30 de diciembre de 2016

La Bajada de g



Corría el año dos mil dieciocho cuando, sin explicación aparente, la gravedad de la tierra bajó un cincuenta por ciento. De un momento al siguiente el valor de de g, dentro del campo gravitatorio terrestre, bajo a 4,9 m/s2. Todos los cuerpos pasaron a pesar la mitad y surgieron multitud de problemas inesperados.

Muchas maquinas comenzaban a estar sobredimensionadas. Los coches aceleraban con mayor rapidez. Los aviones necesitaban menos pista para despegar. Muchos deportes comenzaron a tener problemas y accidentes. Todos los jugadores de baloncesto podían hacer mates y daban saltos de media cancha. En el fútbol, deporte rey en Europa, los remates de cabeza se habían complicado. La inercia seguía extiendo y había que tener cuidado en saltos y piruetas. Los porteros llegaban más lejos al tirarse. La ejecución de muchas tareas se había complicando. Los científicos se pusieron a averiguar la razón , y sí esa razón era temporal o definitiva. Había cierta urgencia para realizar los cambios oportunos en los diferentes deportes y trabajos donde todo se había quedado pequeño o grande, según los casos. Muchos niños comenzaron a llegar donde antes no llegaban y en su exploración del entorno , en tanto se adaptaban, se lesionaron con algo más de frecuencia. Los médicos comenzaron a preocuparse por el sedentarismo y una posible pérdida de masa ósea y muscular globalizada. Algunos, también se preocuparon por la duración del fenómeno y, si era temporal, las consecuencias cuando volviese la gravedad normal. Había conocimiento de las consecuencias de una gravedad cero, pero no de las consecuencias de una disminución de la gravedad en la superficie terrestre y sobre los homínidos. Había mucho miedo ante las nuevas intensidades de tormentas y mareas.


Algunas personas comenzaron a tomarse el asunto como algo definitivo y aplicaron las medidas oportunas para adaptarse. Solo se observaba gente saltando en espacios abiertos. Los techos de las viviendas se habían quedado pequeños. Las marcas mundiales comenzaron a ser batidas por quinceañeros y quinceañeras. Los acróbatas adaptaron su actos circenses a las nuevas condiciones, y los circos fueron de nuevo espectáculos de masas.


Mientras la gente se adaptaba, los científicos no conseguían comprender lo que había sucedido. Muchos de ellos comenzaron a reinvestigar asuntos ya investigados, por sí habían cambiado otras constantes y leyes del mundo natural. El nivel de entretenimiento generalizado había crecido, y la idea de que vivíamos en un mundo virtual había tomado una gigantesca intensidad. La idea de que vivimos en Matrix estaba tomado más fuerza que nunca.

24 de diciembre de 2016

Navidad Y Esperanza

Ya estamos en Navidad . Queda poco tiempo para el veinticinco. Genial. Me gustan estas fechas aunque supongan recordar a los que se fueron. Me encanta que todos los años se cante a la esperanza simbolizada en el niño Jesús. Los niños son siempre el futuro y la idea “niño Jesús” lo es por excelencia. Agradezco que se le recuerde todos los años. Es una buena tradición.

No puedo entrar en los sentidos esotéricos de estos días, no tengo mucha idea sobre ellos, pero sí puedo escribir sobre la esperanza que surge ante un nuevo ciclo. Eso es lo que quiero hacer hoy. Es lo que quiero hacer durante unos renglones aunque Carenado, normalmente, sea un pesimista, o un realista, además de un gritón. Hoy no quiero gritar. No lo considero necesario.

Estas fechas siempre han sido , para mí y mi tiempo asignado, unos momentos en familia, unos momentos de reconciliación, reunión , acercamiento, amistad, amor incondicional. Si no existiesen estas fechas, habría que inventarlas. Hasta el momento han cubierto objetivos todos los años. Gracias al Todo, a la suerte, o a lo que sea. Un saludo desde aquí.

