22 de octubre de 2016

Dentro del Sistema 4. Postolimpismo

Inevitablemente, siquera de momento, vivimos en una dictadura encubierta que, todo hay que decirlo, es mejor  que otras dictaduras anteriores pues, por ejemplo, permite la circulación de ideas diversas dentro de sí. Menos mal.

El sistema que tenemos está basado en un dogma,  entre varios, que voy a llamar : Dogma de la posición según la posesión. Un error más entre muchos. Además, para más inri, esta idea-dogma crece en todos los ramales sociales reproduciéndose en muchas estructuras organizativas. Ejemplos:

-        Si posees reconocimiento social puedes poseer posición social.
-        Si posees dinero, puedes poseer posición social.
-        Si posees un buen cuerpo, puedes poseer posición social (y si no a coger coquinas).

Y un dogma parecido, o primo hermano, sería el de la posesión según el sacrificio:

-        Si posees capacidad de ahorro, puedes poseer seguridad en el tiempo de la sociedad.
-        Si posees un buen trabajo, puedes poseer seguridad en el tiempo de la sociedad.

Nuestro sistema, del que puedo escribir desde dentro porqué lo conozco, es muy mejorable, a parte de deplorable. Una de las primeras tareas que habría que desarrollar sería favorecer, en lugar de entorpecer, que la gente pueda realizarse con tareas que le permitan el acceso a recursos con los que poder moverse dentro del sistema con dignidad.

Que en nuestro sistema, como ya se vió prospectivamente en el pasado, vaya aumentando la automatización de la producción , junto a la deslocalización de las industrias en muchos lugares, ha provocado graves consecuencias laborales dado que hay otro dogma , o idea tóxica, que impera en todo el mundo empresarial por mucho que intenten enmascararlo con dulzainas. Se trata del dogma tóxico del máximo beneficio a cualquier precio social u homínido. Psicopatía en toda regla.

También impera el dogma de aprovechar la posición de poder para sacar tajada, o beneficiar a unos pocos. O el dogma olímpico que, pese a su elegancia histórica, se ha quedado arcaico. Habría que comenzar a pensar en un dogma más constructivo, en un dogma postolímpico y revisable.


Continuará

2 comentarios:

  1. Con Ferrero Roché nos ha conquistado23/10/16 14:28

    "Si posees un buen cuerpo, puedes poseer posición social"

    En tu caso, a pesar de tener un cuerpo danone, no tienes posición social porque en la última recepción consular a la que te invitaron propusiste amenizar la velada con un concurso de cuescos, y al embajador alemán no le sentó bien que le dieras una paliza en la modalidad ráfaga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparte de que se lavó los pies en el cuenco del ponche.

      Eliminar