18 de diciembre de 2016

El Uno y sus Partes.

Este mundo no debe ser de los egoístas, ni de los faltos de virtudes. Este mundo , tal como está montado actualmente, no tiene futuro porque es purgatorio o infierno para muchos. Se basa en demasiados absurdos. No debe permitirse el sufrimiento que nace de las injusticias sociales evidentes y palpables, de los actos de algunos que afectan a muchos. Es absurdo y cruel. Evidentemente, otra cosa son los sufrimientos basados en accidentes naturales. Eso es otra historia.

La actitud indignada en sí debe tener su fecha de caducidad, su conclusión. La actitud indignada debe estar destinada a desaparecer cuando la injusticias terminan. Es lo que tiene ser Uno con muchas partes. Las partes tienen que darse cuenta de que son un solo ser, y el camino parece no ser fácil.

Pensar que , tarde o temprano, los equivocados , que son los que causan dolor ajeno de forma directa o indirecta y suelen estar en el poder, cambiarán su actitud con el tiempo es un error. Hay que hacer que perciban y sopesen sus errores y actitudes recibiendo el peso de las leyes sobre ellos. Hay que reforzar negativamente su actitud ante la vida, y sobre los otros, sin ser peores que ellos mismos, claro. Tampoco se trata de ser comparables a ellos. Eso solo cambiaría unos monstruos por otros monstruos, como ha sucedido muchas veces en la historia. Además, esta justicia ideal y sus leyes deberían aplicarse en esta vida antes que en otras vidas. La idea del Karma y el Darma de los indostanos , que se aplica en vidas sucesivas justificando, por ejemplo, las castas, debe implementarse en el ciclo vital de cada humano, dado que la reencarnación y el retorno son, de momento y sin ánimo de molestar, asuntos de fe antes que evidencias empíricas. No me vale la excusa de recibir penas de ley en futuras vueltas, pues facilita demasiado el despropósito de los abusones. Suena a estafa.


Para justificar mi indignación Carenada me remito a un maestro que conocí en el colegio. Me remito a Jesus de Nazaret cuando llegó a un templo que los mercaderes habían convertido en un mercado. Se indignó y lo hizo evidente. Hay que hacer que los amados equivocados se den cuenta de su error pues el futuro más aceptable está en que Todos estemos bien. Y he escrito Todos porqué en este caso equivale a Uno.

Saludos.

Posdata: respecto al perdón está clara su viabilidad, pero con arrepentimiento.  Este asunto da para varias entradas absurdas y Carenadas. Quizás llegue con la Esperanza. Feliz Navidad. :)

1 comentario:

  1. Asociación de Antiguos Alumnos IES Galilea19/12/16 10:02

    "Para justificar mi indignación Carenada me remito a un maestro que conocí en el colegio. Me remito a Jesús de Nazaret"

    Ahora entiendo por qué te enseñaron a multiplicar en el colegio con panes y peces.

    ResponderEliminar