Inevitablemente toca escribir un poco sobre la esperanza y su importancia para los homínidos. Es verdad. La esperanza mantiene el barco de la vida en rumbo. Y nunca se sabe sí el rumbo será bueno o malo. La esperanza es la que tira del camino. Además, suele haber multitud de opiniones sobre el mejor rumbo posible. Las opiniones vienen y van, abundan, para que al final, a la postre, haya un destino y nuevos caminos.

En toda regla somos caminantes de la esperanza ; y por eso inventamos la navidad en el pasado o, si os gusta más, por eso nos la ofrecieron. Inventamos la navidad para tener esperanza ante el nuevo ciclo. Y la esperanza debe celebrarse con las personas queridas. Tiene mucho sentido. Debe celebrase, incluso, sin olvidar a los que no tienen esperanza.

La preciosa esperanza es mi bandera y, aprovechando estas fechas, creo que el Hombre en su conjunto y variedad tiene un buen futuro. Seremos capaces de mejorar nuestro mundo y nuestras relaciones. Estoy seguro de ello, aunque el camino no será fácil. Será interesante seguir luchando contra la entropía. Será.

Abrazos.

-->

19 de diciembre de 2016

Siembra de Cielos el 8 de Diciembre 2016

El pasado ocho de diciembre estuve por mi apreciada Aracena (Huelva). Después de comer a mi gusto observé impresionado una siembra de cielos perfecta. ¿Por qué perfecta? Porque la estelas de siembra no duraron ni cinco minutos. Alucinante. Evidentemente, tal como he dicho en entradas anteriores, insistir en este asunto de la siembra de cielos ya me hace pertenecer, directamente, al grupo de los conspiranoicos de la red. No pasa nada. No me importa esa pertenencia, pues no tengo que mantener ningún prestigio ni posición social. Un animal declarado , como un servidor, no necesita esas cosas tan crueles e infelices, siquiera en muchos sentidos. Prestigio y posición limitan mucho las hipótesis que pueden elaborarse de manera correcta. Hay que ser correcto, o correcta . Incluso hay que ser cuidadoso con lo que se hipotetiza. Cosa que no deja de sorprenderme.

Tras estas últimas observaciones que he registrado sobre el cielo de Aracena tengo que reconocer que es impresionante que las estelas duren tan poco. Ahora sí que puede decirse, o escribirse, que son de “vapor de agua” , aunque no lo sean, y toda conspiración queda resuelta ,o anulada, como sinsentido o paranoia. Buena gestión por parte de los sembradores y sus gestores. ¡Bravo por vuestra inteligencia! Vuestros pagadores estarán muy contentos. Espero que no sea la administración pública.

No obstante, si algo es Constantino Carenado de forma evidente, es que es un cabezón. Soy cabezón con seudónimo y sin él. Incluso, algunos y algunas, me llamaron obsesivo en el pasado. Es verdad. He intentado , con los años, que ese defecto sea una virtud aplicándolo a la observación de mi mundo, y a mis inventos. Ahí sí que funciona. No hay mal que por bien no venga.

Lo curioso de algunas de estas fotos , que subo al final de este texto vomitivo, es que se observa muy bien que el avión era un “cuatrimotor”... ¿Cómo? ¿Seguro? ¿Cuatro motores, o cuatro estelas de siembra? ¿Un avión cuatrimotor dejando una estela larguísima de “vapor de agua” sobre el cielo de Aracena? ¡Venga ya!

Además no estaba dentro de ninguna ruta aérea ni ascendiendo hacia ella, ni descendiendo hacia un aeropuerto. Estaba, sencilla y llanamente, sembrando cielo con el propósito que fuera o fuese. Ahí, en el asunto de lo que fumigan en plan bestia, no me voy a meter por que no tengo información directa. No tengo ni idea. La información directa que tengo está constituida por estas fotos que subo hoy. Todas están tomadas con mi cámara Nikon durante ese día 8 de diciembre. Las fotos en que se observa “el cuatrimotor” están hechas con el zoom óptico en 5 aumentos. No quise apurar con el zoom digital para no perder resolución.

Saludos.









18 de diciembre de 2016

El Uno y sus Partes.

