22 de octubre de 2016

Dentro del Sistema 3. Injusto.

Retomando ideas de las entradas anteriores iniciar este artículo expresando que los dogmas presentes, incluso los futuros, están repletos , y estarán, de ideas conservadoras. Los dogmas de cualquier tipo son grupos solidos de argumentaciones estructuradas que no son receptivos a los cambios, a las nuevas ideas constructivas desde visiones externas al propio dogma. Por eso los dogmas son inevitablemente conservadores. Es su condición , una condición que tiene sus ventajas e inconvenientes.

Con todas estas proposiciones que he titulado “Dentro del Sistema” solo pretendo dar una respuesta a la pregunta (*) que ya enuncié en el primer artículo de esta nueva saga o secuencia de reflexiones Carenadas.

Es evidente que los humanos nos hemos movido siempre con recursos limitados y, en ocasiones, precarios e inexistentes (hambre). También es perogrullada expresar que la búsquda de recursos ha justificado guerras y , aún hoy, sigue justificándolas. Nuevo error del sistema. Barbarie y barbaridad.

Como es lógico, la limitación de recursos no obliga, en principio, al robo ni al enriquecimiento de unos a costa de otros, básicamente porque la concentración de recursos en pocas manos no es una buena idea para la mayoría, aunque sea una idea muy extendida y segregacionista. Además, dicha concentración es peor cuando se conocen las limitaciones psíquicas del animal-hombre. Esas limitaciones donde fácilmente, por ejemplo, unos homínidos se consideran superiores a otros. Nuevo error catastrófico.

Si queremos un futuro lleno de buenas ideas se hace necesario, casi obligatorio, mejorar la distribución de los limitados recursos, sean cuales sean. ¿Por qué? Porque muchos individuos pensando, o teniendo tiempo para ello, generarían más ideas desde ellos mismos, aportando al sistema su valor. El exito de un sistema así sería una cuestión puramente estadística. También sería importante que los miembros del sistema fuesen libres y muy considerados con los demás seres. ¿Utopía? ¿Libertad sin libertinaje?

Para mejorar nuestra convivencia sería muy necesario conocer las limitaciones de nuestros sentimientos y su influencia en la construción o destrucción de cosas y seres. Construir es más eficiente desde una visión ética del universo de los seres y  , si hay errores, se remodela el sistema, se recicla, se reconstruye, se modifica hacia el bien de la mayoría. Nada nuevo.

Evidentemente, el sistema socioeconómico que tenemos es muy deficitario e injusto. No responde la la pregunta asterísco (*). No la satisface ni de refilón.


Continuará

2 comentarios:

  1. Cousas que pasan22/10/16 9:46

    Obligan a Carenado a salirse del sistema (solar).

    ResponderEliminar
  2. Los sembradores de nubes se han pasao, tocayo.

    ResponderEliminar