estoy cansado, por ejemplo, de que el dogma del beneficio y del oportunismo cruel operen a sus anchas dentro de nuestro sistema. ¿Demonios que no saben de su condición? Hay que destaparlos, sencillamente. Delatarlos. Que se sepa lo que son, cómo son con sus actos de verdad, sin capas de chocolate mediático. Y todo esto, muy importante, sin entrar en la violencia y la rabia físicas que son terrenos donde ellos saben manejarse muy bien. No puede entrarse en su terreno maquiavélico de las guerras o guerrillas. Negativo . Si entramos ahí, como algunos indignados hacen, dejamos de ser un poco diferentes a su animalidad. Entonces nada hay que reclamar a un violento camuflado , a un bicho auténtico, si nos comportamos como él y, encima , de manera menos camuflada o astuta. Entonces ya habremos perdido la lucha ética.

A un demonio se le delata, pero no se le trata como él haría. ¡OJO! El camino de la denuncia es un camino difícil. La violencia , o el abuso, no puede ser tratado con violencia. Pagan los inocentes y se pierden los papeles. Hay demasiados ejemplos en el tiempo. La indignación es un camino de permanente equilibrio y gran paciencia. La paciencia del pesado que espera y actúa como buenamente puede. Y escribo bueno en el mejor de los sentidos y actos. La sumisión no es solución, la violencia tampoco. Denuncia, indignación, y equilibrio, sí son soluciones.

2 comentarios:

  1. "y como constituyo una pequeña inmundicia bípeda, tal como ustedes aunque os pese"

    Discurso de Carenado recibiendo el Nobel de Geología, por sus avanzados estudios del subsuelo del Tiro de Línea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También recibirá el de Literatura por su invención de la rima disonante.

      Eliminar