Este mundo no debe ser de los egoístas, ni de los faltos de virtudes. Este mundo , tal como está montado actualmente, no tiene futuro porque es purgatorio o infierno para muchos. Se basa en demasiados absurdos. No debe permitirse el sufrimiento que nace de las injusticias sociales evidentes y palpables, de los actos de algunos que afectan a muchos. Es absurdo y cruel. Evidentemente, otra cosa son los sufrimientos basados en accidentes naturales. Eso es otra historia.

La actitud indignada en sí debe tener su fecha de caducidad, su conclusión. La actitud indignada debe estar destinada a desaparecer cuando la injusticias terminan. Es lo que tiene ser Uno con muchas partes. Las partes tienen que darse cuenta de que son un solo ser, y el camino parece no ser fácil.

Pensar que , tarde o temprano, los equivocados , que son los que causan dolor ajeno de forma directa o indirecta y suelen estar en el poder, cambiarán su actitud con el tiempo es un error. Hay que hacer que perciban y sopesen sus errores y actitudes recibiendo el peso de las leyes sobre ellos. Hay que reforzar negativamente su actitud ante la vida, y sobre los otros, sin ser peores que ellos mismos, claro. Tampoco se trata de ser comparables a ellos. Eso solo cambiaría unos monstruos por otros monstruos, como ha sucedido muchas veces en la historia. Además, esta justicia ideal y sus leyes deberían aplicarse en esta vida antes que en otras vidas. La idea del Karma y el Darma de los indostanos , que se aplica en vidas sucesivas justificando, por ejemplo, las castas, debe implementarse en el ciclo vital de cada humano, dado que la reencarnación y el retorno son, de momento y sin ánimo de molestar, asuntos de fe antes que evidencias empíricas. No me vale la excusa de recibir penas de ley en futuras vueltas, pues facilita demasiado el despropósito de los abusones. Suena a estafa.


Para justificar mi indignación Carenada me remito a un maestro que conocí en el colegio. Me remito a Jesus de Nazaret cuando llegó a un templo que los mercaderes habían convertido en un mercado. Se indignó y lo hizo evidente. Hay que hacer que los amados equivocados se den cuenta de su error pues el futuro más aceptable está en que Todos estemos bien. Y he escrito Todos porqué en este caso equivale a Uno.

Saludos.

Posdata: respecto al perdón está clara su viabilidad, pero con arrepentimiento.  Este asunto da para varias entradas absurdas y Carenadas. Quizás llegue con la Esperanza. Feliz Navidad. :)

Sobre los Dolores del Mundo.

En el capítulo 63, del mismo libro del señor Shopenhauer, el autor alemán expresa tras el filtro inevitable del traductor:

Según la esencia verdadera de las cosas, cada hombre debe mirar como propios todos los dolores del mundo y considerar reales hasta aquellos que no son más que posibles, mientras continúe siendo una firme voluntad de vivir, es decir, mientras afirme la vida con todas sus fuerzas...”

Entiendo, en mi animal torpeza, varias cosas que tenemos que dilucidar los críticos, los no conservadores filosóficamente hablando. Y entiéndase, inevitablemente, como persona conservadora a toda aquella que es muy reticente a los cambios de cualquier tipo. La mayoría de los hombres , y mujeres, de derechas o izquierdas ideológicas, son firmemente conservadores. Sobre todo sí está en riesgo su posición de poder adquirido, mediante el esfuerzo o el oportunismo, su imagen pública, o cualquier asunto que pueda afectar a su ego. Pocos se salvan. Pocos nos salvamos, aunque en mi caso pretenda ser un crítico. Evidentemente, tampoco se trata de ser un veleta, sino de mantener un equilibrio. Se trata de tomar un sendero que indique nuestro crítico  y constructivo camino.

Como cuando un bebé llora cuando necesita amor o comida, se hace necesario, a nivel individual pese a Maya, ser un crítico un poco gritón de injusticias. Esta justificación de una actitud incorrecta no pretende ofender al poder, ni a nadie en concreto. Solo pretende llamar la atención ante necesidades humanas que no están siendo cubiertas...pues ”...cada hombre debe mirar como propios todos los dolores del mundo...

