24 de diciembre de 2016

Navidad Y Esperanza

Ya estamos en Navidad . Queda poco tiempo para el veinticinco. Genial. Me gustan estas fechas aunque supongan recordar a los que se fueron. Me encanta que todos los años se cante a la esperanza simbolizada en el niño Jesús. Los niños son siempre el futuro y la idea “niño Jesús” lo es por excelencia. Agradezco que se le recuerde todos los años. Es una buena tradición.

No puedo entrar en los sentidos esotéricos de estos días, no tengo mucha idea sobre ellos, pero sí puedo escribir sobre la esperanza que surge ante un nuevo ciclo. Eso es lo que quiero hacer hoy. Es lo que quiero hacer durante unos renglones aunque Carenado, normalmente, sea un pesimista, o un realista, además de un gritón. Hoy no quiero gritar. No lo considero necesario.

Estas fechas siempre han sido , para mí y mi tiempo asignado, unos momentos en familia, unos momentos de reconciliación, reunión , acercamiento, amistad, amor incondicional. Si no existiesen estas fechas, habría que inventarlas. Hasta el momento han cubierto objetivos todos los años. Gracias al Todo, a la suerte, o a lo que sea. Un saludo desde aquí.

Inevitablemente toca escribir un poco sobre la esperanza y su importancia para los homínidos. Es verdad. La esperanza mantiene el barco de la vida en rumbo. Y nunca se sabe sí el rumbo será bueno o malo. La esperanza es la que tira del camino. Además, suele haber multitud de opiniones sobre el mejor rumbo posible. Las opiniones vienen y van, abundan, para que al final, a la postre, haya un destino y nuevos caminos.

En toda regla somos caminantes de la esperanza ; y por eso inventamos la navidad en el pasado o, si os gusta más, por eso nos la ofrecieron. Inventamos la navidad para tener esperanza ante el nuevo ciclo. Y la esperanza debe celebrarse con las personas queridas. Tiene mucho sentido. Debe celebrase, incluso, sin olvidar a los que no tienen esperanza.

La preciosa esperanza es mi bandera y, aprovechando estas fechas, creo que el Hombre en su conjunto y variedad tiene un buen futuro. Seremos capaces de mejorar nuestro mundo y nuestras relaciones. Estoy seguro de ello, aunque el camino no será fácil. Será interesante seguir luchando contra la entropía. Será.

Abrazos.

-->