Jacarandá tiene razón cuando comenta que desde la indignación no puede saborearse el amor, pero también es verdad que debe pararse, incluso detenerse, a los abusones de alguna manera incómoda y razonable. Lo que no es razonable es asfaltarles su egocéntrico camino. Ponérselo fácil. Facilitarles sus objetivos presumiblemente codiciosos y faltos de ética hacia el bien común. No es opción ética lavarse las manos como Pilatos. Sus objetivos egocéntricos no deben ser favorecidos con resistencia cero. Y la resistencia ética se desarrolla con la indignación , ante el abuso, y mediante la denuncia pública y justa, ante los actos cometidos sin pudor. Responsabilidad social de facto.

16 de diciembre de 2016

El Estado Perfecto, y Las Personas Generosas.

Dice Shopenhauer , cuando escribe sobre monarquía parlamentaria o república, en el libro cuarto , capitulo 62, de El mundo como voluntad y representación :

Para poder fundar un Estado perfecto, sería preciso empezar por crear seres de tal naturaleza que estuvieran siempre dispuestos a sacrificar su interés propio al de todos”...

Carenadamente escribiendo, pese a vuestra segura discrepancia, monarquía parlamentaria o república son indiferentes para el correcto funcionamiento de un estado democrático. La cosa es que los ciudadanos y sus representantes posean virtudes de sacrificio e, inevitablemente, generosidad. Como habitualmente no es el caso, honrando algunas excepciones, tenemos oligarquías, dictaduras encubiertas, o cosas parecidas. Evidentemente, el grito ante las injusticias permanentes se hace necesario aunque moleste. Ser mansos corderos sería peor para nosotros, peor para la mayoría de los ciudadanos. Los dictadores, u oligarquías, tendrían más fácil el manejo de la manada que, por otra parte, necesitan. Si las minorías en el poder no tuvieran las mayorías subyugadas de alguna forma , o manera, no existiría el arriba, que es éticamente abajo, ni el abajo, que es éticamente arriba. Sencillamente hablando, solo puede haber superiores si hay inferiores dado que sí no es el caso estamos ante un absurdo. Las jerarquías son así, si o si. Necesitan gente arriba y gente abajo. Poder.

El mismo libro también dice en su capítulo 63 :

La vista grosera del individuo está turbada por lo que los indios llaman el velo de Maya; en lugar de la cosa en sí no ve más que el fenómeno en el tiempo y en el espacio...con un modo de conocimiento tan limitado no descubre la esencia de las cosas, que es una; no ve más que los fenómenos que se presentan aislados, separados, innumerables, variados, y hasta opuestos”

Si vivimos en Maya, según Shopenhaurer y los indios de la india, se hace necesario que comencemos a acercarnos a la cosa en sí en lugar de a los fenómenos. ¿Cómo puede hacerse eso? Pues, sinceramente, por varios caminos místicos repetidos en muchas religiones del espacio-tiempo homínido: la meditación, la oración, la auto-observación, ... que nos llevan al amor al prójimo y a uno mismo. Nada nuevo que no se haya dicho o escrito. Nada fácil. La religión que sea con la que lleguemos a estos objetivos , no importa. Sí importa, y mucho, respetar las diferencias de método con que cada religión enfrenta los objetivos.

Carenadamente escribiendo decir que hay tantas religiones en el mundo porqué el hombre , todo él, busca “la esencia de las cosas , que es una” . En la búsqueda del sentido del universo y de la vida caemos en los infinitos fenómenos que rodean nuestra individualidad. Es lo que tiene ser una parte del todo.

Continuará...

Posdata: Cualquier religión que recurra a la palabra guerra , o la busque, se ha perdido en el camino. Evidentemente, ha habido muchos  errores en el tiempo. A veces parece que solo ha habido errores, pero este asunto es otra cuestión. Considero que cuando una religión se vincula al poder sobre otros, es cuando se pierde. Una religión no debe subyugar, y si lo hace se ha equivocado. Es otra cosa. 

13 de diciembre de 2016

Oligarquía Caduca.

El periódico El Mundo, desde su inevitable parcialidad, expresaba el otro día las opiniones de Rafael Argullol. En el diario impreso el 12 de noviembre de 2016 , páginas 4 y 5 de Opinión, este señor expresaba ideas muy interesantes, siquiera para mi. Durante la entrevista, realizada por Antonio Lucas, se produjeron respuestas sin desperdicio, como le gusta decir a mi amigo Elle. En diferentes momentos el entrevistado y el entrevistador expresaban:

-”La democracia , si atendemos a las etimologías griegas, es una suerte de autogobierno de la ciudadanía, mientras que la oligarquía viene a definir un poder de pocos.
- ¿Y es lo que se da en España?
- Si. Una oligarquía disfrazada de democracia...”

En otro momento el entrevistador preguntaba de nuevo:

-” ¿Y los medios de comunicación que papel están jugando en todo esto?
- Están dentro de una gran crisis no solo económica, sino de información y de proyecto. Han dejado de ser críticos y han caído muy mayoritariamente en el esquema oligárquico del que ya hemos hablado...”

Este señor , que está bañado en filosofía, reconocía también que es difícil especular hacia donde va Europa... Y sobre la legislatura de Rajoy decía sin pudor:

-” viviremos otra especie de esperpento”.

El entrevistado expresaba también una idea muy curiosa.

-” ...el hombre de cultura debería ser alguien capaz de excitar el discurso crítico y autocrítico de una comunidad


Leer la entrevista expresada me lleva a pensar más allá de mis necesidades e intereses. Necesito a Constantino Carenado como el comer. Él me ayuda , desde su absurdo animal, a expresar las frustraciones sobre mi mundo. No es más que el pobre recurso de un homínido pedante.

Más allá del Karma o del Darma indostánico quiero el bien para todos y como constituyo una pequeña inmundicia bípeda, tal como ustedes aunque os pese, hay que expresar el dolor y la frustración sin parar la indignación razonable que es el grito verbal sin insultos salvajes.

Estoy cansado, por ejemplo, de que siga habiendo hambre en el mundo. Harto.Estoy cansado, por ejemplo, de que el dogma del beneficio y del oportunismo cruel operen a sus anchas dentro de nuestro sistema. ¿Demonios que no saben de su condición? Hay que destaparlos, sencillamente. Delatarlos. Que se sepa lo que son, cómo son con sus actos de verdad, sin capas de chocolate mediático. Y todo esto, muy importante, sin entrar en la violencia y la rabia físicas que son terrenos donde ellos saben manejarse muy bien. No puede entrarse en su terreno maquiavélico de las guerras o guerrillas. Negativo . Si entramos ahí, como algunos indignados hacen, dejamos de ser un poco diferentes a su animalidad. Entonces nada hay que reclamar a un violento camuflado , a un bicho auténtico, si nos comportamos como él y, encima , de manera menos camuflada o astuta. Entonces ya habremos perdido la lucha ética.

A un demonio se le delata, pero no se le trata como él haría. ¡OJO! El camino de la denuncia es un camino difícil. La violencia , o el abuso, no puede ser tratado con violencia. Pagan los inocentes y se pierden los papeles. Hay demasiados ejemplos en el tiempo. La indignación es un camino de permanente equilibrio y gran paciencia. La paciencia del pesado que espera y actúa como buenamente puede. Y escribo bueno en el mejor de los sentidos y actos. La sumisión no es solución, la violencia tampoco. Denuncia, indignación, y equilibrio, sí son soluciones.

11 de diciembre de 2016

Iluso Constantino 2/2


¿Estamos en el infierno? ¿Es esto el purgatorio? ¿Es esto el cielo? ¿ Somos universos interiores de un universo exterior? ¿Somos Uno? …

Soy incapaz de responder a estas preguntas, y a muchas otras. No obstante necesito a Constantino Carenado para que indique injusticias observadas y sentidas. Es lo que tiene ser un voluntario frustrado, y fracasado, que observa un mundo que no mejora y en el que se roba a destajo.

La vida no me va mal, pues podría irme peor, pero me afecta el bienestar de la mayoría. Quiero, deseo, el bien ajeno y el bien propio, el bienestar de todos sin falta. Y eso, desgraciadamente, debe iniciarse mediante el grito hacia los abusones. No puedo permitir que los abusones campen a sus anchas en el mundo, para que todo siga igual. Esa no es solución a los problemas de la mayoría de las personas.

Evidentemente, además de gritar injusticias, hay que hacer el bien a los demás. Por eso Carenado grita injusticias y aporta ideas gratis. Carenado escribe y piensa como puede dentro de un mundo imperfecto lleno de bichos-hombre. Y cada bicho hombre representa una parte de la gran forma de nuestra comunidad. Carenado quiere una comunidad, un estado, donde las buenas personas de verdad tengan el poder real con el que apoyar a los demás en el camino de la vida. Carenado quiere , ansía , buenas personas que estén más allá de su ego, de sus egos, y de su soberbia. Carenado es un indignado iluso o, simplemente, un artista frustrado, un científico loco. 

Carenado solo intenta ser lo mejor de sí mismo sin dejarse aplastar por otras voluntades. Las voluntades deben negociar entre iguales, no subyugar . ¿Será Carenado un anarquista? No lo creo. Lo veo más bien como un indignado perpetuo que intenta ser bueno, pero no tonto. Difícil equilibrio entre tantos bichos. Pobre Carenado.

Iluso Constantino 1/2



Con tanta indignación en el tiempo este entorno, y su autor, pueden parecer tóxicos para algunas personas. Lo siento. Considero el grito como un elemento vital , y necesario, mientras haya injusticias que expresar. La indignación es el umbral máximo al que puedo llegar en un mundo básicamente cruel e injusto. Estoy cansado de tantas injusticias. Estoy harto.

El grito es mi escape más allá del cual no estoy dispuesto a llegar. Esta idea la he repetido muchas veces en este entorno gris que antes fue amarillo. De vez en cuando, tal como hoy, me gusta refrescar esta recurrencia tan propia de este entorno.

A Jacarandá, un encanto entre encantos, no le gusta Constantino Carenado y lo entiendo. Pero en un mundo de pequeños demonios que se creen Santos , conozco muchos, hay que evitar conformismos. El conformismo no ayuda a que el mundo cambie, y aunque gritar siempre no es una solución, gritar de vez en cuando sí que vale. Eso es los que hace Constantino Carenado.

Los gritos discutibles de Constantino Carenado solo pretenden proclamar injusticias para que sean más vistas, o posiblemente vistas, en el mundo de los bichos humanos, en los mundos internos y externos. Es necesario manifestar las injusticias para que los poderes fácticos tomen medidas más justas para la mayoría.

Un amigo chino me dijo el otro día que los españoles nos quejamos mucho . Los chinos, para mí, se quejan poco. Relatividad. Últimamente, con la idea manoseada de que estamos en la tercera guerra mundial, o guerra contra el terrorismo, parece que vivimos en un infierno. Hasta parece feo que ideas locales y proteccionistas intenten frenar la pecaminosa globalización, cuando la globalización , con sus deslocalizaciones, solo ha traído miseria y paro a los países con “mano de obra cara”. Y todo esto sin tener en cuenta la automatización de muchos procesos productivos para minimizar la pérdida de empleos con deslocalizaciones más profundas, y manteniendo precios competitivos. Crisis neoliberal. Crisis para muchos, aunque no para todos. Absurdo antropomorfo.

Continuará.

-->

Pequeñas Inmundicias. Caso 4.



Respecto al caso cuarto, que puedo relatar con libertad mientras me dejen, se hace evidente que también afectó a otro amigo, a un amigo diferente a los anteriores. No va a tocarle siempre al mismo. ¡Pobrecito! ¡Qué Karma tendría según los indostanos!

La cosa, el hecho, es que le visitaron dos técnicos teóricos de una compañía gasista para revisar la instalación y el contador. Entre charlas y derivaciones este querido amigo pagó una factura de 150 euros , que incluía el CIF del instalador y especificaba el concepto siguiente:

-Revisión de instalación y contador de gas.

Los técnicos se marcharon y le dejaron un precioso papel adhesivo, y de aluminio, en el tubo de entrada al contador. ¡ Qué bonito! Poco después, el estafado pese a su ego y edad, llamó a la compañía gasista para confirmar la revisión pues, curiosamente, estaba esperándola desde hacia tiempo. La compañía le dijo que sus instaladores y técnicos nunca cobraban en metálico. Incluso, el teleoperador le comentó que la revisión de la instalación y del contador era gratuita. Quedó patente que había sido estafado.

Indignado, mosqueado, y otros -ados, decidió buscar la empresa que aparecía en la factura y la encontró aunque, siendo una casa, no le dejaron entrar. Movió papeles e intentó por muchos medios recuperar lo estafado. No lo consiguió. Tampoco le interesaba contratar un abogado porque le iba a salir más caro el collar que el perro.

A fecha de hoy se le ha pasado el berrinche y tiene ciento cincuenta euros menos en su haber. Vuelve a darse el caso de un fraude, o estafa, en el que por su cuantía no compensa que se le aplique ni juicio, ni ley , ni pena. Este evento constata de nuevo la existencia de brechas en nuestro sistema legislativo. El ladrón de poca monta tiene campo de robo entre las grietas de un sistema donde él campa a sus anchas. No tiene miedo al castigo por su inviabilidad económica, tras el balance de cuentas de la víctima. Error.

Posdata: que escriba sobre pequeños ladrones no significa que no opine sobre los grandes. También son repelentes, aunque me parezcan más lejanos. Este entorno repugna de ladrones grandes y pequeños. 

9 de diciembre de 2016

Pequeñas Inmundicias. Caso 3.


El caso tres es más antiguo que el dos y el uno, pero ha llegado a mis oídos recientemente, un poco antes que el dichoso caso uno, que ha iniciado esta secuencia de entradas indignadas ante los sinvergüenzas de poca monta.

Una amiga apreciada nos relató a Jacarandá y a mí lo que sigue. Hace muchos años, cuando aún existía la peseta -que tiempos aquellos-, el hermano de la amiga de Jacarandá y mía, nuestra amiga, falleció por problemas largos con el azúcar. Una desgracia familiar que ella afrontó de la mejor manera que pudo. Tiró hacia adelante, único lugar constructivo y posible entre los posibles cuando estos problemas arriban. Gracias por no tomar otros.

Tras el sepelio resultó que el difunto tenía testamento y le había dejado lo que tenía a ella, a su hermana. Lógicamente , nuestra amiga eligió un notario para gestionar el papeleo necesario y, en primera instancia, todo fue bastante bien hasta que poco después de firmar los documentos le llegó un impuesto inesperado de algo más de trescientas mil pesetas. Asustada acudió nuevamente al notario que , tras varios debates sobre el origen del error, accedió a pagar el impuesto inesperado y recuperar la cuantía cuando se lo devolviesen a ella tras la reclamación efectuada a la administración.  Mientras tanto, mientras duró el litigio planteado a la administración pública, lo heredado quedó congelado en el tiempo.

Cinco años después, la administración devolvió los cuartos a nuestra amiga y ella, conforme a lo acordado con el notario, le devolvió el dinero. Tras la recepción de lo prestado el hombre que da fe, y firma, descongeló lo bloqueado, o desbloqueó lo congelado.

Durante la parte final del proceso nuestra querida amiga descubrió , para su sorpresa y amargura, que la devolución del impuesto en litigio no tenía nada que ver con el bloqueo en el acceso, por ejemplo, a la cuenta bancaria de su difunto hermano. Parece ser que el notario expresó la congelación ficticia del testamento para garantizarse la devolución del dinero que había puesto. Así ,cuando nuestra amiga recibiese el dinero del litigio, él recibiría lo prestado y desbloquearía el testamento, tal como finalmente sucedió.

En resumen, por intereses particulares y desconfianza, el notario bloqueó durante cinco años el acceso de nuestra amiga a sus bienes heredados.